Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 41 Putin honra por primera vez a las víctimas de Stalin En un gesto inesperado, el presidente cambia su política de defensa del antiguo régimen y del dictador ruso RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Por primera vez en sus casi ocho años al frente del Kremlin, el presidente Vladímir Putin participó ayer en los actos en memoria de los cerca de 30 millones de víctimas de la represión política durante la época soviética. El gesto es bastante chocante si se tiene en cuenta que Putin, ex agente del KGB, ha defendido siempre al antiguo régimen y considera que la figura de Stalin no es tan negativa, ya que bajo su dirección se industrializó el país, se ganó la guerra al nazismo y la URSS se convirtió en una de las grandes superpotencias Los manuales de historia para escolares editados en Rusia en los últimos años recogen precisamente esas ideas, subrayando que, pese a la existencia de aspectos oscuros, el sanguinario dictador soviético hizo que su país fuera respetado y temido en el mundo. El precio que se pagó en vidas humanas no cuenta. Pero algo debe temer Putin cuando, por primera vez en toda su vida, admite que fueron exterminadas decenas de miles, millones de personas, sobre todo, gente con ideas propias Se eliminó a los más preparados, a la flor y nata de la nación recalcó. El primer mandatario ruso pronunció tales palabras en el campo de Bútovo, en la periferia moscovita, en donde hace justo 70 años fueron fusiladas más de 20.000 personas por orden de Stalin. Acompañado del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Alexis II, y del Defensor del Pueblo, Vladímir Lukín, Putin asistió a un oficio religioso e hizo una ofrenda floral. Debemos hacer todo lo posible para no olvidar nunca esta tragedia manifestó el máximo dirigente ruso, quien deberá abandonar la presidencia en marzo. Algunos analistas creen que dentro del Kremlin hay división entre quienes piensan que la política del futuro sucesor de Putin ha de mantenerse invariable y quienes opinan que debe endurecerse. Pero muchas de las personas que también rindieron ayer homenaje a las víctimas del terror rojo en la plaza de la Lubianka, en donde se halla la sede del FSB- -el antiguo KGB- creen que en Rusia continúa la represión y los presos políticos. Según ellos, uno es el antiguo presidente de la desmantelada petrolera Yukos, Mijaíl Jodorkovski. De acuerdo con la ley, Jodorkovski, que cumple desde 2003 una pena de 8 años de reclusión en Siberia, debería haberse beneficiado ya del régimen abierto, pero, según denuncian, se ha demorado por una supuesta infracción contra el régimen disciplinaria de la prisión. No liberan a Jodorkovski Putin, en Butovo, lugar de las ejecuciones de la Policía secreta AFP