Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LA VERDAD DEL 11- M EL ACOSO A LA INSTRUCCIÓN JUEVES 1- -11- -2007 ESPAÑA 27 Del Olmo elogia a los investigadores policiales y judiciales El juez instructor del caso, Juan del Olmo, cuyo trabajo ha sido reivindicado por la sentencia pese a los improperios que ha recibido desde determinados ámbitos, dijo ayer que me gustaría recordar algo que en su momento expresé, que es que se confiara en la Justicia, y sigo reiterándolo, sin personalismo alguno Tuvo palabras de elogio para los investigadores policiales y judiciales se ha hecho un trabajo escrupuloso apuntó) sometidos también a una inédita presión casi denigrante, pero sobre todo recordó con especial afecto a las víctimas. Espero que la sentencia al menos aporte una cierta paz a los que se han visto afectados por todo el sufrimiento ocasionado por los atentados: Quiero especialmente recordar en este momento con especial afecto y dándoles el máximo ánimo a las familias de las 191 personas asesinadas y a todas las víctimas de los atentados El presidente del Tribunal, Javier Gómez Bermúdez, conversa con los periodistas tras leer la sentencia ra que no hay indicio alguno de un deficiente control de los efectos que, en todo momento, estuvieron bajo custodia de funcionarios policiales determinados o fácilmente determinables Sí admite la sentencia que se produjo un extravagante periplo de la mochila en cuestión, aunque no ha provocado ninguna consecuencia jurídica sobre la validez probatoria de la bolsa. Se trata de un caso de descoordinación que debe corregirse en el futuro pero que es comprensible atendidas las extraordinarias circunstancias concurrentes esa mañana y la prioridad absoluta que se dio a la identificación de los cadáveres, que pudo ser inadecuada para la investigación, pero indiscutible desde el punto de vista humano La mochila 13 es de una importancia vital para la investigación, ya que permitió llegar al locutorio de Jamal Zougam (condenado como autor material) y comprobar el enlace múltiple, unívoco, preciso y directo entre el explosivo desactivado en el parque Azorín y los distintos escenarios de los atentados De hecho, el artefacto de dicha bolsa es idéntico a los neutralizados (explosionados de manera controlada por la Policía) en las estaciones de El Pozo y Atocha; y la tarjeta del teléfono de la mochila 13 conduce al locutorio de Zougam y también a la finca de Morata. En esa propiedad, alquilada por El Chino fueron activados, con otras tantas tarjetas de las suministradas por la tienda- locutorio de Zougam al menos siete terminales telefónicos entre las 2.24 horas del 10 de marzo y la 2.24 horas del día 11. Este hecho se ha podido determinar gracias a las señales que quedaron registradas en las estaciones de telefonía (BTS) de Morata de Tajuña, cuyo análisis se llevó a cabo bajo un control judicial directo e inmediato por alguna acusación, respecto a la causa de la muerte de los siete terroristas que el 3 de abril de 2004 se atrincheraron en el piso de Leganés: fue un suicidio. Así lo indican las meticulosas autopsias, sobre las que las partes han construido hipótesis puramente imaginativas, pues carecen del más mínimo sostén probatorio Por ejemplo, la que sugería que los cadáveres no eran de los terroristas, sino que, previamente congelados, habían sido colocados allí por los GEO en la mañana del 3 de abril. La sentencia considera probado que la Policía conoció la existencia del piso a las 15.15 horas y no, como dijo el confidente Cartagena a las doce de la mañana, hecho que derriba la tesis de los cuer- POOL 4) Suicidio de los terroristas en Leganés. Intervención de los GEO. El Tribunal no alberga duda alguna, como se planteó por algunas defensas y sorprendentemente señala la sentencia, pos congelados. La Sala tampoco cree las alertas que este individuo dijo haber dado a la Policía sobre la existencia de la célula islamista. El Tribunal despeja también todo tipo de dudas respecto al uso de inhibidores por los GEO, tesis que algunas partes utilizaron para negar la evidencia de que, antes de suicidarse, varios de los terroristas llamaron a sus familiares para despedirse. Las declaraciones coincidentes que prestaron los agentes aclararon que este cuerpo no emplea inhibidores porque impiden sus comunicaciones 5) Declaraciones de Gabriel Montoya el Gitanillo Cuestiona- das por casi todas las defensas, LOS AVALES DEL TRIBUNAL A LA INSTRUCCIÓN LA MOCHILA Y EL LOCUTORIO ¿DESCOORDINACIÓN? MENTIRAS DE CONFIDENTES el Tribunal les otorga plena validez como prueba de cargo, pues fueron corroboradas por otros elementos, así como por las manifestaciones de diversos coimputados. El testimonio de Montoya- -menor en la fecha de los hechos y ya condenado por haber trasladado parte del explosivo desde Asturias a Madrid para entregarlo a El Chino tal y como le indicó Suárez Trashorras- -implica de lleno al ex minero y le vincula con Jamal Ahmidan, jefe de la célula islamista de Madrid. Las manifestaciones de el Gitanillo cumplen con todos los requisitos que la ley exige para que lo dicho por los coimputados adquiera valor probatorio: Se ha comprobado la ausencia de motivos espurios como la venganza, odio, enemistad o precio. Y se ha descartado el ánimo autoexculpatorio, porque Montoya ya ha sido condenado por estos hechos La sentencia halla un enlace múltiple, unívoco y directo de la mochila 13 con los diversos escenarios de los atentados RECHAZA LA NULIDAD El extravagante periplo de la mochila es comprensible por las circunstancias del día TESTIMONIO DE MONTOYA El Tribunal no cree a Cartagena que dijo que la Policía llegó al piso de Leganés tres horas antes de lo declarado probado ETA: NUEVE VECES NO En ningún momento de la instrucción se produjo indefensión La Sala da plena validez al testimonio del menor, que avala la trama asturiana La sentencia cita hasta nueve informes que rechazan esta hipótesis 6) La ausencia de ETA. La tesis de la autoría alternativa -los atentados fueron obra de ETA- -es descartada por el Tribunal, que en la sentencia menciona hasta nueve informes policiales que rechazan esta hipótesis. Ninguna sospecha asalta a la Sala sobre los documentos acerca de ETA hallados entre los escombros, propiedad de un funcionario de Policía que vivía en el piso contiguo al de los terroristas.