Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA HISTÓRICO VIAJE DE LOS REYES A CEUTA Y MELILLA RABAT ELEVA LA PRESIÓN LUNES 5 s 11 s 2007 ABC Rabat exacerba la fiebre nacionalista con la llegada de los Reyes a Ceuta y Melilla Un pleno monográfico en el Parlamento marroquí y una manifestación ante la Embajada suben la tensión LUIS DE VEGA CORRESPONSAL ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS CEUTA MADRID. Con la visita a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Sus Majestades los Reyes cerrarán entre hoy y mañana el recorrido por todas las provincias españolas que comenzaron hace 32 años, cuando Don Juan Carlos fue proclamado Rey y comenzó el periodo de libertad, estabilidad y prosperidad más largo de nuestra historia. Será un viaje histórico cargado de emoción, no sólo para los ceutíes y melillenses, que llevan tres décadas aguardando la llegada de los Reyes, sino también para Don Juan Carlos y Doña Sofía, que verán cumplido su deseo de haber visitado todos los rincones de España. Con la visita también se pondrá fin a una situación anómala- -la larga ausencia de los Reyes- que se ha prolongado demasiado tiempo para no provocar roces con Marruecos, país que reclama la soberanía de estos dos territorios que se integraron en España hace más de cuatro siglos (Melilla en 1497 y Ceuta en 1581) cuando el Estado de Marruecos ni siquiera existía. De hecho, el anuncio de la visita ha sido respondido desde Rabat con una exaltación del nacionalismo irredentista. Marruecos siguió ayer pisando el acelerador del fervor nacionalista y puso en marcha la ristra de protestas previstas contra el viaje de Don Juan Carlos y Doña Sofía. La primera de las manifestaciones se celebró por la tarde delante del Consulado español de Tetuán, la antigua capital del protectorado, a unos cuarenta kilómetros de la frontera de Ceuta. Unas seiscientas personas, entre manifestantes y curiosos, se concentraron en la calle Mohamed V arteria peatonal del centro, frente a la sede consular. Pudieron verse ciudadanos que portaban fotografías del Rey Mohamed VI, banderas de Marruecos y carteles en los que se decía Rey Juan Carlos, fuera de Ceuta y Melilla España, Estado colonizador o Ceuta, Melilla y el Sahara, marroquíes escritos en árabe y en español. En la marcha, convocada por el Comité Nacional para la Reivindicación de Ceuta, Melilla y las Islas, se instó a los participantes a unirse a nuevos actos de protesta como el que está previsto hoy alas once de la mañana- -mediodía en España- -frente a la frontera del Tarajal, que separa Marruecos de Ceuta. Es justo a esa hora cuando tienen previsto aterrizar los Reyes en la ciudad autónoma. Se ofrecen cinco plazas de coche para viajar de Rabat a Tetuán y asistir a las protestas por el viaje del Rey Juan Carlos a las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla. Sólo para periodistas dice el anuncio hecho a través de internet por la Asociación Sahara Marroquí, que defiende la supuesta marroquinidad de la ex colonia española ocupada desde 1975. Las protestas tendrán lugar también a lo largo de hoy y mañana en la frontera de Beni Enzar, que separa Melilla del país magrebí, y frente al Consulado de Nador. Pero la que más expectación ha despertado es la convocatoria hecha por miembros del Parlamento marroquí para las seis de esta misma tarde delante de la Embajada de España en Rabat. Pretenden entregar al embajador, Luis Planas, una carta en la que expresan su repulsa y su indignación por la visita de los Reyes. Antes la Cámara de Representantes (Cámara Baja) se habrá reunido en sesión monográfica para protestar una vez más por el viaje oficial de Don Juan Carlos y Doña Sofía a las dos ciudades españolas del norte de África. Está previsto que tome la palabra el recién nombrado primer ministro, Abbas el Farsi, líder del nacionalista Partido Istiqlal. Esta fuerza, ganadora de los comicios celebrados el 7 de septiembre, ha sido la que ha liderado tradicionalmente las reivindicaciones de los territorios españoles así como el Sahara Occidental, haciendo de ello la base de su programa, algo que supone una dificultad añadida para las siempre difíciles relaciones blaterales. Pero las protestas marroquíes no han restado ni un ápice de entusiasmo a los ceutíes y melillenses, que recibirán a los Reyes con los máximos honores civiles y militares. La alegría popular ante la visita real Pleno extraordinario Anuncios por internet Varios niños portaban ayer en Tetuán carteles contrarios a la visita EFE