Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID SÁBADO 3 s 11 s 2007 ABC Las interminables colas en la comisaría de Santa Engracia para gestionar el DNI son una constante desde hace meses Las víctimas del DNI cortan la calle Los sufridos ciudadanos que guardaban cola en la calle de Santa Engracia para el nuevo documento y el pasaporte decidieron cortar la calzada. Las esperas en las comisarías comienzan a las 4.30 de la madrugada POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO FRANCISCO SECO MADRID. Los ciudadanos que esperaban cola ayer en la calle de Santa Engracia para obtener los nuevos DNI y pasaporte electrónicos perdieron la paciencia. Cuando supieron que no se repartirían números para por la tarde, cortaron la calzada, sobre las cuatro. Tuvieron que intervenir los antidisturbios Pero lo de ayer no es más que la gota que colmó el vaso. Esta situación dura ya meses. He venido a hacer cola a las cuatro y media de la madrugada y ya había tres personas delante de mí se quejaba amargamente Julián L. Óscar, 22 años, también está que trina en las oficinas del DNI de la calle Doce de Octubre (Retiro) A la una y pico de la tarde sale tan contento con su nuevo carné de identidad pero le ha costado lo suyo. Llegué- -nos cuenta con una sonrisa bastante irónica- -a las cinco y media de la madrugada. He venido con una sillita muy cómoda y un termo lleno de café con leche calentito porque ya me habían advertido Julia F. está junto a Óscar. Le escucha cómo se queja. Ella no quiere quedarse en meras palabras de desahogo. Va buscando las hojas de reclamación. Directamente. Ya tengo mi nuevo DNI pero es el cuarto día que vengo. Llegué aquí a las seis y media de la mañana para hacer cola y, ya ves, salgo ahora, a la una y media de la tarde. Esto es una vergüenza. No sé yo que ganaré reclamando pero, por lo menos, me quedo más a gusto y me voy con la sensación de hacer lo que tenía que hacer asegura. ¿Qué es lo que está pasando en muchas oficinas del DNI madrileñas para que los ciudada- Es una vergüenza Ya tengo mi nuevo carné de identidad pero es el cuarto día que vengo se queja Julia F. Para expedir cada nuevo DNI electrónico se necesitan treinta minutos. Por eso, los funcionarios echan las cuentas y saben los números que pueden dar cada jornada, hasta las dos de la tarde, que cierran. Ante lo inexplicable de la situación, muchos ciudadanos piden las hojas de reclamaciones. Otros piden, allí mismo, que se utilice el sistema de la cita previa, pero no está previsto. Esto es una vergüenza se quejan los cientos de ciudadanos que han hecho cola en balde. Corre el rumor de que se paga por estar en la fila y que hacen acopio de números para una posterior reventa nos tengan que hacer cola desde la madrugada? ¿No abren a las nueve de la mañana? ¿No hay prácticamente una por distrito- -a veces más- -y, también, en los municipios importantes de la región? En efecto, las oficinas abren a las nueve de la mañana. Unos minutos antes, nos dicen los sufridores que van a sacar o a renovar el DNI, los empleados salen a la calle y dan 60 números para tramitar el carné de identidad y 30 para el pasaporte. Para resultar agraciado con uno de estos numeritos hay que estar muy pronto, demasiado. De madrugada. Ayer vine a las ocho y media de la mañana. La fila daba la vuelta a la manzana. Pensé que iba a echar toda la mañana; hasta que cerraran, a las dos de la tarde. ¡Qué ingenua! Cuando me dijeron que sólo daban 60 números conté y, más o menos, yo era la ciento ochenta de la cola. Me di la vuelta. Hoy he venido a las cinco de la madrugada dice Mercedes M. Lo único bueno, comentaban otras personas en las oficinas de Doce de Octubre, es que, por lo menos, te vas con el DNI puesto lo dan en el mismo día y no tienes que venir otro a recogerlo. Eso sí, un cartelito a la entrada del despacho avisa que hay que llevar el precio exacto: 6,70 euros para el carné de identidad y 16,90 para el pasaporte. Muchos no se enteran hasta que se dan de narices con el cartelito. Narciso Rey, que trabaja como portero del número 7 de Doce de Octubre, cuenta la situación de las pobres personas que hacen cola, con tanto frío, y tan incómodos Está al lado de la oficina del DNI. Hace un año, trabajaban por las tardes. Ya no. Me parece un atraso. Como es electrónico, cada carné se tarda en hacer 30 minutos. Calculan y, por eso, dan los números que dan. Ni uno más ni uno menos. Los que los pillan luego llenan las cafeterías de la zona porque están muertecitos de frío. Por eso, a las diez de la mañana ya no hay colas Corre el rumor de que se llagan a pagar hasta 60 euros para que otra persona haga la cola durante la madrugada. Y que, incluso, hay quienes piden varios números para montar, después, su propia reventa. Cuando trabajaban por la tarde