Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES Primera división s Undécima jornada LUNES 5 s 11 s 2007 ABC Se despista el Racing y el Español se lleva un punto en la última jugada Racing Español 1 1 Racing (4- 4- 2) Toño; Pinillos, Oriol, Garay, Luis Fernández; Jorge López, Duscher, Colsa, Serrano; Munitis (Smolarek, m. 70) y Tchité. Español (4- 2- 3- 1) Kameni; Lacruz, Jarque, Marc Torrejón, Clemente; Moisés Hurtado, Lola (De la Peña, m. 60) Coro, Luis García, Moha (Riera, m. 56) Jonathan (Tamudo, m. 56) Árbitro Paradas Romero. Amarilla a Pinillos, Toño, Duscher y Lola. Expulsó con roja directa a Coro (m. 81) Goles 1- 0, m. 11: Tchité. 1- 1, m. 90: Tamudo, de penalti. ELOY FRANCISCO ARGOS SANTANDER. A buen seguro que los jugadores del Racing no olvidarán fácilmente cómo dejaron escapar dos puntos en la última jugada del encuentro después de haber perdonado un carrusel de oportunidades. Lo bueno para ambos es que Racing y Español siguen sumando puntito a puntito para moverse en los puestos altos de la clasificación. Marcó Tchité para los locales, y cuando el encuentro ya moría empató por medio de Tamudo al transformar un penalti. Partido en el Sardinero entre dos de los mejores equipos de las últimas seis semanas. El choque arrancó frío. Valverde dejó en el banquillo a Tamudo, Riera y De la Peña y el Racing que se hizo dueño del balón. A pesar de ello no logró inquietar a Kameni. Baste decir que el único peligro llegó a los siete minutos, en un remate de volea de Tchité que se marchó fuera. No hubo más reseñable antes del descanso. En la reanudación el Racing imprimió un mayor ritmo y velocidad en sus acciones en busca del gol. Munitis lo intentó dos veces por la banda derecha. Y en la segunda, al entrar en el área, fue derribado por Torrejón. Penalti que lanzó Garay contra uno de los postes, pero Tchité, muy atento al rechace llegó a tiempo de marcar. Enseguida Ernesto Valverde agotó los tres cambios y metió toda la artillería: Tamudo, Riera e Iván de La Peña. Y el Español se marchó hacia arriba de forma descarada. El Racing encontró espacios y ocasiones, pero no supo sacar provecho a su superioridad por la expulsión de Coro. Y ya se sabe que cuando perdonas lo pagas caro. Último minuto. Penalti de Luis Fernández sobre Luis García, que marcó Tamudo. Ronaldinho celebra, con su típico gesto, el primero de los dos goles que marcó ayer REUTERS Jugó el Barça del Camp Nou Superó sin mayores esfuerzos a un Betis vulgar con un tanto de Henry y dos más de un mejorado Ronaldinho ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Pocas veces lo tendrá tan fácil el Barcelona. Un 3- 0 clarísimo que pudo ser mayor no se sabe si por méritos de los locales o por deméritos de los foráneos. Porque lo del Betis tiene delito. Con la practicidad que exigía Rijkaard en la previa, el Barça sumó tres puntos con la gorra en una tarde que devolvió la sonrisa a Ronaldinho y que nos mostró al mejor Henry de lo que va de temporada. Esa es la parte positiva de un partido sin historia. Los aislados destellos del francés sirvieron para camuflar una primera parte espesa del Barcelona, si bien es cierto que en algo mejoró respecto a la vulgaridad de Zorrilla. Tampoco era difícil, las cosas como sean, pero el conjunto azulgrana entendió que al fútbol se gana con verticalidad. Y en esas salió para superar a un Betis flojísimo que ya en el primer minuto se dedicó a perder tiempo. No tiene muchos más recursos y así le van las cosas. El Barça arrancó a cámara lenta y tardó lo suyo en sacarse