Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 7 s 11 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero El ejemplo de Gales MANIPULACIONES l Rey, modelo de autoridad internacional. Zapatero, cogido con sus manipulaciones en la mano. A la luz de la actualidad española y americana, de hoy y mañana, La Nación destaca un artículo de Joaquín Morales Solá, que afirma: El rey Juan Carlos está atravesando en España un complicado momento político, atenazado por la impugnación de sectores ultranacionalistas y grupos de ultraderecha. El monarca ha dejado trascender que le incomodan más estos últimos que las obvias objeciones del rancio nacionalismo Morales Solá estima que la figura y autoridad del Rey van más mucho más allá de las fronteras nacionales: Los americanos tienen ahora la oportunidad de demostrar que el rey no es sólo una autoridad constitucional en España, cuyo papel se encuentra por encima de las facciones políticas. También es una autoridad moral en América Desde otra óptica, Ceuta y Melilla se perciben en las Américas y Europa como armas electorales arrojadizas. El New York Times cita a Haizam Amira Fernández, especialista en asuntos árabes y mediterráneos: Rabat se sirve de Ceuta y Melilla para distraer a su opinión pública de otros problemas políticos internos, con un peligroso juego Por su parte, Le Monde razona: La proximidad de las próximas elecciones generales explica sin duda la decisión de Rodríguez Zapatero Liberation insiste en la manipulación de Estado: Zapatero ha hecho algunos cálculos electorales. La visita del Rey le permite jugar la carta patriótica para salvarse de las acusaciones de antiespañol Agora Vox concluye: Habría que preguntarse si ha sido muy sensato, por parte de Zapatero, aconsejar tal viaje a Sus Majestades En otro terreno, Wall Street Journal publica un artículo titulado Inquisición vasca para evocar los problemas de la imposición obligatoria del euskera en el País vasco, que Joseba Arregui resume de este modo: Cuando se impone una lengua se crea un círculo diabólico de imposición y chantaje MAJESTAD Y E Motivos personales me han llevado a conocer Gales. Me ha sorprendido gratamente su concepción positiva del bilingüismo: consideran que disponer de dos lenguas, inglés y galés, es un motivo de fortaleza y enriquecimiento cultural En Gales, desde las señales de tráfico y la toponimia a los impresos de la administración y los carteles de los edificios públicos, todos están escritos en las dos lenguas. Sólo hace falta pasarse por las carreteras de Cataluña o cualquier oficina de la Generalidad para comprobar que de carteles bilingües, nada, sino que todo está sólo en catalán y la lengua de la mitad de los ciudadanos es sistemáticamente excluida. Me gustaría que los políticos catalanes contemplaran el hecho de tener dos lenguas no como algo negativo y amenazador, como muchas veces lo presentan, sino como un activo positivo y una riqueza, y respetaran en sus actuaciones esta diversidad lingüística, siguiendo el magnífico ejemplo de Gales. Carmen B. Fernández Barcelona Yo estuve en el Bernabéu Pues sí. Hace ahora veinticinco años que Juan Pablo II se reunió con los jóvenes en el estadio Santiago Bernabéu en aquel histórico primer viaje que hizo a España. Yo estuve allí; como buen aficionado al fútbol esperaba, quizás, una tarde- noche en la que la grada herviría como en sus mejores momentos. Pero fue otra cosa. De pronto, los cientos de miles de jóvenes que estábamos en el campo y en las calles aledañas nos quedamos callados. Y el Papa empezó a hablarnos a los jóvenes de entonces. A cada uno de nosotros. Aquella tarde, Juan Pablo II nos dijo que éramos la esperanza de la Iglesia, no menos que de la sociedad Nos auguró que dentro de no muchos años descansarían en gran parte sobre nosotros. Y tenía razón. Aquella tarde Juan Pablo II nos propuso vencer al mal con el bien siendo dignamente sencillos en un mundo que paga cualquier precio al poder; teniendo un corazón limpio entre quien juzga o actúa sólo en términos de sexo, de apariencia o hipocresía; luchando por la justicia ante la explotación del hombre por el hombre o de una nación por otra; amando al enemigo con misericordia generosa en lugar de buscar la venganza y apoyándonos en el consuelo y ejemplo de Cristo y en el amor al hombre hermano, sin perder la esperanza en medio del dolor y las dificultades. Y concluyó: Entonces os convertiréis en transformadores eficaces y radicales del mundo y en constructores de la nueva civilización del amor, de la verdad, de la