Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LA VERDAD DEL 11- M HECHOS PROBADOS JUEVES 1 s 11 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) LA SALA DESPEJA TODAS LAS DUDAS TARJETAS CONVERSACIONES ca que desde la Comisaría de Puente de Vallecas se dio la orden de que dos furgonetas se dirigieran a El Pozo a recoger los efectos recuperados, que habían sido metidos en grandes bolsas de plástico. Los policías cargaron entre 12 y 14 bolsones por furgoneta y se les ordenó que las llevaran a la Comisaría de Villa de Vallecas, que era la más cercana. Cuando llegaron a esta dependencia el jefe de guardia se negó a hacerse cargo de los efectos, por lo que, sin solución de continuidad, los dos vehículos, con los cuatro policías y las bolsas, reemprendieron la marcha hasta la Comisaría de Puente de Vallecas Una vez de regreso en el lugar del que habían salido, el comisario jefe, que estaba en compañía de un inspector de apellido Álvarez, mandó que llevaran los efectos a Ifema. Allí fueron depositados en el Pabellón 6, en un lugar acotado junto a un muro, con un cartel que indicaba su procedencia, quedando bajo la custodia de la Unidad de Intervención Policial Esa misma tarde, el comisario de la Comisaría de Puente de Vallecas se enteró de que el titular del Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid había ordenado que los efectos se depositaran en la Comisaría de Puente de Vallecas y no en Ifema, por lo que de noche fueron Zougam facilitó la tarjeta del móvil que actuaba de alimentador de la bomba de la mochila de Vallecas MONTAJE DE LAS BOMBAS Relata el Tribunal cómo varios de los suicidas de Leganés hablaron con sus familias antes de activar las bombas INVESTIGACIÓN Todas las tarjetas de los móviles utilizadas en los atentados fueron activadas en la casa de Chinchón LEGANÉS La Sala da por probado que la Policía localizó el piso de los terroristas a las tres y cuarto de la tarde del 3 de abril y no antes EL GAMO Los jueces dan por válidos los resultados de la investigación tecnológica de la trama, que abarcó el estudio de las BTS y el tráfico de llamadas FAX A ABC El periplo de la mochila Queda plenamente acreditado que Abdelmajid Bouchar huyó de la casa de Leganés donde se refugiaba con el resto de terroristas al detectar a la Policía Queda demostrado que el Tunecino redactó el mensaje de reivindicación enviado a nuestra Redacción la tarde que se suicidó la célula asesina MÁS ATAQUES La Sala confirma que los islamistas tenían previsto perpetrar nuevos atentados y ya tenían objetivos llevados allí. Así, en torno a la 1.30 horas, ya del 12 de marzo, una funcionaria extrajo de una bolsa de deportes que estaba en el fondo de uno de los bolsones de basura un teléfono móvil del que salían unos cables. Alarmada, se lo comunicó a la subinspectora de servicio, que suspendió de inmediato el inventario, desalojó la Comisaría y avisó a los especialistas. Los tedax hicieron una inspección técnica de la bolsa y la trasladaron al parque Azorín para desactivarla. Allí realizaron una radiografía que salió velada. La segunda no proporcionó información suficiente, pues el artilugio no tenía una estructura lógica y sólo se apreciaba una maraña de cables que se perdían en una zona oscura que era la masa explosiva Finalmente la bomba fue desactivada Contenía un mecanismo temporizado y de iniciación eléctrica proporcinado por teléfono móvil marca Mistsubishi Trium con dos agujeros en la carcasa de los que salían dos cables de color azul y rojo que iban a un detonador de cobre que estaba introducido dentro de 10.120 gramos de dinamita plástica. Además contenía 640 gramos de tornillos y clavos para que actuaran como metralla y un cargador válido para el móvil Trium. Un estudio posterior determinó que no estalló porque uno de los cables estaba desconectado. Además, el artefacto era en su concepción, composición y estructura igual a los hallados en el primer vagón del tren de Atocha y en el vagon número 3 del tren de El Pozo. El detonador, por su parte, tenía la misma leyenda que los recuperados en la Kangoo. La sentencia da como probado que la tarjeta que había en el interior del teléfono que temporizaba y alimentaba el explosivo había sido suministrada al grupo por Zougam, que la tenía a su disposición en el locutorio Nuevo Siglo. Esta tarjeta formaba parte de las treinta que fueron vendidas el 4 de febrero de 2004 por la empresa Urital 2000 S. A. a Sindhu Enterprise S. L. que, tras separar los teléfonos de las tarjetas para obtener más beneficio, las vendió a la tienda de Zougam. Además, el 3 de marzo de 2004 la tienda Decomisos Top vendió a uno de los miembros del grupo terrorista que no ha sido suficientemente identificado nueve teléfonos de la misma marca y modelo que el del artilugio desactivado en el parque Azorín. Tras dar por probado que la empresa Test Ayman fue la que liberó los móviles, la sentencia afirma que la persona que los compró también adquirió en la mis- Suministrado por Zougam ma tienda una cinta de vídeo, que luego fue utilizada para reinvindicar la matanza. Al igual que en los casos anteriores, la sentencia da por probado que los teléfonos fueron encendidos, sin que hicieran o recibieran llamadas, entre las 2.24 horas el día 10 y las 2.24 horas del 11 de marzo bajo la cobertura de la BTS MD 30243, situada en Morata de Tajuña. Igualmente, precisa que esta base de telefonía abarca la zona donde está situada la casa de Chinchón, alquilada por Jamal Ahmidan el 28 de enero de 2004 y usada por el grupo para sus actividades delictivas desde octubre de 2003. Según la sentencia, al menos nueve tarjetas de Amena de la partida de treinta que llegaron al locutorio de Zougam fueron usadas por los miembros del grupo que cometió la matanza. En cuanto a los hechos de Bajo la cobertura de Morata Gran parte de los autores de la matanza se suicidaron en Leganés