Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 GENTE www. abc. es gente MIÉRCOLES 31- -10- -2007 ABC Ben Affleck saluda a los fotógrafos. Detrás, en el cartel de la película, su hermano Casey, de espaldas EFE Cuidemos a nuestros hijos Ben Affleck dio ayer la cara en Madrid para presentar Adiós pequeña adiós película en la que esconde su rostro para debutar como director, si se exceptúa un experimento de 1992 cuyo título, larguísimo, era comparable a su pésima calidad POR FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Ben Affleck llegó a España con una petición por delante: no hablar del caso McCann. Si se considera que en su película secuestran a una niña y que, tras las primeras investigaciones, la madre es considerada sospechosa, se comprende que ni él mismo hiciera demasiado caso a la demanda. Justo es reconocer que Adiós pequeña adiós fue rodada en la primavera de 2006 y escrita mucho antes, a partir de una novela que ya tiene diez años, obra de Dennis Lehane, también autor de Mystic River En persona, el protagonista de Armaggedon parece más joven, más delgado y más inteligente. Desde luego, no es ningún pedrusco, como piensan algunos, aunque queda claro que le gusta sobreactuar. Ben se toma a veces su tiempo para responder y toma notas mientras le traducen las preguntas, en las que ya ha tenido tiempo de pensar porque, como dejó claro en la rueda de prensa, tiene un castellano decente. Ben Affleck asegura que en esta película prefirió no actuar también porque quería hacer un buen trabajo y no me sentía capaz de hacer las dos cosas No obstante, en esta película también es coautor del guión, como en El indomable Will Hunting por la que ganó un sorprendente Oscar junto a Matt Damon. Dirigir es una extensión lógica de mi carrera explica. Me gustaría seguir dirigiendo, actuando y escribiendo, según sea el proyecto que me llegue Tras reconocer la suerte que ha tenido con el reparto más de la que merezco en el que su hermano Casey- -que hoy también estrena otra película como el cobarde que mató a Jesse James- Brad Pitt- -figura al lado de dos figuras consagradas, Morgan Freeman y Ed Harris, Affleck no tuvo más remedio (tampoco se resistió mucho) que hablar del tema principal de la película. Para poder afrontarlo tuve que hacer un esfuerzo para separar la película de mi vida privada confiesa. Algunos días, obviamente, era muy difícil que no te afectara demasiado Ben Affleck, no obstante, se desmarcó del caso McCann, que no es muy conocido en los Estados Unidos, por lo que, honestamente, no soy la persona adecuada para hablar El director añadió que en su país, por desgracia ya tienen muchísimos casos así, estremecedores. Lo que quise transmitir es que, por favor, cuidemos a nuestros hijos. Son muy vulnerables Otro de los asuntos que aborda la cinta es la corrupción policial. En el libro estaba presente, pero no tanto afirma. Dennis Lehane trata más la historia criminal, pero yo quería desarrollar si los fines justifican los medios. Quería que la gente se planteara al salir del cine todos los debates morales o filosóficos que se plantean, que cada espectador tenga su propia opinión El propio autor del filme no quiso, sin embargo, mojarse sobre el dilema que plantea su obra: Hay dos puntos de vista y espero que los dos estén equilibrados. Por eso no quise pensar qué habría hecho yo, porque seguro que habría optado por darle más peso. Espero que el público analice y se pregunte e intente comprender por qué, pero para poder presentarlo así yo me tuve que mantener al margen En el otro gran tema, la denuncia contra la actuación de los medios de comunicación en casos así, Affleck asegura que aligeró el contenido del libro. pese a que él mismo ha tenido más de un enfrentamiento con la prensa que husmeaba en su vida privada. La novela era muchísimo más crítica, pero yo tenía que recortar por algún lado para no hacer una película de siete horas. Por otra parte, me preocupaba el equilibrio de la trama y no quería malentendidos y que la gente pensara que era yo quien hablaba de mi relación con los medios