Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31 s 10 s 2007 Las reuniones con ETA- Batasuna s Reacciones ESPAÑA 17 El Gobierno recuerda que el Supremo no lo ve delictivo Bermejo compara reunirse con Batasuna con llevar a un borracho al hospital GABRIEL SANZ MADRID. El Gobierno cree que el auto del TSJPV ordenando la apertura de juicio oral contra el lendakari, Juan José Ibarretxe, y los dirigentes del PSE Patxi López y Rodolfo Ares, por un presunto delito de desobediencia al reunirse con dirigentes de Batasuna, vulnera la doctrina del Tribunal Supremo, que no lo ve delictivo. Fuentes del Ejecutivo socialista consultadas por ABC recuerdan que la Sala II desestimó 7 de diciembre de 2006 una querella del sindicato Manos Limpias contra López y Ares por haberse reunido con Arnaldo Otegi y Rufino Etxeberría el 6 de julio de ese año, mandatados por José Luis Rodríguez Zapatero en el marco del llamado proceso de paz. Decía el auto que no puede haber delito de desobediencia porque sin orden expresa (de no reunirse en el auto de ilegalización de la coalición) no puede existir negativa abierta a su cumplimiento Añadía que controlar la acción del Gobierno no es función de los tribunales españoles, sino que está específicamente atribuida a las Cortes Generales Y la Sala Segunda concluía que es un fraude constitucional pretender, a golpe de querellas, corregir la dirección de la política interior o exterior, que el artículo 97 de la Constitución encomienda al Gobierno democráticamente legitimado Desde el Gobierno, esto se estima jurisprudencia del Supremo, porque sólo existe ese precedente, y se advierte que es igualmente aplicable a Ibarretxe por cuanto el control político de su acción corresponde al Parlamento vasco. Además, se resalta cómo la Fiscalía del TSJPV ha pedido reiteradamente el archivo de la causa, que se mantiene viva sólo por deseo de las acusaciones particulares del Foro Ermua y Dignidad y Justicia. Cuando no hay acusación (fiscal) estas cosas acaban antes dijo ayer de forma explícita el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en declaraciones a Telecinco. En su opinión, la fiscalía actúa así porque valora que esas reuniones buscaban el fin de la violencia y no cooperar en un delito. Es un dilema parecido, explicó el ministro de Justicia de forma gráfica, a llevar a un borracho a un hospital en coche o dejarle el coche para que se estrelle contra otros. La conducta es la misma: llevar a un borracho en el coche. Sin embargo, cualquiera que dedique un segundo a pensar en la valoración social de esa conducta, no tiene nada que ver. Las fuentes del Ejecutivo consultadas por ABC no descartan una recusación de los imputados a la Sala del TSJPV por cuanto entran en el fondo de los hechos al afirmar en su auto que pocas cosas agreden más a la Justicia que la oposición a la ejecución de una resolución judicial firme El tripartito amenaza: Es un juicio contra los vascos M. L. G. F. BILBAO. El Gobierno vasco, en tono victimista y desafiante, considera que a quien se ha decidido juzgar en los tribunales es a la sociedad vasca y su voluntad mayoritaria de alcanzar la paz Según su portavoz, Miren Azkarate, la decisión judicial responde a un impulso político y va en contra de la doctrina del Supremo sobre reuniones con Batasuna. Para el PNV se trata de un juicio político Íñigo Urkullu dijo que el partido responderá con las herramientas del sistema democrático ante una decisión que, en su opinión, supone un descrédito para la propia justicia y un avasallamiento por no poder llevar a efecto la demanda de la mayoría de la sociedad vasca a quienes les representamos, de intentar, mediante la práctica del diálogo, solucionar los problemas políticos y ayudar a la pacificación