Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 s 11 s 2007 HISTÓRICA VISITA DE LOS REYES A CEUTA Y MELILLA LAS CIUDADES DE LAS TRES CULTURAS ESPAÑA 15 La Melilla de los 1.100 hebreos La convivencia pacífica forma parte del ADN de Melilla. Las buenas relaciones entre judíos y musulmanes se escenifican cuando coinciden en el calendario sus grandes fiestas POR LORENA SEBASTIÁN MELILLA. Los musulmanes y judíos melillenses son españoles y, siendo españoles, asumen perfectamente que el Rey visite la ciudad Así hablaba ayer el presidente de la comunidad hebrea de Melilla, Salomón Benzaquén, quien descartó totalmente cualquier tipo de enfrentamiento entre comunidades religiosas, a pesar de que algunos se empeñen en separar la unión existente entre hebreos, musulmanes, hindúes, gitanos y cristianos de la ciudad norteafricana. Benzaquén destacó ayer que la visita de Don Juan Carlos y Doña Sofía es un deseo cumplido y que, como cualquier español entregado a la sociedad es un acto positivo para todo aquel que viva en Melilla, independientemente de su religión. En la actualidad, los hebreos suponen el 1,6 por ciento de la población y suman un total de 1.100 personas, pero su escaso número no resta importancia a las tradiciones, a pesar de que la comunidad cristiana y musulmana son las mayoritarias en la ciudad. El hecho de que algunos marroquíes no estén de acuerdo con la visita de Sus Majestades no preocupa a la comunidad hebrea, que se siente unida a los musulmanes de la ciudad por su españolidad y su larga historia de convivencia pacífica. De hecho, comentó, esto no va a afectar a la relación entre comunidades Los rezos en la sinagoga forman parte de la vida cotidiana de Melilla Los hebreos melillenses basan su economía principalmente en el comercio y la empresa, cuentan con seis sinagogas y son la tercera comunidad religiosa en cuanto a número de adeptos. Las fiestas judías se basan en hechos históricos o religiosos vividos por el pueblo y existen dos grupos de festividades: las prescritas por la Torá y las de institución rabínica nacidas de costumbres o tradiciones populares. Las fiestas de esta comunidad, como pasa con los musulmanes, no tienen fecha fija en el calendario solar, porque el calendario hebreo se basa en la luna para contar los meses, pero el cálculo de los años viene determinado por el sol. Por ello, cada dos o tres años se le añade un mes al año para igualarlo con el calendario solar de 365 días. En nume- ABC rosas ocasiones, las fiestas hebreas han coincidido con la Navidad cristiana y la Pascua Grande de los musulmanes, ocasión que aprovechan los melillenses para compartir en armonía la gastronomía y las costumbres de los demás. Por ello, la Ciudad Autónoma, a través de la Consejería de Cultura, suele aportar presupuestos conjuntos para la celebración de estas fechas.