Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6- -11- -2007 MADRID 57 Voces discordantes a las puertas del nuevo Ayuntamiento de Madrid La oposición ha criticado mucho el traslado municipal. Desde el PSOE, porque consideran que es un despilfarro; desde IU, además, achacan a la operación altas dosis de oscurantismo: no se les ha informado de cuándo ni cómo iba a realizarse el traslado, aseguran. La remodelación del Palacio de Cibeles va a costar, en su conjunto, 70 millones de euros, según el Gobierno municipal. La oposición, sin embargo, considera que se alcanzarán los 400 millones, y calcula que hay otras prioridades que atajar. El presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, Ignacio Murgui, indicó ayer que todo lo que sea dignificar el Ayuntamiento está bien aunque recordó que también hay que tener en cuenta necesidades reales de los madrileños, como las escuelas infantiles. Por su parte, desde UGT criticaron la falta de medidas de seguridad que dicen haber advertido en el flamante edificio. sala de juntas- -decorada con diez pinturas modernas y con un busto del rey traído de la Casa de la Villa. La original escalera de honor, recién restaurada- -de mármol y con impresionantes tallas en su zona superior- -conduce a esta planta, y también comunica con la inmediatamente inferior, donde se encuentra el salón de actos. Ahí sí que hay grandiosidad: la del edificio tal y como lo concibieron en su día Antonio Palacios y Otamendi, pero adaptado al siglo XXI. Vidrieras originales del artesano francés Maumejean y, de nuevo, el cuero blanco, que es la tónica dominante de esta ala del edificio. El resto de las salas son de trabajo: son amplias, bien iluminadas por luz natural y en apariencia funcionales. Aunque ayer, primer día de una mudanza complicada, aún quedaban cables por atar y cajas por desembalar. Cada mesa tenía un número: el que marcaba a los distintos funcionarios- -unos 700 en total- -el lugar que deberán ocupar a partir de ahora. Algunos ya habían dejado ayer su sello personal: una foto de familia, un peluche o un jarrón con una flor. La zona que ahora se ha habilitado ocupa alrededor de 24.000 metros cuadrados, de los 66.000 totales con que cuenta el edificio. Sus obras corresponden a una primera fase que ahora debe continuar por el resto del edificio- -la zona que en su día será abierta al público y permitirá acceder a un mirador sobre la ciudad, a la altura de la sexta planta- En esta segunda fase- -que no estará terminada hasta la primavera de 2009, si se cumplen las previsiones- -habrá también una enorme sala de exposiciones en el patio actual, que se cubrirá con una lámina de acero y cristal. Allí, en el Salón de Villa, está previsto que se celebren todo tipo de actos públicos, culturales y lúdicos. Las condiciones de la sala permitirán su uso en cualquier época del año y casi a cualquier hora, sin que la meteorología suponga un problema. Y en lo que fue la sala de batalla -donde llegaban las sacas de cartas de toda España y se procedía, en unas enormes mesas, a su primera clasificación- -se está construyendo en la actualidad el nuevo salón de plenos, que ocupará 1.179 metros cuadrados y se dispondrá en dos alturas: una, en forma de U, para los concejales, y una segunda, por encima, para el público que asista al pleno. A ello se unirá un ascensor panorámico que llevará a los ciudadanos hasta la sexta planta, donde se abrirá una cafetería con uno de los miradores más espectaculares de la ciudad. Sobre él, en la torreta central del edificio, aún habrá otros tres pisos superiores. El actual patio de operaciones de Correos seguirá abierto al público, como centro de información turístico. Muchas de las estancias del Palacio de Cibeles se usarán para celebrar exposiciones, y serán visitables. También se instalarán allí las Concejalías de Las Artes y de Seguridad. Pero eso será más adelante. Obras acabadas en 2009 Mudanza complicada Nuevo salón de plenos Además de la zona que ayer se ocupó, hay una segunda fase en obras, que estará terminada en el año 2009 La parte más suntuosa se corresponde con las salas originales, restauradas según el proyecto de Palacios La escalera de honor, recién restaurada, da acceso a la zona noble los despachos y el salón de actos