Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 RELIGIÓN www. abc. es religion SÁBADO 3- -11- -2007 ABC El Papa Benedicto XVI rezaba ayer ante la tumba de su predecesor Juan Pablo II en el Vaticano POOL De la Vega asistirá a la investidura de los nuevos cardenales españoles en Roma Su viaje confirma la clara mejoría de las relaciones de España con la Santa Sede JUAN VICENTE BOO GABRIEL SANZ ROMA MADRID. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, encabezará la delegación oficial del Gobierno en la ceremonia de investidura de los tres nuevos cardenales el próximo 24 de noviembre en la Plaza de San Pedro, según anunciaron a ABC fuentes gubernamentales. El viaje de Fernández de la Vega confirma la clara mejoría de las relaciones con el Vaticano, netamente visible hace una semana durante la beatificación de 498 mártires españoles. El agradecimiento explícito del cardenal Tarcisio Bertone, número dos del Vaticano, al embajador español Francisco Vázquez por lo que está haciendo y la cordialidad de la intervención del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en la cena con diez cardenales han creado el clima para nuevos pasos de acercamiento, que traigan mayor serenidad al clima social de España y beneficien, sobre todo a nuestro país, pues a la Santa Sede le sobra desde siempre prestigio internacional. El clima de enfrentamiento y a veces de zafiedad propiciado durante los primeros meses del Gobierno Zapatero convirtió a España en un país anómalo a los ojos de los 170 embajadores ante la Santa Sede, una tribuna de observación sólo superada, lógicamente, por la de Naciones Unidas. los obispos católicos están echando por tierra la imagen del país en todos los escenarios internacionales. España, en cambio, gana terreno a ojos vista, pues el nombramiento de tres nuevos cardenales- -el arzobispo de Valencia, Agustín García Gasco; el de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, y el jesuita turolense Urbano Navarrete- -es una cuota superior a la esperada, que pone a España en tercera posición mundial (junto con Francia y Alemania) en la cota de seis cardenales electores, por debajo tan sólo de los veintidós de Italia y los doce de Estados Unidos. Nuestro país vuelve al club de las grandes naciones, que siempre apoyan en la medida de lo posible las iniciativas de Benedicto XVI para bien de la humanidad. A pesar del desencuentro por la invasión de Irak, Estados Unidos colabora con la Santa Sede en las campanas contra el tráfico de seres humanos y en la defensa de la libertad religiosa, mientras que la canciller Ángela Merkel mantiene una sintonía continua con el Papa en asuntos internacionales y Gordon Brown lleva años coordinando con el Vaticano los capítulos de ayuda al desarrollo. A esta empresa de aunar fuerzas para hacer el bien puede sumarse España, sobre todo por su peso en América Latina donde, paradójicamente, había perdido puntos debido al encontronazo inicial del Gobierno de Rodríguez Zapatero con Juan Pablo II y con los obispos españoles. La vuelta de España a la normalidad se inició en marzo del 2006 cuando la vicepresidenta del Gobierno acudió a Roma a la entrega de la birreta cardenalicia al arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, y aprovechó la ocasión para reunirse con el entonces cardenal secretario de Estado, Angelo Sodano. En julio de ese mismo año, Benedicto XVI confirmaría personalmente el tono conciliador durante su visita a Valencia con motivo del Encuentro Mundial de las Familias. La vicepresidenta vuelve a Roma en el mismo contexto de ceremonia de creación como se llama oficialmente, de veintitrés nuevos cardenales que tendrá lugar en la Plaza de San Pedro el sábado 24 de noviembre. El interés mundial será alto pues Benedicto XVI ha convocado el viernes 23 a los cardenales de todo el planeta- -son 202, aunque los más ancianos no podrán viajar por motivos de salud- -para estudiar juntos de modo informal la marcha del acercamiento ecuménico a las otras Iglesias cristianas, sobre España para el bien común Otro país enfermo Ahora que las aguas de España vuelven a su cauce, el país enfermo por antonomasia es Venezuela, donde los gestos demagógicos de Hugo Chávez y sus groseros enfrentamientos con La ceremonia de creación se celebrará en la Plaza de San Pedro el próximo día 24 de noviembre