Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA LA VERDAD DEL 11- M ASÍ LA CONTÓ ABC JUEVES 1 s 11 s 2007 ABC 23 de marzo de 2004: ABC recoge el precio que la célula terrorista pagó por los 110 kilos de explosivo de Mina Conchita 7.000 euros y hachís 9 de abril de 2004: ABC informa de que el comunicado enviado a nuestra Redacción por los terroristas pocas horas antes de suicidarse lo escribió El Tunecino 7 de noviembre de 2004: ABC informa de la conversación que uno de los suicidas de Leganés mantuvo con su familia momentos antes de matarse La verdad judicial confirma las informaciones de ABC El periódico siempre ha informado de los avances de la investigación policial y judicial, sin dar crédito a teorías alternativas jamás demostradas D. MARTÍNEZ P. MUÑOZ MADRID. Las sentencias en democracia son actas de la verdad formal La frase, recogida de un editorial publicado por ABC el 3 de octubre de 2006, alcanza hoy su plena vigencia. Desde el momento en que se produjo la matanza de Madrid, este periódico ha informado puntualmente a sus lectores del desarrollo y las conclusiones de las investigaciones policiales y judiciales, con absoluto rigor y sin dar pábulo a especulaciones y filtraciones interesadas. Los términos de la sentencia no hacen sino ratificar la línea de trabajo seguida. En su edición especial del 11- M, tal como entonces sostenían el Gobierno, las Fuerzas de Seguridad y el CNI, ABC atribuyó el atentado a la banda terrorista ETA, si bien ya en las siguientes ediciones, a medida que trascendían nuevos datos, se abrió paso en nuestras páginas a la autoría del islamismo radical. Desde que esta hipótesis se confirmó con las primeras detenciones tres días después de la matanza- -entre los arrestados estaba Jamal Zougam, condenado ahora como autor material del ataque- en estas páginas se ha dado cuenta de los resultados de las pesquisas, en muchas ocasiones en primicia, sin dar crédito a manipulaciones y teorías conspirativas que se venían abajo de forma estrepitosa por la fuerza de los datos y las pruebas. Esta es una pequeña selección de las informaciones aportadas durante todo este tiempo. Sólo nueve días después del atentado, la Sección de Nacional abría sus páginas con los principales datos de la investigación sobre la trama asturiana, ahora confirmados por la sentencia. La compra de la dinamita se gestó en la cárcel asturiana de Villabona era el titular principal de la información, en la que se destacaban sumarios como estos: Antes de cerrar el trato, los terroristas comprobaron el estado de la Goma 2. Uno de los detonadores estalló en las manos del individuo (Rafa Zouhier) que lo manipulaba La Policía ya tiene identificado a uno de los tres terroristas (se trataba de El Chino que adquirieron la dinamita y los detonadores en Avilés Los criminales se trasladaron desde Asturias a Madrid en un coche que podría ser propiedad de la persona que les vendió el explosivo (era el coche de Trashorras) Se sospecha que el material lo escondieron en la misma casa de Madrid en la que luego fabricaron las bombas (la de Morata) Y sólo tres días después se aportaba el precio de la dinamita: 7.000 euros y hachís por los 110 kilos de explosivos. El 5 de abril, 48 horas después de que siete de los auto- las partes del mundo y todos guardan silencio Además, Rachid aseguraba a su hermano que no accionaron las bombas contra el AVE en Toledo para ver si el futuro Gobierno del PSOE reflexionaba y retiraba también las tropas de Afganistán. A pesar de esa conversación telefónica interceptada por las Fuerzas de Seguridad- -hubo otras de Abdenabi Kounjaa, de El Chino y El Tunecino algunos mantienen que los terroristas no se suicidaron, sino que sus cadáveres congelados fueron llevados allí por la Policía. Habrían sido los primeros cadáveres, congelados o no, que hablan en la historia de la humanidad. Todo un hallazgo. La trama asturiana 20 de marzo de 2004: ABC aporta las principales claves de la investigación de la trama asturiana, ahora confirmadas por la sentencia de la Audiencia Nacional res materiales se suicidaran en su piso de la calle Martín Gaite de Leganés, ABC publicaba el comunicado enviado a nuestra Redacción por los terroristas en el que anunciaban que continuarían con los atentados. El 9 de abril, nuestro periódico desvelaba que había sido El Tunecino líder espiritual de la célula asesina, quien había redactado el amenazante escrito. El 7 de noviembre ABC revelaba la conversación que los hermanos Oulad Akcha mantuvieron con su familia poco antes de sucidarse con el resto de sus compañeros en el piso de Leganés. Uno de ellos les decía que las víctimas del 11- M nos miraban a la cara, pero no nos veían por la voluntad de Dios Cuando sus hermanos le preguntaban ¿qué habéis hecho? Rachid Oulad respondía: No te tienen que dar pena los malditos infieles porque nos tienen declarada la guerra. Matan a musulmanes todos los días en todas El 30 de enero de 2006, las páginas de la sección de Nacional recogían el periplo de Abdelmajid Bouchar, condenado ayer por pertenencia a banda armada, hasta su detención por la Policía serbia. Este individuo, que escapó de la Policía el 3 de abril de 2004, el día que se suicidaron sus compañeros de célula terrorista, pasó por tres controles policiales (en Francia, Hungría y Austria) un ingreso en prisión; tres condenas; una estancia en un campo de refugiados, y dos reseñas policiales de fotografías y huellas antes de ser arrestado. Y todo esto lo consiguió burlar a pesar de que había dictada contra él una orden internacional de busca y captura. Ya por entonces, la teoría de la conspiración alentada desde algunos medios de comunicación, estaba en todo su apogeo. Por una parte se cuestionaba la cadena de custodia de la mochila de Vallecas, prueba determinante porque a partir de ella se obtuvieron los datos clave de la investigación; por otra, desde esos medios también se intentaba implicar a ETA en la matanza para tratar de demostrar que el Gobierno había forzado la profesionalidad de la Policía, a la que habría obliga- La fuga de Bouchar