Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 2- -11- -2007 ABC El comisario jefe de Scotland Yard, Ian Blair (centro) momentos antes de atender ayer a los medios de comunicación y señalar que no dimitirá EPA La Policía londinense, condenada por la muerte del brasileño De Menezes en 2005 La sentencia reconoce 19 errores en la actuación de Scotland Yard que deberá pagar una multa de unos 250.000 euros MARCELO JUSTO SERVICIO ESPECIAL LONDRES. Scotland Yard puso en peligro la seguridad pública durante el operativo en el que murió el brasileño Jean Charles de Menezes de siete disparos a quemarropa en un metro de Londres en 2005. El veredicto de la Corte Penal de Old Bailey en Londres dejó a la policía metropolitana contra las cuerdas, al hallarla culpable de una serie de catastróficos errores violando normas de seguridad e incumpliendo con sus deberes de proteger a la población. El jefe de la fuerza, el comisario Sir Ian Blair, aseguró que no pensaba renunciar a su cargo. La Corte identificó 19 errores de la Policía en aquel trágico 22 de julio. Entre otros, el jurado halló que la Policía no verificó debidamente la identidad de De Menezes, permitió que se subiera y bajara dos veces al transporte público a pesar de que se sospechaba que era un atacante suicida, no lo detuvo antes de que entrara en el metro de Stockwel y no identificó lugares para detener e interrogar a los sospechosos que salían de la casa de departamentos que estaba siendo vigilada. Scotland Yard deberá pargar una multa de unos 250.000 euros y los costos del caso. En un comunicado leído a la salida del Old Bailey, Sir Ian Blair lamentó profundamente la muerte de de Menezes, pero señaló que no se había debido a un problema de funcionamiento de la fuerza policial. La Policía no salió a matar a un hombre inocente ese día. Como el juez dejó en claro ninguno de los errores volvieron a ocurrir dijo Blair. Scotland Yard siempre ha sostenido que la muerte de De Menezes fue una tragedia en circunstancias excepcionales. La Policía británica estaba en estado de alerta buscando a todos los responsables de los atentados fallidos ejecutados el día anterior y a dos semanas del 7 J que había dejado un saldo de 56 personas muertas y más de 700 heridas. Ayer el Gobierno salió a respaldar a Sir Ian Blair. El primer ministro Gordon Brown y la ministra del interior Jacqui Smith reiteraron su apoyo al jefe de Scotland Yard. El alcalde de Londres, Ken el rojo Livingstone, que ha sostenido posiciones más moderadas en el Gobierno que las que su apodo harían pensar, alertó que el veredicto podría dificultar la lucha antiterrorista de la Policía. La Policía actuó contra atacantes suicidas en una situación de extremo peligro y para salvar la vida de los londinenses. La muerte de De Menezes fue una tragedia, pero no debemos socavar la lucha antiterrorista dijo Livingstone. Por su parte, los dos principales partidos opositores, el conservador y el demócrata- liberal, pidieron la cabeza de Sir Ian Blair. Aquí hubo una persona responsable de lo que fue un fracaso sistemático en lo organizativo, táctico, logístico y operativo declaró el ministro del Interior en la sombra, David Davis. No salió a matar El Gobierno británico mantiene su apoyo al jefe de Scotland Yand para no socavar la lucha antiterrorista