Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 39 Álvaro Colom, junto a su mujer Sandra, hace con las manos el signo de su partido, ayer en Ciudad de Guatemala REUTERS Guatemala gira a la izquierda con el triunfo de Colom en las presidenciales Será el primer gobernante progresista desde que el país volvió a la democracia en 1985, tras una sucesión de regímenes militares que arrancan en 1954 MANUEL M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL CIUDAD DE GUATEMALA. Guatemala se suma a los países de Iberoamérica con Gobiernos de izquierda, tras la victoria de Álvaro Colom en las presidenciales de este domingo. La tendencia ya es abrumadora y domina toda el área, con la excepción de México, Colombia, El Salvador, Honduras y Paraguay. Colom, de 56 años, será el primer gobernante progresista desde que el país centroamericano- -tradicionalmente conservador- -volvió a la democracia en 1985, tras una sucesión de regímenes militares que arrancan en 1954. Colom dio la vuelta a las encuestas (ocho de nueve sondeos daban la victoria a su rival del Partido Patriota, el general retirado Otto Pérez Molina) y a los pronósticos de los analistas: un vistazo a los resultados de la primera vuelta evidenciaba una clara preferencia del electorado por los candidatos de la derecha. Pero a la tercera fue la vencida, y tras haber sido derrotado en las elecciones de 1999 y 2003, en esta oportunidad aventajaba a su rival por más de cinco puntos: 52,83 por ciento frente a los 47,17 por ciento de Pérez Molina, con la práctica totalidad de los votos ya escrutados. El líder de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) ingeniero industrial de formación, se ha declarado admirador de Lula, Bachelet y Zapatero. Pero en 1999 aspiró al puesto por el partido de la antigua guerrilla, Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca. Ahora queda la duda de saber por cuál de los dos caminos de la izquierda latinoamericana piensa optar: de hecho, los primeros gobernantes en felicitarlo han sido los de Nicaragua, Daniel Ortega, y Panamá, Martín Torrijos, que encarnan las dos vías que ahora orientan al continente. La jornada electoral se había desarrollado sin incidentes y, tras la manifiesta apatía en las primera horas de votaciones, con una participación igual a la de los pasados comicios: un 47 por ciento del electorado. El recuento tuvo todos los ingredientes de una película de suspense Colom obtenía un amplio margen- -19 puntos- -desde que se abrieron las urnas; pero, al sumarse los sufragios de la capital, Pérez Molina recortaba distancias hasta quedarse a dos puntos de su contrincante, cuando faltaban casi la mitad de los colegios por contabilizarse. Después, Colom recuperaba una pequeña ventaja de cinco puntos que ya no perdería hasta el cómputo final. El voto rural fue decisivo en su triunfo. El mensaje de mano dura contra la delincuencia lanzado por Pérez Molina cuajaba en el distrito de Ciudad de Guatemala, donde el ex militar sumaba un 19 por ciento más de papeletas que Colom. Sin embargo, el lema debió de ser acogido con temor por la población indígena (42 por ciento de los 13 millones de guatemaltecos) principales víctimas de los abusos cometidos por las dictaduras castrenses. Tras proclamarse ganador de las elecciones, que calificó como una nueva página para Guatemala el futuro presidente (asumirá el cargo en enero de 2008) dijo que su primera acción consistirá en convocar a la reconciliación nacional a todos los guatemaltecos Por su parte, Otto Pérez Molina aceptó su derrota y prometió encabezar una oposición constructiva Perdimos una batalla, no la guerra Colom deberá tomar las riendas de un país donde se producen unas seis mil muertes violentas anuales y con la mitad de su ciudadanía viviendo en situaciones de pobreza o pobreza extrema. Y tendrá que reconducir las instituciones de un Estado en proceso de descomposición, de las que el crimen organizado ha hecho su particular cortijo. Para ello cuenta con la principal fuerza parlamentaria, pero sus 51 diputados son insuficientes para controlar un Congreso de 158 escaños. Admirador de Lula y Zapatero El futuro presidente dio la vuelta a las encuestas que daban como favorito al ex general Pérez Molina El líder de la Unidad Nacional de la Esperanza, con 51 diputados, no podrá controlar el Congreso ABC. es Vídeo del nuevo presidente en abc. es internacional