Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es SÁBADO 3- -11- -2007 ABC Don Juan Carlos, con Mohamed VI, durante el viaje realizado por Sus Majestades los Reyes a Marruecos en enero de 2005 Mohamed VI agrava la crisis al llamar a consultas a su embajador en Madrid Rabat califica de deplorable la próxima visita de los Reyes a Ceuta y Melilla s Se convocan protestas en la frontera LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL LUIS AYLLÓN RABAT MADRID. Mohamed VI, que ayer se encontraba en la ciudad de El Yadida, al sur de Casablanca, ordenó retirar a su representante diplomático en Madrid, Omar Azziman. El comunicado, hecho público por la agencia Map y que reproducimos íntegramente, es muy contundente y agrava una crisis bilateral con un vecino singularmente incómodo, pero estratégico para asuntos tan importantes como el control del terrorismo islámico, la inmigración y el narcotráfico. Tras el anuncio oficial el viernes de la deplorable visita de Su Majestad el Rey Juan Carlos I, los días 5 y 6 de noviembre a las dos ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla, se ha decidido bajo las Altas Instrucciones de Su Majestad el Rey Mohamed VI, que Dios le asista, la llamada en consultas del señor Omar Azziman, embajador de Su Majestad el Rey en España, por un periodo indeterminado, anuncia un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. El Gobierno, recordemos, había expresado el jueves su hondo pesar y su firme reprobación ante esta iniciativa lamentable sean cuales sean los motivos y los objetivos Marruecos eleva de esta forma el tono de su protesta por los planes los Reyes de visitar el lunes y el martes Ceuta y Melilla. El jueves fue el portavoz del Gobierno, Khalid Naciri, el que leyó un contundente comunicado tras la reunión del Ejecutivo. Naciri dijo ayer que como sus palabras no habían tenido respuesta española se habían visto obligados a tomar nuevas medidas. Por eso, comentó, la pelota está ahora en el tejado de España Ayer, cuando el Gobierno español evaluaba la reprimenda y casi la daba por buena para no hablar de crisis, vino la verdadera respuesta del Monarca alauí: dejar la Embajada en Madrid sin su máximo representante. El Ejecutivo se mantuvo en su línea de no subir el tono en sus respuestas a Marruecos y continuó optando por confiar en el buen sentido de los marroquíes. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores insistió a ABC en que el titular del departamento, Miguel Ángel Moratinos, habló en la tarde de ayer con su colega marroquí, Taieb Fassi Fihri, sobre la visita y dijo que espera que lo que está sucediendo no enfríe las excelentes relaciones entre los dos países Exteriores confía en que la llamada consultas del embajador marroquí tenga un carácter meramente informativo y descartan hacer lo mismo con Luis Planas, embajador en Rabat. Fuentes diplomáticas españolas consideran que las declaraciones de las autoridades marroquíes al hacerse pública la noticia de la visita entran dentro de lo normal teniendo en cuenta la sensibilidad que hay en Marruecos hacia la cuestión de Ceuta y Melilla. Además, hay que tener en cuenta que en el nuevo Gobierno la mayor fuerza la concentra el Istiqlal, un partido nacionalista muy combativo en ese asunto. La propia diplomacia española ha reconocido que con Abbas El Fassi, el nuevo primer ministro marroquí y líder del Istiqlal, las cosas no serán tan fáciles como con su antecesor, el tecnócrata Dris Yetú. A estas alturas, parece claro que el Ejecutivo español no esperaba que Rabat optara por llamar a consultas a su embajador, una medida que tiene ya un importante calado diplomático. Donde la noticia cayó como un jarro de agua fría fue en la Embajada española. Allí, uno de los diplomáticos reconoció haberse quedado boquiabierto ante un gesto tan grave e injusto porque les estábamos apoyando en cuestiones que para ellos eran de vida o muerte como el Sahara. Quedan en el aire ahora las numerosas visitas previstas de autoridades españolas de aquí a fin de año: Jarro de agua fría Las cosas no estaban tan sólidas como pensábamos sentencian medios diplomáticos