Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 7 s 11 s 2007 ABC AD LIBITUM QUE TE VAS... PORQUE ESTÁS VISTO Y NO VISTO CUARENTA VECES 39 AÑOS mas, la abyección y el heroísmo) publicado por Cuadernos LLÁ por 1920, unodenuestros escritores másentrepara el Diálogo en la primavera del 76: tenidos recibió en su piso madrileño la visita de un- -Creo firmemente que mientras existan gentes como pobre asesino que abrigaba el extraño propósito de Alexandre Solzhenitsin perdurarán y deben perdurar los matar a un frutero de los Cuatro Caminos. campos de concentración. Tal vez deberían estar un poco- -Perdone usted. Vengo a verlo porque me han dicho mejor custodiados a fin de que personas como Solzhenitque es usted un intelectual. Soy un modesto asesino y necesin, en tanto adquirieran un poco de educación, no puedan sito un intelectual a todo trance. Un cerebro. salira lacalle. Pero una vez cometido elerrordedejarles sa- -Pero usted mismo tiene uno de esos magníficos cerelir, nada me parece más higiénico que las entidabros de criminal nato que ha estudiado minuciosades soviéticas (cuyos gustos y criterios respecto a mente, en Italia, el profesor Lombroso- -repuso el los escritores rusos subversivos comparto con freescritor. cuencia) busquen el modo de sacudirse semejante- -Yo carezco de cerebro, señor mío- -insistió el peste. asesino- ¿Es que no lee usted la Prensa conserva ¿Tiene autor intelectual nuestra memoria hisdora? Los asesinos no somos más que brazos, instórica, esa revolución pendiente? Entre los sucesitrumentos que ejecutan las ideas de otros hombres. vos escolios de Nicolás Gómez Dávila está el de que En tiempos del señor Lombroso, cuando quería la falsificación del pasado es la manera como la izmos trabajar, buscábamos un cuchillo, un revólver IGNACIO o un hacha. Hoy, en cambio, buscamos un cerebro. RUIZ- QUINTANO quierda ha pretendido elaborar el futuro rematado con una verdad en números redondos: El cerebro es nuestra herramienta. Yo quiero asesi- -Lo que consuela de la insolencia del hoy con el pasado nar a un frutero, pero antes de ponerme a la obra necesito es la previsible insolencia del mañana con el hoy. un cerebroque me sugiera la idea. Por esovenía averloa usHoy se le puede sacar a un pueblo lo que se quiera, siemted. Pero ya veo que es usted un Tartufo. pre que la socaliña se haga en vocabulario de izquierda: En un país en quelos intelectuales se siguen cotizando a Su- e- ño, ca- ri- ño, ma- ña- na, com- pa- ñe- ris- mo, Es- pa- ña... menos que los conejos, este chascarrillo podría explicar la Estacursilería revolucionariadeRodríguez eshija deaqueperra que algunos han cogido con la autoría intelectual del lla España cercada internacionalmente por las fuerzas de crimen de los trenes que revolucionó a la democracia espaprogreso, que la habían declarado un peligro para la paz ñola. ¿Quéhabríasido dela tomadelaBastilla- -apenas memundial ya que, con ayuda de técnicos alemanes, fabricadia docena de presos de delitos comunes- -sin una autoría ba bombas atómicas en las cercanías de Ocaña, según los intelectual? Después de todo, Pemán tenía razón: Nadie datos proporcionados por OscarLange, un Rubalcaba polaha asaltado nunca un trono. Las revoluciones son mucho co destinado en la Onu. Pero sabemos que Rodríguez ya ha más cuesta debajo de un poder que se entrega, que no cuesredactado (y no olvidemos que Rodríguez juega- -no golta arriba de una fuerza que asalta. Las revoluciones no son pea- -con las palabras) el preámbulo revolucionario de la un heroísmo de los que llegan, sino una dejadez de los que flamante memoria histórica, de la cual, escarbando, escarse van. bando, puede hallarse algún fundamento intelectual en un Pensemos, por ejemplo, en la revolución del talante, juego de palabras bíblico que la laica Pasionaria la guemantra de la izquierda de nuestros días, inspirado en el lerra no ha terminado hizo para el semanario italiano Il ma zapateril jugar con las palabras, no golpear con ellas Borghese en el verano del 74: ¿Tiene autor intelectual el talante? Sí, y el más intelectual- -Hemos esperado durante 39 años, y esperaremos alde todos: el ogro de la Generación Pisuerga, Juan Benet, augún año más, pero después nuestra venganza durará cuator de un piadoso alegato progresista sobre Solzhenitsin renta veces 39 años. Se lo prometo. (testigo del sufrimiento humano en sus dos notas extre- AS derrotas- -decían los sabios griegos- cuando no son más abundantes que las musas, tienen mayor valor pedagógico que una gran victoria. Supongo que los nuevos modos desplegados en la enseñanza han trastocado algunos conceptos de ese corte y nos basta con contemplar a José María Aznar para comprobar que, pleno de vigor y de entusiasmo, no pierde ocasión para desmentir esos aforismos del pasado. En el acto de presentación de su último libro, Cartas a un joven español el ex presidente del Gobierno volvió a la carga con sus teorías conspiratorias y, además de subraM. MARTÍN yar una pretendida anaFERRAND logía entre ETA y el terrorismo islámico, afirmó sin fisuras para interpretaciones equívocas que los autores del 11- M buscaban la derrota de su Gobierno. Si yo fuera Mariano Rajoy y, además, supiera tocar la guitarra y entonar una ranchera de las clásicas, de las que ponen de punta los pelos del alma, iría bajo el balcón que el refundador del PP tiene en FAES para cantarle el No me amenaces del inolvidable José Alfredo Jiménez. Incluso valdría para el caso la versión más light y amorosa que Julio Iglesias hizo de la canción. Porque estás que te vas y te vas y te vas y te vas y te vas y te vas y no te has ido... Ahí podría entrar, si lo tuviera, el coro de voces leales y fervorosas del gallego para reforzar el nunca rotundo y jamás conminatorio tono de voz de su líder. A poco más de 120 días de unas elecciones trascendentales, tras las que uno de los dos grandes partidos políticos de ámbito nacional tendrá que cambiar de líder y vivir una difícil y compleja depuración de modos y selección de dirigentes, no es cosa de andarse con encajes de bolillos y llenar el aire de dudas y cuestiones que, contra corrientes y sentencias, insisten en lo que ya pocos creen. José Luis Rodríguez Zapatero, como bien ha visto Juan Luis Cebrián, está dispuesto a asesinar la ortografía para ganar unas elecciones pero Aznar, que ni tan siquiera se presenta a ellas, en perjuicio del heredero al que designó con propio dedazo, quiere acabar con el sentido común. Camino ya del cuarto aniversario del 11- M, después de una sentencia que, al margen de interpretaciones- -gratuitas o de pago- centra y cierra la interpretación de aquella malhadada masacre, parece insensato seguir usando la memoria de dos centenares de muertos como maza para la agresión política. Se entiende en quienes, por su responsabilidad y sus errores en aquellos días, no consiguen sacudirse la memoria de los hechos y, si se quiere, también en José María Aznar. ¿Cómo puede pasarle algo así- -debe preguntarse con frecuencia- -a un tipo tan listo como yo? Pero, ¿no hay nadie en el PP, cerca de Rajoy y consciente de lo que se les viene encima, que pueda entender que esa vaca ya no da más leche? L A -He conseguido ministros intercambiables. Moratinos en Fomento lo haría igual que Magdalena Álvarez, y con ella en Exteriores no echaríamos en falta a Moratinos.