justicia, que Cristo trae como mensaje Hoy, veinticinco años después, aquellos jóvenes ejercemos nuestras responsabilidades familiares, profesionales y sociales, tomando las decisiones necesarias en la educación de nuestros hijos, o en la empresa, o en la asociación cultural de turno. Sirvan estas líneas para recordar que ya nos toca transmitir lo aprendido a los jóvenes de hoy. Y si como rezaba hace unos días un titular de prensa, la esperanza de vida está en torno a los ochenta años, tenemos otros veinticinco para hacerlo. Juan López Martínez. Madrid Esperado viaje Necesario y esperado el viaje a Ceuta y Melilla por parte de los Reyes. Ambas ciudades autónomas jamás han pertenecido a Marruecos. Cuando pasaron a formar parte de la Corona española, el Reino de Marruecos no existía como tal. Ceuta se incorporó al territorio español en 1581 y Melilla en 1497, con la reconquista cristiana. Las banderas españolas durante la visita de Sus Majestades se han visto por todas partes. La españolidad de estas dos plazas en el norte de África es indiscutible; no se trata de expolio alguno, como desde Marruecos han querido hacernos creer. Adrián Fernández Rodríguez Leganés (Madrid) a sacerdotes o religiosos, cuyo único delito era haber vestido un hábito. ¿Se anularán esas sentencias? Tampoco, acerca de indemnizaciones a órdenes y congregaciones religiosas por la destrucción de muchos de sus inmuebles, quema de bibliotecas... y, ante todo, por las vidas humanas de que se las privó sin proceso alguno o con un juiciofarsa. Sé que finalmente queda mención de la sañuda persecución religiosa; pero, ¿en qué se va a traducir? Tampoco he visto ninguna promesa de indemnización a familias muy humildes que fueron completamente arruinadas por repetidos atracos de los que en mi tierra cántabra llamábamos emboscados (maquis) ¿A esas familias no las asiste ningún derecho? ¿Los maquis eran simplemente los buenos y sus víctimas los malos? Se ha hablado mucho de desenterrar a los de las cunetas, pero no he oído nada respecto de la búsqueda de varios allegados míos sepultados en las fosas de Paracuellos de Jarama. Los asesinados por los republicanos y amontonados en sus fosas comunes, ¿no se merecen consideración? Finalmente, entrando en un tema de más calado, por todas partes ha ido apareciendo la palabra dignidad restituir la dignidad dar una sepultura digna Sí, todo ser humano tiene una dignidad ontológica inalienable; pero a nivel ético no todos somos igualmente respetables. Quizás quienes mutilaron y luego abrieron en canal al diácono andaluz recientemente beatificado, Don Juan Duarte, tuvieron que pagar con sus vidas, si es que fueron encontrados y juzgados al acabar la contienda; pero no es equiparable la muerte de los culpables e inhumanos carniceros a la del joven seminarista inocente, por más que él, con generosidad cristiana que le ennoblece, los haya perdonado. En asunto de dignidad hay mucho que distinguir; y no me consta que el sobrino del mártir mencionado, redactor del reciente texto legal, haya afinado en este punto. Mucho me temo que la Memoria Histórica haya quedado bastante desmemoriada; cuando todo vale igual, lo que se constata es pura ausencia de valores. Severiano Blanco Madrid Moratinos y el cante Así es el Gobierno Zapatero. Mientras la diplomacia francesa trabajaba para resolver la crisis con el Chad, que afectaba y afecta a personas concretas, Moratinos asistía a una fiesta flamenca en Marruecos. País, por cierto, que nos retira al embajador sine die y con el que mantenemos, según el Gobierno socialista, unas excelentes relaciones. Menos mal, si fuera malas no sé qué pasaría. Gracias al presidente francés, Nicolas Sarkozy, las azafatas españolas están liberadas. Si no, todavía estarían esperando a que El Lebrijano acabara sus soleares para ser atendidas por nuestra diplomacia. La implicación personal de Nicolas Sarkozy contrasta con la pasividad, la inoperancia de Zapatero. Eso sí, el señor del talante y la sonrisa aparece en la foto porque es, ¡eso muy fotogénico. Daniel Danta Carmona Sevilla Hay que ampliar memoria La expresión, propia de la informática, debería convertirse en programa de discusiones parlamentarias. Los medios informativos nos vienen explicando en estos días el articulado de la ley de Memoria Histórica recientemente aprobada en las Cortes: anulación de juicios franquistas, búsqueda de restos en fosas comunes, indemnizaciones al maquis... No he podido oír ni leer nada sobre la anulación de juicios realizados por los tribunales populares de la República