Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3- -11- -2007 Un menor apaleado para colgar el vídeo en internet tiene varias costillas y dientes rotos 11 Zapatero, a Rajoy el lunes: No te preocupes, está todo controlado Una hora antes de llamar a consultas a su embajador en Madrid, De la Vega exaltaba las extraordinarias relaciones con Rabat s El PP apoya la visita pero se siente engañado y critica que el PSOE haya metido al Rey en un nuevo lío diplomático G. SANZ A. COLLADO L. AYLLÓN MADRID. Una hora antes de la llamada a consultas del embajador marroquí en Madrid, Omar Azziman, María Teresa Fernández de la Vega aseguraba a los periodistas que el viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla no enturbiaría las relaciones extraordinarias entre los dos países. A partir de entonces, y según se enredaba el asunto, el mensaje gubernamental fue diluyendo tan extraordinario estado de las cosas. A las dos horas, Rubalcaba dejaba en buenas las relaciones, mientras en fuentes de Exteriores se conformaban con que la llamada a consultas fuese meramente informativa La secuencia de este nuevo desaire de Marruecos fue más o menos así. A las dos menos cuarto de la tarde, la vicepresidenta alababa las relaciones en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. A las dos y media, las radios y televisiones españolas, muy seguidas en el país vecino, ya daban cuenta de las palabras de la portavoz ignorando las críticas marroquíes y recalcando que las relaciones con Marruecos son extraordinarias, están basadas en el afecto sincero y en el respeto mutuo En este marco de excelentes relaciones- -proseguía De la Vega- el viaje de los Reyes sólo puede enmarcarse en lo que es la normalidad institucional Además, subrayaba que la visita pretende satisfacer una demanda largamente esperada (32 años) por los ciudadanos de las dos ciudades autónomas Cuando fue preguntada por qué ahora, De la Vega respondió con el contundente argumento de que alguna Llamada a consultas, una medida grave La llamada a consultas de un embajador por parte del país al que representa en otro país es una orden para que se persone urgentemente en la capital del Estado que le acreditó, con objeto de informar sobre un determinado asunto y recibir instrucciones particulares sobre el caso. Sin embargo, con frecuencia, cuando se llama a consultas a un embajador, no es simplemente para recibir información, sino para mostrar de una manera pública a las autoridades del país ante el que está acreditado el malestar, disgusto o preocupación que produce determinada actuación de ese Gobierno. embajador del otro país para presentarle una nota verbal de protesta. La llamada a consultas al embajador propio se hace normalmente por un tiempo indeterminado (como ayer hizo Marruecos con el jefe de su representación diplomática en Madrid) lo que permite que el regreso a su puesto se demore más o menos en función del malestar que se quiere expresar. Es decir, una llamada a consultas suele abrir una crisis diplomática importante y, en algunas ocasiones, se trata de un paso previo a la retirada definitiva del embajador o la ruptura de relaciones diplomáticas. Omar Azziman, embajador de Marruecos en Madrid ABC Se trata pues de una medida seria, grave y no tan frecuente, ya que lo habitual cuando algo no ha gustado es convocar al POOL ministros, diputados o el Defensor del Pueblo. Las autoridades españolas no descartan además que, como ocurrió durante la crisis de Perejil, se puedan producir manifestaciones de marroquíes delante de la legación. Fuentes de la presidencia de Melilla confirmaron ayer que algunas organizaciones están ya preparando actos de protesta en la frontera de Beni Enzar, que separa la ciudad autónoma del país magrebí. Me da pena por el gran esfuerzo de reconciliación que se ha hecho reconocían desde la Embajada, porque España ha hecho mucho más que Marruecos refiriéndose sobre todo al desgaste que supone el tema del Sahara El Gobierno de Zapatero ha optado por acercarse aún más a Rabat rompiendo con la neutralidad tradicional de Madrid y apostando por el plan de autonomía, con el que Mohamed VI pretende que la ex colonia pase a estar bajo soberanía marroquí. La llamada a consultas de Azziman significa que las cosas no estaban tan sólidas como pensábamos sentencian. Alguna vez tenía que ser ABC. es Más información de la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla en abc. es vez se tenía que producir. Una hora después, a las cuatro de la tarde, y también con extraordinaria rapidez, el Gobierno marroquí emitía una nota en la que explicaba que anunciaba la llamada a consultas por un periodo indeterminado de su embajador en Madrid y calificaba de deplorable el viaje de los Reyes. Ya a media tarde, desde Algeciras, Alfredo Pérez Rubalcaba afirmaba que el Ejecutivo no comparte la medida marroquí, pese a la cual ambos países siguen manteniendo buenas relaciones Por su parte, el ministro de Exteriores contactaba con su homólogo marroquí, Taieb Fassi- Fihri. Según fuentes diplomáticas, ambos esperaban que este gesto se pueda superar y que la llamada a consultas tenga carácter informativo En todo caso, según las fuentes, el Ejecutivo descarta totalmente adoptar una medida similar con su embajador en Rabat. Fuentes gubernamentales habían señalado antes de conocer la llamada a consultas del embajador marroquí que el viaje de los Reyes a un territorio español es asunto interno y, por ello, no hay obligación de informar a Marruecos. No obstante, todo apunta a que Rabat estaba al corriente del viaje antes de ese anuncio. Hace unos meses, según fuentes conocedoras de la preparación de la visita, se comenzó a dar forma a la idea en contactos entre la Casa del Rey y el Gobierno, y contando con el respaldo de la oposición, siempre favorable a que Don Juan Carlos y Doña Sofía pudieran ir a las dos únicas ciudades españolas que no han visitado como Reyes de España. En la decisión- -reconoce en esas fuentes- -influyó el hecho de que las relaciones entre Marruecos y España pasaban, Moratinos y Planas, de festival en el sur de Marruecos L. DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se ha quedado de viaje privado en Marruecos tras avisar del viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla. Anoche, acompañado por el embajador en Rabat, Luis Planas, y el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, asistieron a un concierto de El Lebrijano en el Festival de las Andalucías Atlánticas de Esauira. Allí se encontraban también altos cargos marroquíes como el consejero del rey André Azulay y la ministra de Cultura. Ni Moratinos ni Planas quisieron hacer declaraciones. Zarrías suspendió la cita que tenía prevista con los medios. supuestamente, por uno de sus mejores momentos, lo que se esperaba que suavizara la reacción de Rabat. La última de Zapatero, una crisis con Marruecos después de tres años y medio de cesiones ante Mohamed VI y con el Rey por delante en plena campaña interna contra la Monarquía Esa fue la primera reacción del PP ante este desaguisado diplomático. En la dirección popular reconocieron ayer que estaban informados desde el pasado lunes de la visita, pero no de que estuviera tan mal calculada. De ahí la despectiva conclusión que sacaban de lo ocurrido. No te preocupes, está todo controlado y pactado le dijo Zapatero a Rajoy en la cena celebrada con motivo de la ampliación del Museo del Prado el mismo lunes. Rajoy guardó silencio hasta que la Casa Real anunció la visita. El PP considera ahora que, aparte de sentirse engañados por enésima vez por Zapatero, el Gobierno somete a un innecesario problema al Rey. No se puede poner al jefe del Estado por delante en una crisis diplomática insistieron en fuentes de la oposición. En el PP creen que la visita a las plazas españolas en África es muy positiva y que debe mantenerse pese al enojo marroquí, pero se preparan para criticar a fondo la pésima cobertura diplomática que le ha dado el Ejecutivo. Rajoy guardó silencio