Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 s 11 s 2007 Mundial de Motociclismo s Gran Premio de la Comunidad Valenciana DEPORTES 91 Pedrosa desbanca a Valentino con un golpe de mano Rossi se retiró con problemas técnicos y Dani celebró el subcampeonato a lo grande T. G. -M. CHESTE. Los ciento treinta y dos mil espectadores presentes en el circuito disfrutaron de una jornada ideal para el motociclismo nacional, aunque la decepción de la cilindrada pequeña oscureciera las lentejuelas. Pedrosa consumó la segunda victoria española en Valencia y remató una temporada en la que nuestros representantes han conseguido un título mundial- -Jorge Lorenzo- -y dos subcampeonatos. Recuérdenlo para contárselo a sus nietos, pues llegarán tiempos peores. Vivimos una época de vacas gordas y celebrar una corona de las tres sabe a poco. Estamos mal acostumbrados. Pedrosa protagonizó un triunfo tan abrumador que aburrió por superioridad. Stoner le ganó el pulso en la salida, pero Dani le adelantó en la sexta vuelta en una demostración de frenada tardía y mantuvo el liderato hasta el final. Era un duelo anunciado entre jóvenes que se conocen desde que Puig les seleccionara en su cuna de MoviStar. El australiano buscaba el undécimo éxito que sumar a su plusmarca anual. El español aspiraba al subcampeonato, meta que sólo podía alcanzar si vencía y Rossi no puntuaba. Así sucedió. Valentino, dolorido por su mano fracturada el sábado, compitió en busca de asegurar el segundo puesto en el Mundial y un fallo técnico de su Yamaha le obligó a retirarse cuando era decimocuarto, posición que le habría concedido dos puntos. Dani necesitaba, de todos modos, la victoria. Un propósito que hizo real gracias a una exhibición de rodar a tope como un reloj. Como hacía Katoh hace cuatro años, Pedrosa limó milésimas tacita a tacita y Stoner tiró la toalla. Otras diferentes tiraron, por cuestión de edad, Checa y Barros, que disputaron su última carrera en una despedida emocionante. Dani vive el camino contrario, en plena evolución. El subcampeonato es su mejor resultado en MotoGP. No se conforma. Masumi Hamane, responsable de Honda, presenció un éxito que debe ser el preludio de una progresión. En la historia de HRC, el dos no existe. Alex Debón festeja su primer podio a bordo de la Aprilia que él ha creado T. G. -M. CHESTE. Alex Debón fue la rúbrica de una jornada de éxitos españoles que el triunfo de Talmacsi no puede ocultar. El piloto probador de Fortuna Aprilia osó derrotar a su jefe Jorge Lorenzo, y alcanzó un tercer cajón tan inesperado como inolvidable en la categoría de 250. La grandeza del mundo del deporte es que provoca momentos inusitados que revolucionan la realidad. Piloto del grupo Aspar durante varias campañas, Alex Debón nunca había bebido champán en el podio del Mundial. Una obsesión que vino a satisfacer cuando menos se le espera. Fichado por Fortuna Aprilia para definir la moto con la que Lorenzo ha triunfado, el castellonense dio un golpe de efecto en la última cita del año. Era su manera de recordar que en 2008 será el piloto de Amatriaín en la escudería de 250, dado el salto de Jorge a MotoGP. Adiós a Checa y Barros Pedrosa celebra su triunfo y su subcampeonato del Mundo AP PROTAGONISTAS Dani Pedrosa Ha sido especial vencer a Stoner; no supe lo de Rossi hasta que llegué al parque cerrado Valentino Rossi Era decimocuarto, mi objetivo estaba conseguido, pero la moto falló y no sé por qué Alex Debón Ha sido mi primer podio, en mi tierra y con la moto que yo he creado, no puedo sentirme más feliz Jorge Lorenzo Quería ganar en mi despedida de los 250 y no me he sentido a gusto en la carrera Plusmarca de público, con 237.149 personas en el fin de semana, 132.500 en la carrera y 85.542 el sábado Su retorno al campeonato el próximo año le ha hecho cambiar el chip con un bagaje superior, el de su experiencia. Mientras Kallio se adjudicaba el gran premio y De Angelis se resignaba con la segunda plaza, Debón superaba a Dovizioso en una apretado final. Francisco Camps, que entregó a Rossi una placa por su trayectoria deportiva, presenció las carreras junto a Michael Jordan y disfrutó con la actuación de Alex, que comienza una segunda etapa de su vida profesional. Camps, Rossi y Jordan EN LA CIUDAD SIN LEY LA MUERTE DE AZAHARA La niña que falleció en Cheste iba de paquete sin casco. Se estrelló cuando el piloto hizo un caballito y chocó con una minimoto sin luces POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN CHESTE. Se llamaba Azahara Fernández Medrano, tenía quince años, había nacido en Paterna y era una apasionada de las motos. Cada año esperaba el Gran Premio de la Comunidad Valenciana como el acontecimiento del curso. Su padre, Juan, la aficionó desde pequeña a presenciar las carreras en Cheste. Ahora, en la adolescencia, tenía planificado el fin de semana con sus amigos. Apenas lo disfrutó. En la madrugada del viernes al sábado, a las dos de la mañana, Azahara se contagió de la adrenalina de sus amigos. Sin casco, se montó de paquete con un chaval que participaba en las exhibiciones ilegales y pagó el alto precio de esta lo- cura que los políticos no se atreven a prohibir. Con su cabellera negra al aire, Azahara salió despedida de la máquina cuando el piloto no pudo evitar el choque con una minimoto que, sin luces, se cruzó en su camino. Era uno de tantos errores humanos que cuestan muy caros. Accidentes que se producen porque las autoridades no toman con rigor la determinación de prohibir estas demostraciones que conquistan Cheste, la ciudad sin ley Saben donde se celebran y pueden impedirlo al instante. Pero el dinero, el negocio, también manda. Los moteros dicen que si no les permiten hacer lo que quieran, no volvemos Es un dilema que Jerez, El Puerto de Santa María y Chipiona también han vivido durante años. Mientras la mitad de los vecinos odia a muerte -qué metáfora- -la llegada del gran premio, otros se suman a la fiesta. Y quienes brindan al sol son los comercios. En cuatro días ingresan más que en dos meses. Por nosotros, que haya doce grandes premios al año Cada escaparate vende de todo, desde bocadillos a bebidas. Negocios ajenos a la alimentación, como estancos y video clubes, ofrecen comida y bebida. En este aspecto, tam- Los vecinos exigen acabar con esta locura y los comercios piden doce carreras bién se mira para otro lado. Tras el fallecimiento de Azahara, el Ayuntamiento cortó la calle de la carretera de Liria, la pista preferida para las salvajadas. Se decidió colocar losas de hormigón en la calle con el fin de impedir esas actuaciones ilegales. La Policía escoltó a los operarios. Es una vergüenza que todavía sigamos viendo tragedias como éstas porque nadie impide estas locuras con medidas efectivas dicen algunos vecinos. Ahora se llega tarde y mal, después de tres muertes añaden con desesperación. Aquí, en efecto, no vale el lema de mejor tarde que nunca. Es Cheste, la ciudad sin ley. No está en el oeste americano, sino en el este de España. Para Azahara, en el final de su camino. Una minimoto apagó su luz.