Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 s 11 s 2007 ESPAÑA 23 A la pesca del voto gallego Zapatero aprovechará su viaje oficial a la Cumbre Iberoamericana de Chile para saltar a Buenos Aires y Montevideo s Su objetivo es participar en actos con la colonia española en Argentina y Uruguay, que el PSOE anuncia como mítines de partido LUIS AYLLÓN MADRID. Cuando las elecciones se acercan, los políticos suelen aprovechar cualquier ocasión para tratar de captar algún voto. Eso debió pensar José Luis Rodríguez Zapatero al percatarse de que la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile le brindaba una estupenda oportunidad para hacer campaña en una zona en la que reside un importante número de españoles, emigrados allí hace bastantes años y muchos de los cuales pueden votar en los comicios que se celebran en España. Así que, a pesar de su conocida afición a recortar al máximo los desplazamientos al extranjero, decidió que, esta vez, aprovechando el desplazamiento oficial, valía la pena hacer un esfuerzo y retardar un poco el regreso a casa. Por ello, no sólo estará presente en las sesiones de la Cumbre de la capital chilena entre el 8 y el 10 de este mes, sino que viajará también a Argentina y Uruguay, con un objetivo claro: reunirse con los miembros de la colectividad española que viven en esos dos países. El caladero de posibles votantes que forman los gallegos como se conoce en aquellas tierras a los españoles, es tan importante que Zapatero ha pensado que no se podía dejar pasar la oportunidad de lanzar el anzuelo. Así que, en el programa provisional de actos del que dispone La Moncloa figuran encuentros con la colectividad española en Buenos Aires y en Montevideo, pero la intención electoralista de la visita es tan clara que el PSOE, en su afán de facilitar la tarea a su secretario general, se ha apresurado a anunciar que lo que tendrá Zapatero en las dos capitales son sendos mítines, con pancartas, pegatinas y todo lo que acompaña a este tipo de convocatorias. El primero de los mítines será el día 10 por la tarde, en Buenos Aires, y el segundo, a mediodía del 11, en Montevideo. A ambos actos ha sido convocada la colonia española. Los socialistas esperan que al mitin de la capital argentina acudan entre 5.000 y 6.000 personas, y también un importante número al de Montevideo, donde hay una menor población española. El PSOE cuenta con unos 2.000 militantes en Argentina y con 800 en Uruguay, según fuentes del partido. El programa de la visita, que aún no está plenamente cerrado ni es oficial, incluye, además de los citados mítines, algún otro acto para vestir el viaje. En Buenos Aires, a donde llegará en la tarde del día 10, se reunirá en la Residencia de los Olivos con el presidente ar- Mítines del PSOE gentino, Néstor Kirchner, y con la esposa de éste, Cristina Fernández, que le sucederá en el cargo tras su triunfo en los comicios del pasado 28 de octubre. Además, Zapatero asistirá a la inauguración de un gran mural en el que se recuerda a los desaparecidos durante la dictadura argentina. En Montevideo, donde estará el día 11, no se reunirá con Tabaré Vázquez, que se encuentra en una gira por Asia. El presidente del Gobierno, que ya tuvo oportunidad de conversar hace sólo unas semanas en Madrid con Vázquez, se reunirá en esta ocasión con el vicepresidente, Rodolfo Nin Noboa. En Argentina hay actualmente censados unos 250.000 españoles con derecho al voto en nuestro país. En Uruguay, la colonia española con derecho a voto en España es menor, pero se eleva a 40.000 personas. Por regla general, sólo una cuarta parte de los españoles residentes en el exterior suelen votar en las elecciones generales. El CGPJ cumple el miércoles un año en funciones y es ya el más longevo J. L. L. MADRID. Lleva en funciones un año y parece que va a seguir así, al menos hasta después de las elecciones generales. El Consejo General del Poder Judicial tiene pendiente su renovación desde el 7 de noviembre de 2006. Desde esa fecha, los partidos han fracasado en la tarea constitucional de aprobar el nombramiento de sus miembros. El mandato del CGPJ es, por imperativo constitucional, de cinco años, aunque las sucesivas renovaciones del órgano de gobierno de los jueces siempre se han producido con meses de retraso. El Consejo actual se ha convertido ya en el más longevo de la historia de este órgano, creado en 1980. El último capítulo de esa larga negociación tuvo lugar hace dos semanas, cuando el PP echó el cierre al diálogo tras acusar a los socialistas de romper todos los consensos en materia de Justicia. Desde entonces, las conversaciones han quedado bloqueadas. El concurso del PP es imprescindible para renovar el CGPJ, que tiene veinte vocales y un presidente, que además es presidente del Tribunal Supremo. De sus veinte miembros, doce son elegidos por el Parlamento de entre 36 candidatos propuestos por los jueces (asociados o no) y ocho son elegidos entre juristas de reconocido prestigio. Aunque no lo dicen, los grupos parlamentarios han asumido ya que- -casi con toda seguridad- -no habrá renovación del Consejo hasta después de las elecciones marzo. Aunque todos creen que la situación es insostenible y no puede dilatarse por más tiempo, los partidos son conscientes de que cualquier diálogo ahora queda contaminada con la precampaña electoral. Nacionalistas en el CGPJ La clave de la negociación, para el PP, se encuentra en que los socialistas pretende dar entrada a sus socios en el nuevo Consejo y, para ello, quieren que tanto ellos como los populares reduzcan sus cuotas algo que el principal grupo de la oposición se opone. El PSOE, en cambio, tiene una visión radicalmente distinta. Según el Fernández Bermejo IGNACIO GIL partido mayoritario, el PP bloquea la renovación porque quiere mantener la hegemonía que le da la mayoría conservadora del actual Consejo. Los socialistas insisten en que los criterios para la renovación deben ser el respeto al pluralismo profesional y político y la renuncia de los dos partidos mayoritarios a tener mayorías o minorías de bloqueo. En el Consejo actual, según el diagnóstico del PSOE, se proyectan las mayorías parlamentarias y además está sometido a una utilización política por parte del PP, partido al que acusan de resistirse a la renovación porque utiliza este órgano para fines partidistas Los argumentos esgrimidos por el PP son la ruptura de todos los consensos en materia de Justicia de forma unilateral por parte del Ejecutivo, en asuntos que van más allá del CGPJ, como la recusación de dos magistrados del Tribunal Constitucional, la reforma de la carrera fiscal o las últimas ocurrencias del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, con su propuesta de promocionar directamente, sin oposición, a la carrera judicial a los estudiantes de Derecho con mejores notas.