Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 2 s 11 s 2007 ABC AD LIBITUM REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA ENDRÍA gracia- -pajolera, pero gracia- -que el PP, después de haber perdido el Gobierno en las legislativas del 2004 como un efecto secundario de los brutales atentados del 11- M, volviera a fracasar en las del 2008 por la mala digestión de la sentencia en la que se condena a los autores de aquella sangrienta masacre. Todo es cuestión de entrenar convenientemente o, como en un sañudo y sintomático pleonasmo señala en El País Josep Ramoneda, de insistir en la contumacia en el error En el PP pesa mucho, sobre la circunstancia de que su secretario general fuera ministro de Interior en el malhadaM. MARTÍN do día en que el terrorisFERRAND mo islámico se llevó por delante la vida de 192 ciudadanos, el uso indebido- -distorsionador- -que algunos de sus dirigentes han venido haciendo del suceso con fines electorales e intención demoledora de su principal adversario político. Más aún cuando alguna de esas descabelladas piruetas tenían el fin complementario de bailarle el agua a los agitadores mediáticos que, desde la Cope hasta El Mundo han ordeñado a conciencia, instalados en el luctuoso taburete de los acontecimientos, la vaca macabra de las bombas, sus víctimas y cuantas fantasías han surgido en su entorno. El tribunal correspondiente ya dictó sentencia. Les queda a las partes la posibilidad del recurso; pero cualquier uso político a partir de ella será, tanto para el PP como para el PSOE, una intentona suicida. Mariano Rajoy tiene que sacudirse el polvo que, en aquellos días del 2004, llegó hasta La Moncloa y, en lo que se le alcance, marcar distancias con quienes, en su proximidad, más se han involucrado en el inútil juego de ver conspiraciones en donde, como ya ha quedado demostrado, sólo había odio asesino y fanático, dolor y víctimas. Su tarea tiene que ser ahora exclusiva y eficaz, resuelta y luminosa, para poder ganar las elecciones del 9 de marzo. Visto sin ojos partidistas, desde la distancia que marcan el escepticismo y el amor a la libertad, sería lamentable que José Luis Rodríguez Zapatero, hueco y sin rumbo, volviera a ocupar la presidencia del Gobierno. Tras la sentencia del 11- M, a solo 130 días de unos comicios trascendentales, no basta con un punto y aparte. Las circunstancias requieren un nuevo capítulo en el que, por fin, Rajoy se atreva a alejar de su entorno a cuantos le afean y perjudican y a sustituirlos por gentes capaces, resueltas y prestigiosas. La máquina funcionarial del PP está agotada y, en feliz contradicción, sobran en sus filas personajes con fuerza y carisma, formación y criterio, capaces de defender, sin complejos y absurdos temores, los supuestos de una regeneración democrática que el propio PP predicaba en 1996 y en el 2000 y nunca puso en marcha. Primero porque, atrapado por las concesiones que le instalaron en el poder, no pudo hacerlo, y luego, ya en el disfrute, en ocasiones obsceno, de su mayoría absoluta, porque no quiso. ÍDOLOS DE LA CUEVA HALLOWEEN TODOS LOS DÍAS entre nosotros. Despotricar a estas alturas contra la EO en la prensa que obispos españoles, dirigenfiesta foránea a cuenta de que es contradictoria tes de la Concapa y profesores de Religión obcon la de Todos los Santos me parece una solemne servan con preocupación el arraigo de la fiestontería. Halloween, como San Valentín, les encanta ta del Halloween entre nuestros niños. Con todos mis a los grandes almacenes, y también a los pequeños corespetos, demasiado tarde, monseñores y compañía. mercios que atiborran estos días sus escaparates de Echen un vistazo a su alrededor: la famosa fiesta, que disfraces y máscaras más o menos siniestros: quizás ya ha echado raíces en el imaginario y el calendario habría que enviar misioneros a re- evangelizarlos. de nuestros menores, asistan o no a colegios católiUno de los méritos históricos de la Iglesia cos, no es un hecho aislado, sino un dato más Católica reside en haber sabido utilizar y rede la globalización de la cultura dominante, convertir las tradiciones paganas en beneque no deja resquicios sin impregnar. ficio propio. Y, de hecho, la conmemoración La mundialización de la cultura popular de los santos menores surgió como reacnorteamericana tiene estas cosas. Nuestros ción a la tradición mucho más antigua de niños y niñas se divierten celebrando sus cumSamhain, con la que se encontraron los evanpleaños en MacDonald s o Burger King, consugelizadores que llegaron a Irlanda en el siglo men cereales Kellog s y Kentucky Fried Chicken, y se quitan la sed (como ya hacían sus pa- M. RODRÍGUEZ V, y durante la que los espíritus regresaban al mundo de los vivos para señalar el fin de la dres y abuelos) con Coca o Pepsi; reciben su doRIVERO cosecha y la proximidad del invierno. Fuesis diaria de ficción a través de series televisiron precisamente los católicos irlandeses quienes vas, como High School Musical, producidas y distrillevaron en su equipaje de emigrantes la vieja tradibuidas por los grandes creadores de contenidos norción- -ya convenientemente sincretizada en el All teamericanos, se emocionan con la princesa PocahonHallow s Eve, víspera de Todos los Santos- -a los Estatas y aprenden corrección política con Mulan o Windos Unidos, donde no se popularizó hasta los años nie the Pooh; les fascinan los parques temáticos de veinte. Desde allí se ha exportado a través de la inDisney (la visita familiar a esos lugares de ensueño dustria del entretenimiento; por ejemplo, y aunque es obligada una vez en la vida, como la peregrinación parezca una broma, mediante películas de éxito a la Meca entre los musulmanes) y visten primorosamundial como La noche de Halloween (1978) una cinmente a la Barbie y al Ken (aunque ya son un poco anta de terror aplaudida por los adolescentes de ambos tiguos) que les ha traído Santa Claus (antes Papá Nolados del Atlántico. el) Etcétera. Y todo ello sucede no porque la educaDe manera que Halloween se está convirtiendo ineción de nuestros niños se nos haya escapado de las mavitablemente en algo nuestro, como tantas otras conos, sino porque hemos aceptado encantados lo que sas que antes nos eran ajenas. ¿Hay que rendirse? No nos llegaba del Imperio. Y pobre de quien chiste a pronecesariamente. Pero de nada sirve lanzar anatepósito de la excepción cultural y de la protección a los mas, ni ponerse estupendos en nombre de otras tradiproductos europeos: anatema totalitario, pecado conciones o principios. El miércoles el hijo de unos amitra la libertad, anacronismo en el mercado- mundo. gos se partía de risa porque yo no decía Aladdin, sino Bueno, pues así están las cosas. De ahí que me reAladino. ¿Y ese quién es? ¿Bin Laden? me preguntó sulte un poco estrambótico que alguien se lleve las mientras reclamaba la propi de Halloween oculto tras manos a la cabeza ante una tradición importada que su máscara de miedo. se ha convertido en un gigantesco negocio también T L -Yo me doy cuenta de que una ley va a ser polémica, cuando el Gobierno aprovecha que es puente para aprobarla.