Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID VIERNES 2 s 11 s 2007 ABC SOS, emergencia de alta montaña Lo mismo salvan una vida que caminan por el hielo o descienden un cañón. Un equipo especializado del Summa- 112 se ha asentado en el puerto de Navacerrada POR CRISTINA ALONSO FOTOS DE SAN BERNARDO MADRID. Algo tan simple como torcerse un tobillo puede tener desenlaces dispares dependiendo del lugar dónde le falle a uno el pie. Si es en la vía pública, en ciudad, basta llamar a cualquier familiar o transeúnte para poner fin al percance con un poco de paracetamol y una venda. Pero si el fatal tropiezo acontece en la montaña, entre niebla, nieve y temperaturas bajo cero, todo puede terminar en tragedia. Desde el pasado enero, todos los que se acerquen un fin de semana o un festivo al puerto de Navacerrada y alrededores están, aunque no lo sepan, un poco más seguros. Allí, cuatro profesionales del Summa 112 (Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid) -médico, enfermero y dos técnicos- -aguardan en el puesto de la Cruz Roja un aviso para acudir en auxilio de quien les necesite. Uno puede ser un médico estupendo, pero si no sabe moverse por este medio no podrá ayudar a su víctima explica Miguel Feria, médico. Por ello, estos profesionales, además de la formación de cualquier equipo sanitario del Summa, poseen una específica de montaña, que incluye cursos de escalada, de aseguramiento, de cuerda... Y todo con un objetivo: poder ayudar a una víctima de forma autónoma. Si alguien se precipita por un barranco, a mí ya nadie me tiene que decir cómo bajar por una cuerda. Si no supiera, tendría que esperar a que el bombero me lo trajera y estas cosas nunca son rápidas explica Miguel. El bombero puede tardar perfectamente una hora en bajar, otra hora en empaquetarlo y otra más en subirlo. Al final podemos encontrarnos a esa persona en peor estado de salud. Incluso muerta apunta Roxana Morenilla, enfermera que trabaja junto a Miguel Feria y a los técnicos Antonio Rosell y Luis Ruiz. Los bomberos, cuya misión es rescatar a las víctimas, tienen conocimientos sanitarios básicos y muchas veces, como ocurre en los accidentes de tráfico, son los encargados de realizar una primera atención. Sin embargo, la víctima puede requerir una atención avanzada en el caso, por ejemplo, de que entre en parada cardiorrespiratoria por un traumatismo craneoencefálico, una de las patologías más comunes debidas, en demasiadas ocasiones, a una caída tonta Según explica este grupo sanitario de alta montaña, la gente todavía no se ha habituado a marcar el 112 en caso de emergencia. Se trate de una pierna rota, de una contusión, fractura o de la pérdida de una persona, el aviso suele provenir de alguien que acude en persona al puesto de Cruz Roja alertando de lo ocurrido. Estos profesionales del Summa visten de negro y azul marino. En su discreto uniforme sólo destacan sus grandes y chillonas botas amarillas, que llevan atadas a la parte baja de sus pantalones para que no se les meta nieve al caminar. Tenemos un equipamiento de la máxima calidad, indispensable para poder desarrollar nuestro trabajo con la mayor efectividad posible explican. Tienen dos tipos de calzado, una bota más ligera que les permite acceder y trepar por rocas y, después, una bota rígida de alta montaña cramponable -es decir, a las que se les puede añadir crampones: especie de suela metálica con dientes que permite moverse con soltura por el hielo- Hace años llegabas aquí con el calzado no adecuado y sin crampones y tenías que pasar por una ladera o un camino estrecho y resbalabas cada poco y te caías. No se podía trabajar bien comentan los profesionales del Summa- 112. De hecho, la idea de formar este Un ahorro de tres horas De azul marino y negro El equipo posando ante el material de urgencias servicio de alta montaña nació de esa torpeza a la hora de desenvolverse en un medio tan hostil. Si alguien, por ejemplo, se caía en medio de la pista de esquiar y se rompía una pierna, el grupo que acudía a atenderle no traía ni el calzado ni la ropa ya adecuada, cada vez que pisaban se caían, no podían apenas caminar con todo el equipo sanitario, que es muy pesado, tampoco llevaban guantes de nieve... explican. El resto de su ropa de trabajo se compone de un pantalón de intervención de montaña, camiseta interior transpirable, forro polar de primera capa, forro polar externo más grueso y una chaqueta de nieve. otra que nunca se vería en medio urbano: la de escalada. Este material lo llevamos siempre aparte porque es raro que tengamos que escalar Estegrupodeatenciónsanitaria de alta montaña formado por seis turnos de cuatro personas seideóhacetresaños. Sin embargo, realmente operativos están desde hace un puñado de meses. Nuestra intención es poder actuar los 365 días al año, ya que en la actualidad sólo funcionamos los fines de semana explica Roxana, enfermera. Ella y sus compañeros comparten lugar de trabajo con los voluntarios de Cruz Roja del puerto de Navacerrada. De momento, a nivel personal nos hemos ido organizando con organizaciones como la Cruz Roja o la Guardia Civil De hecho, ha sido la Cruz Roja la que les ha dado un techo bajo el que cobijarse. Su base está en el puesto que tiene esta organización en el puerto de Navacerrada y comparten sus instalaciones con los voluntarios. Al funcionar únicamente los fines de semana y festivos, si ocurriera algo en otro momento quien acudiría en lugar de este grupo sería la base de Lozoyuela, que cuenta con uno de los dos helicópteros sanitarios de la Comunidad- -dotados con el mismo material de una UVI móvil- El otro se encuentra en Las Rozas. Este helicóptero tiene toda la accesibi- Este servicio sanitario del Summa nació de la dificultad para desenvolverse en un medio tan hostil Veinte kilos de mochila Las camillas percha son ideales para inmovilizar al herido y transportarle con seguridad Una parte indispensable de su uniforme es la mochila, en la que llevan el material sanitario. En medio urbano, según explican estos sanitarios, existen dos mochilas en una UVI móvil. Una de vía aérea, que contiene respirador, pulmón artificial, respirador portátil... La otra es la mochila de circulatorio o enfermería que contiene material de punción, sueros y toda la medicación. Ellos lo han unificado todo en una sola que pesa unos 20 kilos y en el que se entremezcla el material para salvar vidas con el de montaña. Pero, además, tienen