Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO DOMINGO 4 s 11 s 2007 ABC Los radares de la Mars Express revelan el grosor de la Medusa Fossae de Marte ABC. MADRID. Los datos del radar Marsis de la sonda Mars Express han revelado que la formación Medusa Fossae de Marte, cuyo origen se desconoce, es un depósito masivo que en algunas zonas supera los 2,5 kilómetros de grosor. Según informó ayer la Agencia Espacial Europea (ESA) hasta ahora no se conocía el grosor de los depósitos y muchos expertos pensaban que se trataba de un fino barniz que cubría las colinas de las tierras bajas. La formación Medusa Fossae está situada en el ecuador marciano, cerca de la frontera entre las tierras altas y bajas que constituyen los depósitos más recientes de la superficie del planeta y cuyo origen intriga a los científicos. Las teorías sobre su formación indican que podrían proceder de cenizas volcánicas, restos de otras rocas marcianas atraídas por el viento o depósitos ricos en hielo similares a los que se encuentran en los polos. Las nuevas propiedades eléctricas de las colinas reveladas por los datos del Marsis no permiten aún discernir su origen, pero indican que se trata de un material polvoriento y esponjoso. Los datos son consecuentes con la presencia de hielo en las colinas, pero no existen otras evidencias de su existencia y si es cierto que hay hielo en el ecuador de Marte, éste debe estar enterrado a varios metros bajo la superficie, ya que la presión del vapor de agua en el planeta rojo es muy baja y cualquier resto de hielo superficialse evaporaría rápidamente. Los nuevos datos reafirman, pues, la creencia de los científicos de que existen grandes cantidades de agua en el ecuador de Marte. Scott Parazynski durante su arriesgada salida extravehicular de ayer NASA Reparan el panel solar de la ISS en la salida más peligrosa de la historia Si la operación hubiera fracasado, la Estación Espacial no habría tenido la energía necesaria para los nuevos módulos que se instalarán en diciembre ABC. WASHINGTON. Los astronautas norteamericanos Scott Parazynski y Douglas Wheelock lograron reparar ayer el panel solar dañado de la Estación Espacial Internacional (ISS) durante una caminata peligrosa y sin precedentes, que tuvo que ser improvisada después de que se descubriera el defecto. Parazynski cortó los cables que habían roto en dos puntos el material dorado del que están construidos los paneles y colocó unas abrazaderas para impedir que se produzcan más rasgaduras. Estos agujeros se abrieron el martes, mientras la tripulación del transbordador Discovery extendía los paneles, que se transportan desde la Tierra empaquetados, en forma de acordeón. Tras producirse el problema, los científicos de la NASA tuvieron que ponerse a trabajar inmediatamente en una solución para desplegar completamente los paneles ya que, de la forma en que habían quedado, extendidos en sólo dos terceras partes, no se podía continuar la construcción de la Estación Espacial. tras el que los astronautas que operaban el brazo robótico dentro de la Estación pudieron completar la maniobra y extender por completo los paneles. La NASA consideraba esta improvisada caminata como especialmente peligrosa porque Parazynski tenía que trabajar en un punto muy alejado de la escotilla de entrada a la Estación, encaramado en una extensión de un brazo robótico de casi 30 metros de largo. Además, existía la posibilidad de que el astronauta recibiera una descarga eléctrica, pues a través de los paneles pasa una carga de más de 100 voltios. Para evitarlo, Parazynski se vio obligado a cubrir todas las partes de metal de su traje espacial y sus herramientas con varias capas de cinta aislante. La caminata comenzó unos 30 minutos antes de la hora prevista y los astronautas permanecieron fuera de la plataforma orbital durante más de seis horas y media. Se trata de la cuarta y última salida al exterior durante la actual misión del transbordador estadounidense, acoplado desde el 25 de octubre a la Estación Espacial. Una quinta salida inicialmente prevista por la NASA fue suspendida pos sus administradores. Los paneles solares recién desplegados son una pieza fundamental en el proceso de construcción de la ISS, ya que sin ellos no sería posible tener la suficiente energía para abastecer nuevos módulos y equipamientos, como el laboratorio europeo Columbus, que llegará en diciembre a bordo del transbordador Atlantis Además, los daños en los paneles podrían haberse agravado con el tiempo y la NASA podría haber tenido que soltar toda la pieza al vacío. Está previsto que el Discovery regrese a la Tierra el 7 de noviembre. GRUPO EMPRESARIAL Operación complicada El trabajo de Parazynski y de Wheelock, que supervisaba la operación desde el exterior de la nave, fue un completo éxito COMPRA EMPRESAS FACTURACIÓN ANUAL MÍNIMA 3.000.000 Cuidado, presta atención Además de sus herramientas, Parazynski llevó consigo una especie de palo de hockey para mantenerse lejos de los paneles en medio de la ingravidez. Cuidado, presta atención le repetían constantemente desde Houston. Existía, además, el peligro de que los afilados bordes de las células solares dañaran sus guantes, En su conjunto, los trabajos fueron una auténtica demostración de equilibrio. El brazo robótico de la ISS era demasiado corto para alcanzar la zona en la que se había producido el problema, por lo que tuvo que ser colocado como suplemento en la grúa del Discovery Desde allí trabajó Parazynski. 677 89 00 12 Más información: http: www. nasa. gov