Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 s 11 s 2007 DEPORTES 95 Atlético Sevilla 4 3 Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Seitaridis, Perea, Zé Castro, Pernía; Luis García (Simao, m. 59) Maniche, Raúl García, Maxi (Jurado, m. 87) Forlán (Reyes, m. 24) y Agüero. Sevilla (4- 4- 2) Palop; Alves, Boulahrouz, Fazio, Crespo; Navas (Capel, m. 79) Keita, Martí, Adriano (Duda, m. 60) Koné (Kerzhakov, m. 68) y Luis Fabiano. Árbitro Mejuto González. Amarilla a Boulahrouz, Perea, Luis García, Pernía, Reyes y Crespo. Goles 1- 0, m. 2: Maniche. 1- 1, m. 15: Luis Fabiano. 2- 1, m. 17: Agüero. 2- 2, m. 45: Zé Castro, p. p. 3- 2, m. 70: Maxi. 4- 2, m. 89: Jurado. 4- 3, m. 90: Luis Fabiano. Agüero cae entre Keita y Boulahrouz EFE El Atlético pisa puesto de Champions a golpes de clase Superó (4- 3) a un Sevilla dominante gracias a los espamos técnicos de Agüero, Maxi y Jurado, que derrotaron el poderío sensacional de Luis Fabiano y Keita TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Es un duelo caliente, trepidante y polémico desde hace dos años y el partido hizo honor al cartel. Atlético y Sevilla ofrecieron un espectáculo de clase, técnica, potencia, agresividad, presión y goles que tuvo a los cincuenta mil espectadores al borde de un ataque de nervios. El enfrentamiento está definido por una atracción fatal entre los dos equipos, un choque de polos opuestos del que saltaron chispas desde el primer minuto, cuando Maxi robó un balón imposible a Daniel Alves y provocó la jugada que Maniche remató en el primer tanto. El error defensivo del lateral brasileño enojó al conjunto sevillano, que pasó a dominar territorialmente el encuentro, mientras los rojiblancos jugaban al contragolpe. Un mando del balón que permitió a Keita demostrar su fabulosa capacidad para robar, repartir juego y regatear con un poderío físico que asusta. Un control que permitió a Luis Fabiano enseñar su calidad. Avisó inicialmente con una ocasión en la que no llegó. Y remató el primer empate con una excelente jugada en la que dribló a Maniche, a Zé Castro y a Seitaridis, quien le frenó con una falta que el propio Luis Fabiano transformó en la igualada. El contraste de este magnífico combate, de fútbol y de contacto físico, fue que los goles llegaban con la ayuda de fallos defensivos, pues el 1- 1 entró en la portería de Leo Franco gracias a un rebote en la barrera rojiblanca, que se movió en el golpe franco. Los dos equipos, aspirantes a clasificarse en las cuatro primeras plazas de la Li- cional, se decidía gracias a los regalos del contrario. El mando regresó a los pies del once blanco, frente a un enemigo que jugaba cómodo a la conta, con huecos y el marcador a favor. Hasta que la lesión de Forlán, con un problema en los isquiotibiales del muslo izquierdo, coartó el potencial ofensivo local. Su relevo, Reyes, no aportó nada y el Kun se vio solo, perdido y desatendido sin su pareja ideal. Porque Diego no sólo juega en ataque, sino que baja, toca de primera, se desmarca y sube hacia el ataque, un movimiento constante que ha supuesto demasiado en la brillantez del Atlético. Cojo en ataque, la ausencia del uruguayo dio aire psicológico al bicampeón de la UEFA, que consolidó su control del tempo, en busca de una segunda equis Un 2- 2 que se hizo realidad en el colmo de los errores: Zé Castro cabeceó en propia portería una pelota que no supo despejar ni dejar en manos de Leo Franco. Luego de tantos toques de calidad, de Maxi, de Keita, de Luis Fabiano, de Luis García y de Agüero, los cuatro goles eran una cosecha repleta de calamidades. Para no faltar a la costumbre, la violencia saltó en el Calderón, con duros golpes protagonizados por Boulahrouz, Alves, Perea y Pernía. Ambos conjuntos desperdiciaron jugadas para sentenciar y cuando más dominaba el Sevilla, surgió la primera incursión de Raúl García y el pase medido de Agüero, con el exterior de la bota izquierda, que Maxi remachó en un escorzo monumental. Es la diferencia que define al Atlético de hoy. Después, Mejuto no quiso expulsar a Perea, y en esas apareció Jurado para colocar el cuarto. Es la diferencia con el Atlético de antes. Pero para no perder los hábitos de los nervios finales, un nuevo error de Zé Castro dejó pasó libre al 4- 3, firmado por el portentoso Luis Fabiano. No hubo tiempo para más. Mando sevillista Así jugó el Atlético Leo Franco: bien. Seitaridis: regular. Perea: regular. Zé Castro: mal. Pernía: mal. Luis García: bien. Maniche: bien. Raúl García: bien. Maxi: notable. Forlán: regular. Agüero: bien. Reyes: regular. Simao: regular. Jurado: bien. El técnico. Aguirre: Regular. Permitió que su equipo regalase el balón al Sevilla. Lo mejor: La recuperación de balón de Maxi en el 1- 0 y su gol. El olfato y la colocación de Agüero. Lo peor: El fallo de Zé Castro al cabecear en propia puerta el 2- 2. El error de la barrera al moverse en el 1- 1. Así jugó el Sevilla Palop: mal. Alves: regular. Boulahrouz: notable. Fazio: bien. Crespo: regular. Navas: bien. Keita: sobresaliente. Martí: bien. Adriano: bien. Koné: bien. Luis Fabiano: sobresaliente. Duda: regular. Kerzhakov: regular. Capel: sin calificar. El técnico. Jiménez: bien. Su equipo mandó y se topó con un enemigo en estado de gracia. Lo mejor: Los regates de Luis Fabiano. Los impresionantes recursos ofensivos y defensivos de Keita. Lo peor: Los fallos de Alves y de Palop en los dos goles locales. ga, cometieron deslices de principiantes. Alves se confió buscando la salida fuera de un balón y la zaga local no mantuvo el tipo ante una falta. Sin respiro para meditar estas acciones, el cuadro madrileño volvió a la carga y confirmó de nuevo esa calidad que le ha cambiado la tez tras siete años de malas caras. Sacó de centro y a los dos minutos acertó en la segunda diana, gracias a un buen centro pasado de Luis García que Palop despejó hacia dentro, como un infantil, para permitir el cabezazo de Agüero, del más pequeño de la clase, quien sumó el sexto de su cuenta en la Liga. El partido, sensa-