Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 1- -11- -2007 ABC Cuixart, el trazo de una trayectoria Fundador, junto con otros artistas, del grupo Dau al Set murió en la madrugada de ayer a los 81 años en el hospital de Palamós (Gerona) La localidad de Palafrugell, donde vivía, ha decretado tres días de luto POR ARNAU PUIG Modest Cuixart nació en Barcelona el 2 de noviembre de 1925. Iba, pues, a cumplir sus 82 años. Era hijo de una familia dedicada a la medicina y a la farmacología asistencial, lo que no deja, en un temperamento como el suyo, de ser importante, puesto que en el fondo el arte viene a ser una manera de exteriorizar las inquietudes físicas y espirituales y de, además, intentar sanarlas. Las circunstancias familiares le abocaron hacia la vida de las profesiones liberales, pero un instinto nato le hacía mirar el entorno para poder transcribirlo plásticamente y, si ese hubiera sido el caso, literariamente. Era un buen discurseador y sabía encontrar argumentos para explicar las cosas, pero siempre prefirió el lenguaje de la plástica porque, tal vez a pesar de ser más difuso, sin embargo permite el contacto y la conexión directa a través de la sensibilidad y no a través del concepto. Empezó a expresarse mediante el dibujo y la pintura muy pronto, desde el año 1941, mucho antes de iniciar los estudios de medicina que, más tarde, abandonaría, no por falta de vocación sino simplemente porque la necesidad de la expresión artística se imponía en él. Es en esta circunstancia cuando a finales del año 1946 entra en contacto con unos jóvenes, Joan Brossa, Joan Ponç y el que escribe estas líneas, que acababan de publicar una revista artística y filosófica llamada Algol de la que apareció un solo número, pero que fue suficiente para aglutinar, al cabo de dos años (1948) lo que iba a ser el grupo más coherente de una vanguardia plástica e intelectual dentro del marasmo conformista y clasicizante de la ideología franquista. Los mencionados jóvenes más Modest Cuixart y Antoni Modest Cuixart, en una imagen tomada en Barcelona en 2002 Tàpies, a los que más tarde se juntaría, por sus posibilidades de impresión mecánica, Tharrats, crearon la revista Dau al Set que aglutinaba un pensamiento anclado en la existencia y no en el saber académico, un arte que surgía del impulso proclamado por el surrealismo, el mundo de lo onírico y de lo culturalmente reprimido, y una poética de la libertad tanto formal como contenidista de la palabra. El primer número de Dau al Set apareció en septiembre de 1948 y en sus páginas, en las que figuraban impresas sobre papel las tintas chinas y las palabras de los miembros del grupo, conformaron aquel espíritu de una nueva ideología que, como proclamaba el mismo título de la publicación, se proponía una jugada a lo imposible, una tirada al siete del dado que no puede salir nunca, porque en su esencia estructural no está esa posibilidad, pero que, sin embargo, apunta hacia un nuevo trazo de la existencia, al margen de sus valores desnaturalizados y dejados obsoletos por la ciencia. Ni que decir que detrás de todo ello había una cierta influencia confusa del sarcasmo YOLANDA CARDO dadaísta y de la libertad creativa del surrealismo, además de la apertura total de los límites expresivos propugnados por el cubismo. La obra de Cuixart desde un inicio se orientó hacia un mundo de signos que quería ser el remedo del inconsciente personal y colectivo, tal como lo estaban ejemplificando Miró, Klee, Max Ernst o Dalí. La fantasmagoría imaginaria respecto de lo formal, la zoología fantástica, como diría Borges, llenó sus pinturas, óleos, acuarelas y dibujos. El surrealismo campaba a sus anchas en su obra y en las páginas de Dau al Set Pero las circunstancias políticas y sociales eran muy duras y se imponía un arte que se desgajara de lo personal y pasara a posesionarse del entorno. El informalismo fue esa primera posibilidad de salirse de sí mismo, lo que también tenía como consecuencia un distanciamiento máximo respecto de la realidad. Cuixart llegó a crear unas exquisitas obras matéricas informales con profundos dejes orientalizantes. Pero no se podía seguir por esta vía; la guerra fría había sucedido a la Exquisitas obras matéricas Histórica imagen de Dau al Set Brossa, Cuixart, Ponç, Tharrats, Metras y Tàpies (de izquierda a derecha) ABC