Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID SÁBADO 3 s 11 s 2007 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano La Comunidad impulsa programas de cooperación en Ecuador y Liberia Los consejeros Alfredo Prada y Fernández- Lasquetty han concluido recientemente viajes institucionales con el objetivo de promover proyectos de ayuda humanitaria M. DÍAZ MADRID. La Comunidad de Madrid está impulsando varios proyectos de cooperación internacional que tendrán como beneficiarios a Ecuador y Liberia. Por este motivo, en los últimos días, dos consejeros regionales han viajado a dichos países para ofrecer el respaldo institucional a diversas iniciativas humanitarias. Es el caso del vicepresidente segundo y consejero de Justicia y Administraciones Públicas, Alfredo Prada, que hasta el pasado miércoles permaneció en Monrovia, capital de Liberia. El objetivo de su viaje no era otro que apoyar el proyecto humanitario que está desarrollando en este país africano la Orden de San Juan de Dios, con sede en Madrid y una de las mayores organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro del mundo. Aunque la Orden dirige el Hospital Católico de San José, el único que permaneció abierto durante la larga guerra que vivió el país, en estos momentos atraviesa una situación de grave precariedad. Las donaciones que reciben de organizaciones como Manos Unidas y Farmacéuticos Mundi, entre otras, no están resultando suficientes para todas sus necesidades. Ahora, gracias a las gestiones de Prada, la presidenta de Liberia, Ellen Johnson- Sirleaf, se ha comprometido a impulsar este centro con programas de formación orientados a sanitarios. En un país con más de 3 millones de habitantes, el apoyo a uno de los pocos centros que ofrece atención sanitaria y programas especiales centrados en enfermos de sida es todo un avance. Por su parte, ayer mismo regresó de Ecuador el consejero de Inmigración y Cooperación, Javier Fernández- Lasquetty, quien ha abierto nuevas vías de colaboración con la firma de diversos proyectos de educación y desarrollo. Sin duda, en su viaje institucional ha tenido muy presente la vinculación de la Comunidad madrileña con el país andino. No en vano, Madrid, con más de 155.000 ciudadanos ecuatorianos empadronados, se ha convertido en la segunda ciudad del mundo fuera de Ecuador, después de Nueva York, en población ecuatoriana. En su visita, Fernández- Lasquetty mantuvo un encuentro en la Embajada de España en Quito con la secretaria Nacional de Migración del Ecuador, Lorena Escudero, con el fin de intercambiar información sobre el desarrollo de las políticas de inmigración e integración que se llevan a cabo entre Ecuador y nuestra región. Además, ha suscrito con el prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, la tercera y cuarta fase del convenio Edufuturo. En otro proyecto, el consejero, junto con Baroja, pusieron la primera piedra en el lugar en donde se construirá la escuela infantil y de primaria del Barrio Reina del Cisne, uno de los compromisos que asumió la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, en su viaje al país andino en 2006. LUCES E l momento más deprimente del año para la cultura oficial, las luces municipales de la Navidad, ya están colgando en la capital. Y son espantosas. Cuanto más laicas, más espantosas, pues de eso se trata: espantar en la gente ese sentimentalismo que la hace ponerse tan tonta por Navidad. Hace tiempo que este Ayuntamiento no conmemora el nacimiento de Jesús de Nazaret, sino el solsticio, esa época en que el Sol se halla en uno de los dos trópicos, aunque vayan ustedes a preguntarle a Alicia Moreno, responsable artística de la iluminación, en cuál de los dos trópicos anda por estas fechas Lorenzo, que el Sol se llama Lorenzo, y la Luna, Catalina, Catalina anda de noche y Lorenzo anda de día. Las luces madrileñas de Navidad, tan majaderamente posmodernas, han sido estudiadas hasta la caricatura por José Javier Esparza en Los ocho pecados capitales del arte contemporáneo Ya que no producen alegría, se dirán sus diseñadores, por lo menos que produzcan libros. ¡Luz, más luz! fue el grito postrero de Goethe, y así, a lo mejor, es como hay que entender estos gritos de luz municipal que, como padrenuestros de la nada, se bambolean en el vacío de la ciudad. Los bárbaros medievales creían que todas las cosas creadas son luces que daban testimonio de la luz Divina y permitían así que el intelecto humano lo percibiera. La idea de que la percepción intelectual era el resultado de una acción iluminadora en la que el intelecto divino ilustraba a la mente humana les venía de San Agustín. Pobres bárbaros medievales, al lado de estos concejales posmodernos que, en asuntos de acometidas y bajantes de luces navideñas, abrevan en Eva Lootz, que tiene dicha una cosa que, desde luego, no viene en La ciudad de Dios Soy de las mujeres que cuando logran arreglar un enchufe siente un subidón de logro y autoafirmación que difícilmente sería mayor si me dieran un premio importante. Mas para que no reparemos en esas luces chirles y hebenes de la Navidad sin Niño de Madrid ¿qué ventilaría uno en Disneylandia sin los chiquillos? están instalando unos megachirimbolos que parecen patíbulos diseñados a medias por Jean Nouvel y Otero Besteiro. Madrid es Deadwood con más multas. Gracias a la gestión de Prada, la presidenta de Liberia impulsará el hospital de la Orden de San Juan de Dios Educación y desarrollo CHEMA BARROSO Nuevas luces de Navidad Año tras año, los madrileños pueden comprobar cómo los comercios adelantan un poco más la temporada y ya, a finales de octubre, exponen los artículos navideños. El Ayuntamiento se suma a esta campaña con la instalación de nuevo alumbrado navideño, que ya puede admirarse, aunque apagado, en la zona centro