las legañas. Fue despertando a base de arreones y de las intervenciones de Henry, que esta vez sí encontró complicidad por parte de Xavi e Iniesta. Los canteranos, soberbiamente escoltados por un infatigable Touré Yayá, fueron sus mejores aliados y le sirvieron los balones como a él le gustan. Uno de ellos lo detuvo Ricardo, otro se fue a la cruceta y el tercero fue el definitivo. Por fin le salió una buena transición a los catalanes, desde Valdés hasta Thierry. El galo se plantó solo ante la meta bética después de una sensacional asistencia de Iniesta y, por bajo, desniveló la balanza. La verdad, no parece que sea tan difícil mover la pelota con criterio si se combina todo el talento que hay en este equipo. Pese a todo, y salvo los detalles comentados, se le debe exi- Barcelona Betis 3 0 Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Zambrotta (Thuram, n. 75) Thuram, Puyol, Abidal; Iniesta, Touré Yayá, Xavi (Gudjohnsen, m. 84) Messi, Henry (Bojan, m. 79) y Ronaldinho. Betis (4- 2- 3- 1) Ricardo; Juanito, Ilic, Lima, Babic; Juande, Somoza (Arzu, m. 75) Edu, Rivera, Mark González; y Pavone (José Mari, m. 61) Árbitro: Teixeira Vitienes (comité cántabro) Mostró la cartulina amarilla a los jugadores visitantes Juanito, Babic y Juande. Goles: 1- 0, m. 32: Henry. 2- 0, m. 52: Ronaldinho. 3- 0, m. 90: Ronaldinho. aunque a su favor hay que decir que disputó buenos minutos con todo el pescado vendido. De este modo no se puede calibrar como merece el cambio introducido por Rijkaard en la zaga. Tres caras nuevas después de los desajustes de Valladolid, con Thuram en el eje formando con Puyol. No son precisamente dos portentos a la hora de sacar la pelota desde atrás y de ahí que se atascara por momentos en la creación. Ahora, cumplieron en lo básico y Valdés vivió plácidamente en su portería. Siete minutos de la segunda mitad bastaron para finiquitar el encuentro. Esta vez sí supo sentenciar el Barça y ahorrarse sustos de última instancia. Y además sirvió para reconciliar a Ronaldinho con la parroquia, ansiosa para que el brasileño dé alguna muestra de reacción. Lo hizo a balón parado y por partida doble, lo que mejor se le da actualmente. Su actuación no fue estelar, pero sí aceptable. A partir de ese momento, el Betis bajó los brazos- -es un decir, pues jamás llegó a alzarlos- -y el Barça tuvo un sinfín de ocasiones para ampliar la renta. Henry, Xavi, Ronaldinho, otra vez Henry, Messi... Pudieron caerle varios a los andaluces, que necesitan una vacuna de inmediato que sirva como antídoto para paliar la mediocridad que le merma cada día más. Tiene mala pinta. Sentencia de inmediato gir mucho más al Barcelona y especialmente en el Camp Nou, que parece contagiado por la desidia que transmite el equipo en el campo. Ayer tardó media hora en sentirse cómodo Frank Rijkaard logra su victoria cien en Liga en el banquillo del Barcelona Cien victorias en 164 partidos de Liga. Es el bagaje de Frank Rijkaard en el banquillo del Barcelona desde que llegara a la entidad catalana en el verano de 2003. El holandés ha conseguido en el Camp Nou 59 triunfos de 82 partidos y 41 como visitante en 81 salidas, siendo el Mallorca el rival que mejor se le da, pues le ha vencido en las ocho ocasiones en las que se han enfrentado. Ayer, mucho más sosegado, ensalzó la labor de su equipo y elogió el trabajo de Henry y Ronaldinho. Está mejorando poco a poco y eso se transmite en el equipo. aporta felicidad, alegría y esas sensaciones de las que el público se siente orgulloso dijo del brasileño.