Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 s 11 s 2007 LA VERDAD DEL 11- M TRAS LA CONDENA, PRESIÓN ESPAÑA 17 Los principales islamistas condenados, en huelga de hambre Tres de ellos, El Gnaoui, Belhadj y El Haski, participaron ya en otra protesta en septiembre para presionar al Tribunal P. MUÑOZ MADRID. Diez de los veintiún condenados por la matanza de Madrid han comenzado una huelga de hambre para protestar por lo que consideran sentencias desproporcionadas Los rebeldes son los principales cabecillas y tres de ellos- -Othman el Gnaoui, Youssef Belhadj y Hassan el Haski- -ya habían participado en otra iniciativa similar a principios de septiembre que tenía por objetivo tratar de presionar al Tribunal que juzgó el caso. Los participantes en la revuelta son los autores materiales del 11- M Jamal Zougam y Othman el Gnaoui, además de los condenados por integración en banda terrorista: Hassan el Haski, considerado dirigente del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, Rachid Aglif, Basel Ghalyoun, Abdelmajid Bouchar, Larbi ben Sellam, Fouad el Morabit, Mohannad Almallah Dabas y Youssef Belhadj. El Tribunal falló que Zougam y El Gnaoui colocaron algunas de las bombas que estallaron el 11- M y, en consecuencia, han sido condenados como autores materiales a 42.922 y 42.924 años de cárcel, respectivamente. Fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas por ABC señalaron que los dos primeros en comunicar que comenzaban una huelga de hambre fueron Rachid Aglif y Basel Ghalyoun, y poco a poco fueron sumándose el resto de los islamistas. Los reclusos sólo se niegan a comer, pero ingieren líquidos. Por ahora no han protagonizado incidente alguno y hay confianza en que todos ellos abandonen la protesta en los próximos días, tal como ya sucedió el pasado mes de septiembre. La mayoría de los condenados ya ha regresado a los centros penitenciarios desde los que fueron trasladados a Madrid para que pudieran asistir el pasado miércoles a la lectura de la sentencia en el Pabellón que la Audiencia Nacional tiene en la Casa de Campo. Se les mantiene en régimen de aislamiento y tienen restricción de movimientos y de contactos. Seis de ellos están internados en la prisión de Alicante II (Villena) mientras que el resto está encarcelado en Madrid. Al contrario de lo que sucedió en la anterior ocasión, esta vez no ha secundado la huelga ninguno de los demás presos islamistas que están internados en los distintos centros penitenciarios. Para Instituciones Penitenciarias, lo ocurrido en septiembre era mucho más preocupante, ya que por primera vez se vio que este colectivo disponía de una cierta coordinación interior y también de apoyo exterior, lo que ahora no se aprecia. Othman El Gnaoui POOL Las fuentes consultadas consideran que los huelguistas sólo buscan llamar la atención con su medida de presión, pero que al menos por ahora no hay ningún elemento que lleve a pensar que la situación se vaya a radicalizar, aunque desde luego se está haciendo un seguimiento minucioso de los acontecimientos para poner en marcha de inmediato las medidas que sean necesarias. Como es habitual en estos casos, los servicios médicos están especialmente atentos a su estado de salud, que de momento no es preocupante. Aglif y Ghalyoun