Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 GENTE www. abc. es gente JUEVES 1- -11- -2007 ABC Érase una vez Annie Leibovitz La reputada fotógrafa recrea con rostros populares los personajes de algunas películas de la Disney POR MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Érase una vez unas fotografías de cuento. Nacidas de la cámara del hada madrina del objetivo y de la lente, Annie Leibovitz. Érase también una celebración: el Año del Millón de Sueños con el que la compañía Disney premia desde 2006 a los visitantes de sus parques Disneyland, en los que de forma totalmente aleatoria se obsequia a los citados visitantes, generalmente con sumas de dinero más o menos cuantiosas. Y érase que se era que Leibovitz se ha sumado a esta fiesta con una serie de fotos en la que ha retratado a diversos rostros muy populares caracterizados de los personajes cinematográficos creados por la Disney, como Blancanieves La Cenicienta y La Bella Durmiente En este País de las Maravillas creado por Annie Leibovitz, Beyoncé ha sido Alicia, y David Beckham un príncipe, en una imagen que se realizó en un pantano cercano a Madrid a finales del año pasado. Desde luego, sobre un caballo blanco realmente parece un príncipe dijo la fotógrafa sobre el ex del Madrid. Pero el primer retrato de la serie fue el de una Scarlett Johansson de rechupete como una dulcísima (como la casita de chocolate) Cenicienta cuando abandona el baile a medianoche y pierde su zapato. El primero, porque es el cuento preferido de Sarah, la propia hija de Leibovitz, de cinco añitos. El tenista Roger Federer también ha subido a la red de este experimento porque ha sido otro de los elegidos y ha cambiado la raqueta por la espada Excalibur para dar vida (por lo menos fotográfica) a un convincente rey Arturo. Por su parte, la actriz Rachel Weisz no sólo está de película, sino también de ensueño como Blancanieves, aunque de momento se eche en falta a los siete enanitos: Hi, Ho... a casa a descansar Y Julie Andrews, con más sonrisas que lágrimas, se ha convertido en el hada azul de la tiernísima Pinocho Casi, casi, otra vez una imagen vale más que mil palabras, aunque sean las de los cuentos de la Disney. Y colorín, colorado... EN SU PUNTO Beatriz Cortázar EL DUQUE DE ANJOU YA TIENE CASA EN MADRID n pleno barrio de Chamberí es donde Luis Alfonso de Borbón y su mujer María Margarita de Vargas han encontrado el hogar que buscaban para instalarse en Madrid de aquí a corto plazo y ponerse al frente del banco que tiene el suegro del duque de Anjou. Un piso señorial de más de trescientos metros cuadrados, donde los duques y su hija podrán alojarse cada vez que viajen a la capital. Según me cuentan, el antiguo propietario del inmueble adquirido el duque del Infantado, quien a pesar de la crisis que hay en las ventas de pisos ha podido llegar a un acuerdo con Luis Alfonso por una suma que, tal y como está el metro cuadrado en esa zona, podría superar los tres millones de euros. Con esta propiedad en Madrid el sueño de Luis Alfonso, ahora vicepresidente del Banco de Orinoco, de regresar a casa con su familia, puede que se cumpla en el plazo que él mismo marcó a sus amigos cuando contrajo matrimonio con Margarita. Según les confesó, viviría los primeros años entre Venezuela y Palm Beach para trabajar con su suegro, pero con la idea de volver. Mientras llegan Luis Alfonso y su prole, en Madrid quien organizó una reunión de las que dan que hablar fue la actriz Mabel Lozano, para presentar en los cines Kinépolis el documental que ha dirigido, que se titula Voces y que se centra en la trata de mujeres. Los testimonios de doce mujeres que fueron engañadas para viajar a España en busca de una oportunidad y cayeron en las redes mafiosas de la prostitución, son el eje conductor de este trabajo que pudieron ver en primicia algunos invitados, como los presidentes del Real Madrid y del Atlético. Una alegria es la que se ha llevado Nati Abascal tras enterarse por su abogado Javier Saavedra de que ha ganado la demanda contra los medios que publicaron su top less Se puede recurrir, pero no se puede reutilizar. E Julie Andrews se ha convertido en el hada azul de la tiernísima Pinocho La actriz Rachel Weisz, una Blancanieves sin enanitos El tenista Roger Federer ha cambiado la raqueta por la espada en Excalibur FOTOS: AP