Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 4 s 11 s 2007 ABC AD LIBITUM ZAPATERO Y SU SEMIMINISTRO A carencia de rumbo y criterio que define la política de José Luis Rodríguez Zapatero alcanza su máxima expresión en cuantos asuntos convergen en el Ministerio de Exteriores. Dentro de casa es más fácil el disimulo y nunca faltan burladeros para la ocultación de la desidia y el error que, con mucha memoria histórica y en continuado proceso de paz marcan las coordenadas que sitúan al líder socialista en el escenario de sus gozos y nuestros problemas. De puertas afuera el embaucamiento es más complejo. Nuestros vecinos y o aliados suelen tener claro el orden de prioridad de sus intereses y, escaMANUEL M. sos de complejos, tienFERRAND den a sostenerlo de manera tan meridiana como rotunda. Asistimos ahora a un nuevo episodio de nuestros desencuentros con Marruecos. Ya debiéramos haberlo previsto cuando, durante la cena inaugural del Museo del Prado, el presidente del Gobierno le dijo a Mariano Rajoy a propósito del viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla: No te preocupes, está todo controlado y pactado Naturalmente, no lo estaba. Una hora después de que María Teresa Fernández de la Vega calificara de excelentes las relaciones entre Rabat y Madrid, el Gobierno de Mohamed VI llamó a consulta a su embajador en España. Zapatero y su equipo, en lo que llevamos visto, nunca se expresan desde la verdad o la certeza y a la vista tenemos un nuevo caso que lo acredita. El episodio, para mayor paradoja- ¿parajoda? se ha producido cuando el ministro Miguel Ángel Moratinos y su segundo, Bernardino León, estaban de visita en Marruecos. Según Exteriores, el viaje de Moratinos es semiprivado asiste en Essauria, con Gaspar Zarrías, a la clausura de un festival que paga la Junta de Andalucía. Resulta obvio que no podría ser de otro modo tratándose de un semiministro que, pobrecito, vive la contradicción permanente entre el occidentalismo europeo y atlántico que nos corresponde y conviene y el tercermundismo totalitario que tiene embobado a su jefe. A pesar de ello ha logrado alcanzar una enemistad simultánea con Marruecos, Argelia y nuestros antiguos compatriotas y hoy desvalidos saharauis. Los Reyes de España visitarán mañana y pasado las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. Ese es un asunto incuestionable. El jefe de un Estado soberano recorrerá un territorio con cinco siglos de integración nacional. Otra cosa es la cobertura diplomática y la evidente torpeza con que el Gobierno ha preparado el viaje. Algo a lo que estamos acostumbrados y que, en esta ocasión, resulta más grave y evidente en la medida en que afecta y compromete la figura de don Juan Carlos. Lo normal sería que Moratinos, el semiministro en visita semiprivada, semidimitiera de su cargo; pero no hay que pedirle peras al olmo ni coherencia y rigor a Zapatero. Nadie puede dar lo que no tiene y el asunto, según su diagnóstico, está controlado y pactado PROVERBIOS MORALES SENTENCIA ranza Aguirre contó a Verónica Drake que, al término A verdad jurídica es el resultado de un proceso de la manifestación, quedó aislada y sin sus escoltas, que incluye exámenes de pruebas y testimonios, conmigo y un pequeño grupo de amigos, en medio de la interrogatorios y deliberaciones. Puede coincimuchedumbre. Lo que no contó es que fuimos seguidos dir con la verdad de los hechos en todo o en parte. O no durante un buen rato por provocadores que incitaban coincidir en absoluto. Por eso, los ciudadanos están al linchamiento de Esperanza y que sólo desistieron al obligados a acatar las sentencias de los tribunales- -es comprobar que muchos madrileños salían en defensa decir, la expresión de dicha verdad jurídica- pero no a de su Presidenta y que a ésta le quedaba un escolta arformular asentimientos explícitos a las mismas. Cosa mado: el mío. No voy a sostener que, ese día, endistinta es la oportunidad política de la disentrase en los planes de los socialistas pasar de sión pública, pero aquí cada cual es muy dueño los abucheos a la violencia desatada, pero no tude explotar en beneficio propio el descontento vieron reparo alguno en jugar con fuego, porsuscitado por un veredicto o de tirarse al baque, hoy lo vemos con horrorizada claridad, rranco. Dicho esto, declaro que la sentencia del cualquier riesgo era poca cosa para quien tenía juicio del 11- M se ajusta, en líneas generales, a demasiada prisa en cargarse el consenso constimis convicciones personales sobre el asunto. tucional, cumplir lo prometido a los indepenMe preocupa que entre los dirigentes de la deredentistas de ERC y buscar un acuerdo rápido cha democrática pueda quedar todavía sombra JON con ETA. Quizá debamos felicitarnos de que, de duda sobre la autoría de la matanza y, más JUARISTI esos días de marzo de 2004, el gamberrismo diriaún, el estilo tirando a reticente de algunos de gido por móvil no añadiera aflicción a la ya insoportasus comentarios, pero no entiendo cómo el ministro del ble que habían producido los atentados, pero no fueron Interior se atreve a pedir a Rajoy que repita con él esa los socialistas, y en particular Pérez Rubalcaba, quiefrase que tanto han pronunciado los socialistas de todo nes más se esforzaron en impedirlo. rango durante los últimos años y a propósito de cualO sea, que de acuerdo. ETA no ha sido Esto suena quier robo de pistolas, por ejemplo. convincente en boca del juez Gómez Bermúdez, pero no Además, será difícil olvidar la intervención televisien la del ministro del Interior, cuya petición intimidatova de Pérez Rubalcaba en aquella noche del 13 de marzo ria a Rajoy nos devuelve a las jornadas en que esas cuade 2004, la del acoso a las sedes del PP. Tampoco entontro palabras fueron pretexto para uno de los episodios ces, según el hoy ministro, había conspiración alguna más vergonzosos de la historia de la democracia espatras los asaltos, sino reacción espontánea del pueblo a ñola, y absolutamente insólito en la de las democracias las mentiras del Gobierno. No es esa mi impresión. No occidentales, que no registra ningún otro de algaradas lo era ya en la noche del 11 al 12, cuando oí a un asesor de antigubernamentales como respuesta a un atentado isIbarreche afirmar, por la televisión autonómica vasca, lamista. Muchos agradeceríamos un respaldo más decique las manifestaciones del día siguiente debían condido de Rajoy a la sentencia del 11- M, pero nos repugnavertirse en grandes actos de repulsa contra Aznar. Desría oírle repetir como un lorito la muletilla de Pérez de ese momento supe que la izquierda y los nacionalisRubalcaba, aunque sea razonable pensar que esta vez, mos se habían puesto de acuerdo para explotar el dolor y como excepción, se acerca a la verdad de los hechos. y la indignación general de modo turbiamente ventajisSi uno se pasa la vida afirmando que nieva en el Sahata. La gran manifestación de Madrid confirmó lo que ra, algún día acertará. Gracias al cambio climático, falhasta entonces era certeza intuitiva. De espontaneitaría más. dad, nada: agitación perfectamente planificada. Espe- L L