Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE Cuadro de localización de la madre superiora, del siglo XIX Matracas y chascas. Instrumentos de madera para despertar o avisar Jícara para chocolate, en barro vidriado, del XVIII La mercedaria María Ángeles Curros, directora de Patrimonio Cultural de Confer, junto a los Niños Jesús, una de las joyas de la muestra las misas y oficios que se cantaban en el convento de la Orden de la Compañía. A la llamada del título de Vida Fraterna han llegado a la sede de la avenida de Alfonso XIII piezas de toda España. De Galicia se puede ver una vajilla de loza barnizada con escudo de la Compañía de María, que incluye hueveras, jarras, salsera y frutero procedentes de Vigo, realizada en la fábrica de Santa Clara en la primera mitad del siglo XX; y de Cataluña, jícaras para el chocolate, en barro vidriado, con las que invitaban las religiosas a las alumnas de la Seo de Urgell el Día de la Niña María. Se pueden ver muñecas Mariquite Pérez con uniforme de colegial y vestidas con el hábito que ha ido imponiéndose con el paso del tiempo, palillos de bolillos y un mantel realizado por religiosas con encaje de frivolité, toallas de comunión en tul bordado a mano, y también en hilo con puntilla, o de organdí, y en gasa bordada en punto canario... Prensas, hormas de zapatos, y hasta un fonendo de la orden hospitalaria. Entre los objetos y ornamentos del culto eucarístico, destaca un cáliz de marfil bañado en oro realizado en misiones para un sacerdote franciscano. De las representaciones marianas, nos fijamos por su perfección y delicada policromía en una Inmaculada Concepción de la artista quiteña Tana Uzhca. Luego, nos detenemos en las urnas y otros elementos con los que la comunidad expresa su voluntad en la elección de los superiores, sobresaliendo un cofre de cristal checo y aplicaciones de bronce de elegante barroquismo y una copa de votaciones de la escuela italiana, del siglo XIX, que mediante un sistema de bolas blancas y negras era usada para la votación de los miembros que tras el periodo de formación han de ser aceptados o juzgados no aptos para la vida en común. Por su puesto, no falta en la muestra el cartel de Esther Santaquiteria para la reciente beatificación de los mártires de nuestra guerra porque ellos son- -dice María Ángeles Curros- -nuestro mayor patrimonio También se pueden ver poemas, partituras, huchas petitorias... Y descubrimos que la canción que muchos aprendimos de pequeños, y que creíamos anónima, de madrecita de todos los niños que estás en el Cielo... la escribió la mercedaria María Jesús Torres. En aquel momento, -lamenta Curros- -las monjas no la inscribieron en la Sociedad General de Autores. Madre Jesús Torres, que fue compañera de Dalí en Bellas Artes, tenía una sensibilidad extraordinaria: pintaba maravillosamente pero cuando se sentaba al armonio la iglesia vibraba como con ninguno Libro de profesiones y tomas de hábito. Pergamino y papel, de 1698 En la exposición descubrimos que madre Jesús Torres, la artista que fue compañera de Dalí en la Facultad, es la autora de rezos que aprendimos muchos en nuestra infancia Desde hoy y hasta el 3 de diciembre, de 10 a 13,30 hs. laborables, y de 10,30 a 14, y de 16 a 19, 30, S. D. y F. Confer: Avenida de Alfonso XIII, 97. Copa para votaciones, de ebanistería en madera, del XIX