Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 s 11 s 2007 MADRID 55 La banda sonora de Madrid Por su escenario han pasado figuras como Chucho Valdés, Joe Henderson, Johnny Griffin, Tete Montoliú o Joe Cocker. Clamores, con más de 13.000 conciertos a sus espaldas, celebra sus 25 años como mejor sabe, con música y los clientes de siempre POR MABEL AMADO MADRID. Era una calurosa noche de julio. En apenas veinte minutos iba a dar comienzo el concierto de la Vieja Trova Santiaguera. Sin embargo, por caprichos del destino, se fue la luz. Trescientas personas abarrotaban una sala Clamores sin aire acondicionado ni extracción de humos, tan sólo acompañadas por el débil fulgor de las velas de las mesas. Aunque el gerente, Germán Pérez, ofreció la posibilidad de devolver el dinero a quien quisiera marcharse, sólo ocho personas lo hicieron. El resto esperó paciente la llegada de la luz, al igual que los miembros del grupo, que descansaban en el caluroso camerino. Tras dos horas, por fin volvió la luz y la Vieja Trova Santiaguera apareció en el escenario con todos sus músicos elegantemente vestidos con chaqueta, a pesar del sofocante calor. El público se merece un respeto afirmó Ricardo Hierrezuelo, líder de este grupo. Otro día, el protagonista de la historia fue el trombonista Bill Smith, el último bohemio de Madrid. Durante siete u ocho años casi tomó por su casa esta sala, hasta que una noche, quizá pasado de bebida, se quedó dormido en un sofá al fondo del local. Nadie se percató, hasta que a la mañana siguiente, una aterrorizada señora de la limpieza llamaba a la policía porque había visto salir corriendo a un hombre En su huida abandonó su inseparable gorra. Así descubrieron quién se había dejado caer en brazos de Morfeo... Estas son sólo dos de las muchas anécdotas que ha ido acumulando a lo largo de su historia la mítica sala de jazz Clamores. Ahora, tras veintiséis años de andadura y veinticinco de música en directo, se prepara para celebrar con una fiesta su primer cuarto de siglo. Será una fiesta sencilla, de encuentro con los clientes, porque hemos pasado muchas noches juntos asegura Germán Pérez, uno de los cinco amigos que hace 26 años se embarcaron en este local para hacer negocio en función de los que más nos gustaba, el jazz Sin embargo, como todo en esta vida tiene sus ciclos, cuando llegaron tiempos malos añadieron a sus conciertos de jazz otros de pop- rock, flamenco, música cubana y de autor. Afortunadamente no tiraron la toalla y aunque ahora de los cinco amigos sólo quedan él y Ángel Viejo hijo en el día a día de la sala, Germán Pérez disfruta recordando los comienzos. Y lo hace sentado ante la barra y bajo la tenue luz del local silencioso. En el ocaso de la movida, sólo había una sala dedicada al jazz, el Whisky Jazz de la calle Villamagna. Para 4 millones de personas no era suficiente y cinco amiguetes decidimos abrir este club en pleno distrito de Chamberí. Como dos de ellos eran de Segovia, el local tomó el nombre de un singular arroyo segoviano: El Clamores recuerda Pérez. Y también dos eran los amantes del jazz, entre ellos nuestro protagonista, que tras cruzar el charco y trabajar en Como dos de los socios eran segovianos, el club tomó el nombre de un arroyo de la zona, El Clamores Soplarán las velas en la noche del 6 de noviembre con una sala llena y con los amigos de siempre Un club de cinco amigos Un libro- doble disco para celebrar el vigésimo quinto aniversario MADRID. Clamores, XXV Aniversario es el título del libro- doble disco que se ha editado para celebrar una fecha tan significativa. Bajo el sello 18 Chulos Records, está compuesto por un libreto con 30 fotografías exclusivas en blanco y negro y color, artículos, anécdotas y curiosidades históricas del club, además de cuarenta páginas escritas por el crítico musical Pablo Sanz. La edición se completa con dos discos. El primero incluye once temas de jazz nacional de músicos como Tete Montoliú, Pedro Iturralde, Chano Domínguez, Donna Hightower y Antonio Serrano, entre otros. El segundo cedé está compuesto por trece canciones que incluyen las corrientes musicales del flamenco, la música cubana, la canción de autor y la música pop. Sus nombres: Diego el Cigala, Miguel Poveda, Carmen Linares, Antonio Vega, Mastreta, Labordeta, Vieja Trova Santiaguera... Nueva York terminó enganchado a esta música. No en vano, cuando salía de trabajar del restaurante Spanish, de la calle 13, tenía a 100 metros a la izquierda el Blue Note y a 100 metros a la derecha el Village Vanguard. Cada día iba a uno u otro afirma. Así, el 25 de julio de 1981 abría sus puertas Clamores, y pronto se hizo famoso por sus cócteles, especialmente por su champagne y cavas. Un año después, con un trío de cuerda, llegó el jazz a una sala que acogía desde intelectuales a bohemios, pasando por fotógrafos, músicos y políticos. Desde entonces, se han subido a su tarima gigantes del ayer y hoy del jazz como Joe Henderson, Johnny Griffin, Terence Blanchard, Richard Bona, Brandford Marsalis, Sonny Fortune, Philip Catherine, Larry Roryel, Barry Harris, Donald Harrison, Bill Smith, Corey Harris... O artistas residentes en nuestro país como Donna Hightower, Malik Yaqub, Bobby Martínez, Bob Sands, Robert Borde, Horacio Fumeros, Jean Luc- Vallet, Dave Thomas, Lou Bennet... Un largo etcétera al que se unen estrellas del cante flamenco como Chano Lobato, José Meneses, Carmen Linares, Agujetas, Miguel Poveda, Duquende, Pepe Habichuela y José Mercé, entre otros. También la música de raíz cubana ha propuesto en la sala artistas como Compay Segundo, Eliades Ochoa, Omara Portuondo, Vieja Trova Santiaguera... En total, más de 13.100 conciertos, 7.000 grupos y 29.000 músicos han pasado por Clamores en estos veinticinco años. Con este amplio bagaje, Clamores se prepara para su fiesta de cumpleaños. Soplará las velas en la noche del próximo 6 de noviembre con una sala llena y con los amigos de siempre. German Pérez espera que no falte nadie, especialmente los clientes de hace veinticinco años, el grupo de los abogados, de los dentistas y de los médicos Tampoco faltará uno de los pioneros del jazz en España, Pedro Iturralde, ni Jaime Marqués, Antonio Vega, Jorge Pardo... Fiesta de cumpleaños En la imagen, la primera brigada de personal con la que contó la sala Clamores, allá por los años ochenta CLAMORES