Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA LA VERDAD DEL 11- M www. abc. es JUEVES 1- -11- -2007 ABC Los acusados esperan en la pecera de la sala especial de la Audiencia Nacional a que Gómez Bermúdez lea la sentencia Sólo islamistas, sólo Goma 2 de Trashorras La Audiencia Nacional desbarata la teoría de la conspiración y da un espaldarazo a la investigación policial y judicial DOLORES MARTÍNEZ PABLO MUÑOZ MADRID. La verdad judicial del 11- M, establecida ayer mediante sentencia por la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, no deja margen para la duda: la matanza de Madrid fue un atentado sólo islamista y todo o gran parte del explosivo plástico utilizado, del tipo Goma, salió de Mina Conchita Ni rastro, pues, de teorías alternativas, que el Tribunal echa por tierra con una contundencia feroz. Muy al contrario, queda respaldada la investigación policial y judicial, que durante todo este tiempo ha sido objeto de acoso por parte de algunos sectores de los medios de comunicación y la política. A medida que avanzaba la lectura de la sentencia por parte del presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez, quedaban definitivamente en evidencia las manipulaciones, y ratificadas las informaciones de las que ABC ha dado cuenta puntual desde el mismo 11 de marzo de 2004. Nunca hubo indefensión de los procesados derivada de la prolongación del secreto de sumario; decir que no se practicaron las autopsias a los cadáveres de Leganés es falaz la cadena de custodia (de la Renault Kangoo) está plenamente acreditada y la actuación policial respecto a ella fue escrupulosa nadie metió nada en el vehículo ni se manipuló, por lo que las pruebas allí encontradas- -particularmente los detonadores- -son plenamente válidas; las partes han intentado hacer un totum revolutum con la mochila 13, sin aportar un mínimo indicio de que se trata de una falsa prueba, y además no existe ruptura de la cadena de custodia, la prueba es auténtica y el Tribunal no tiene duda razonable alguna sobre ella; la investigación sobre el teléfono contenido en esa bolsa se realizó siempre bajo un control judicial directo e inmediato el Tribunal tiene la convicción de que toda o gran parte de la dinamita de los artefactos que explosionaron en los trenes el día 11 de marzo y toda la que fue detonada en el piso de Leganés, más la hallada en el desescombro posterior, procedía de Mina Conchita al margen de que la falta de determinación exacta de la marca del explosivo no impide llegar a conclusiones jurídico- penalmente relevantes respecto de la intervención de los procesados el Tribunal no alberga duda racional alguna sobre los acontecimientos ocurridos en la calle Martín Gaite de Leganés y, finalmente, ninguna de las pruebas, sometidas a contradicción en el plenario, avala la tesis alternativa de una supuesta implicación de ETA en la matanza. Los razonamientos jurídicos, por tanto, cierran de forma definitiva la autoría del atentado en el ámbito del terrorismo islamista. Pero además, en el apartado de hechos probados, el Tribunal es, de nuevo, contundente: la célula o células asesinas- -y menciona a los condenados por pertenencia a banda armada, incluido El Egipcio pretenden derrocar los regímenes democráticos y eliminar la cultura de tradición cristiano- occidental sustituyéndolos por un Estado islámico bajo el imperio de la sharia o ley islámica en su interpretación más radical, extrema y minoritaria El móvil de la matanza, pues, no fue la presencia de tropas españolas en Irak decidida por el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, ni la anterior misión de Afganistán, mantenida por el Ejecu-