Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3- -11- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo datos de Laika 09: 39: 00 07: 54: 00 06: 09: 00 04: 24: 00 09: 44: 00 07: 49: 00 07: 59: 00 02: 39: 00 79 EL HISTÓRICO VIAJE DE LAIKA En la 4 dejancuarta se de recibir Una treintena de perros empleados como cobayas Tras el trágico vuelo, aunque fructuoso desde el punto de vista científico, de la perrita Laika, la Unión Soviética no volvió a enviar animales al espacio hasta el año 1960. El 19 de agosto de aquel año volaron juntas las perritas Belka (ardilla) y Strelka (flecha) Tuvieron mayor fortuna que su antecesora porque ellas sí lograron regresar a la Tierra sanas y salvas. Pasaron en órbita un total de 25 horas y estuvieron acompañadas en ese periplo de moscas y ratones. Un mes antes, el 28 de julio de 1960, habían perecido en órbita otras dos perras, Bars (lince) y Lisichka (zorra) Otros tres animales sucumbieron en los meses siguientes. De la treintena de perros que fueron empleados como cobayas entre 1951 y 1961, la mitad se dejaron la piel en el espacio, pero dejaron el terreno expedito para que Yuri Gagarin se convirtiera, el 12 de abril de 1961, en el primer ser humano en viajar al espacio. Pin conmemorativo de la misión 4 r Ó bit a 09: 34: 00 3 07: 44: 00 En la tercera empieza a perderse la recepción de datos 06: 04: 00 04: 19: 00 1 Lanzamiento 3- 11- 1957 09: 49: 00 INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA desde Baikonur 3 Órb it 05: 59: 00 2 04: 14: 00 En las dos primeras órbitas, la telemetría recibida es buena La perra Laika fue el primer ser vivo que orbitó la Tierra. Lo hizo a bordo del Sputnik 2. Murió unas siete horas después del despegue posiblemente por estrés y sobrecalentamiento de la nave causado por fallar el sistema de control térmico a Cuatro órbitas antes de morir 09: 54: 00 2 Ó rbita 05: 54: 00 1 Ó rbita 300 Registro cardíaco de Laika Pulsaciones por minuto 200 El Sputnik 2 dió 2.570 vueltas a la Tierra durante 163 días antes de estrellarse el 14- 4- 1958 Aceleración hasta la órbita Lanzamiento Vuelo orbital 100 Laika era una perra callejera de Moscú. Tenia tres años de edad y pesaba unos 6 kg La perra Laika dio cuatro vueltas a la Tierra antes de morir de calor y estrés Se cumple medio siglo del lanzamiento al espacio del primer ser vivo s Laika fue inmolada para preparar el primer vuelo del hombre al cosmos RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El clamoroso éxito que supuso la puesta en órbita del primer satélite artificial, el Sputnik- 1, lanzado el 4 de octubre de 1957, animó a Nikita Jrushiov, el jerarca comunista de entonces, a seguir impresionando a los americanos. Mejor forma de celebrar el 40 aniversario de la revolución bolchevique que lanzando al espacio el primer ser vivo no podía existir. Así que, el 3 noviembre, un cohete R- 7 catapultó a las estrellas a la infeliz perrita Laika a bordo del Sputnik- 2. Fue inmolada para preparar el primer vuelo del hombre al cosmos. El pobre animal permaneció vivo menos de seis horas, pese a que llevaba consigo provisiones suficientes para haber aguantado siete días, la duración que se había previsto para el viaje. Serguéi Koroliov, el padre de la cosmonáutica rusa, recibió con preocupación la orden de Jrushiov. La idea de poner en órbita un animal no era nueva y los experimentos para lograrlo comenzaron en 1951. Pero, por imperativos propagandísticos, el Partido Comunista, exigía premura. Iván Kasián, responsable del equipo médico que participó en aquella época en la preparación de los vuelos espaciales, cuenta en su libro, Los primeros pasos hacia el cosmos que la tarea no fue fácil. No estaba claro cómo se conseguiría que funcionase sin fallos el suministro de oxígeno y el sistema para alimentar a la perra durante tantos días reconocía. Los vuelos estratosféricos que se habían realizado anteriormente con animales duraban menos de una hora. Se decidió utilizar perros, no monos como en los estadounidenses. Los canes callejeros eran los más adecuados para ese tipo de misiones porque, según Kasián, tienen más aguante, mayor capacidad de adaptación y se acostumbran rápidamente a cualquier dueño Tenían que ser hembras, lo que facilitaba la colocación de sondas para poder hacer sus necesidades, y menudas de tamaño, para que el habitáculo no fuese demasiado grande. Fueron seleccionadas cuatro perritas: Laika (ladradora) Albina, palabra que tiene el mismo significado que en español, Muja (mosca) y Úmnitsa (listilla) Para habituarlas a las condiciones de un vuelo espacial se las mantenía durante días metidas en una reducida cabina con la escafandra puesta y alimentadas por un sistema automático que, cada ciertas horas, se abría y dejaba salir una pasta compuesta de vitaminas, proteínas, grasas, hidratos de carbono y agua. La más paciente y tranquila resultó ser Laika. Tenía dos años y, pese a no ser de raza, era la más fotogénica, cuestión importante teniendo en cuenta que su imagen aparecería en todos los periódicos del mundo. Canes callejeros Su cohete partió a las cinco y media de la mañana, hace hoy justo 50 años, desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán) En el momento del lanzamiento, su ritmo cardiaco se elevó hasta las 260 pulsaciones por minuto, tres veces más de lo normal. Alcanzó la órbita terrestre a casi 1.000 kilómetros de altura y sintió en su propia carne lo que es la ingravidez. Comió un poco e incluso ladró. Todo el mundo sabía que Laika no regresaría a la Tierra, el nivel técnico y científico no lo permitía aún. Oficialmente se dijo que la comida incluía veneno y sedantes para procurarle una muerte exenta de sufrimientos. Hace cinco años se supo que todo sucedió de otra manera. La última sección del cohete no se desprendió y transmitió su enorme temperatura a la cápsula. El estrés y el calor acabaron con la vida de Laika seis horas después del lanzamiento. El satélite, junto con su cadáver, se desintegró al reentrar en la atmósfera terrestre el 4 de abril de 1958. Más información del Sputnik- 2: http: nssdc. gsfc. nasa. gov nmc tm p 1957- 002 A. html