Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 31 s 10 s 2007 ABC AD LIBITUM MÁS ACCIÓN Y MENOS SIESTA ANDO por bueno lo que dice el PP por boca de sus dirigentes más conspicuos- -que España zozobra, que la nave del Estado hace agua, que crujen buena parte de las cuadernas que sostienen la Nación- -resulta extraño que esos líderes, con su capitán a la cabeza, se limiten a reposar en las hamacas instaladas a sotavento y, abrigados con sendas mantitas de lana, se dispongan a convertirse en espectadores del naufragio que vienen augurando. O nos engañan o se engañan. Cualquiera de las dos opciones es, en su mero planteamiento, una amenaza más que añadir a los riesgos y peM. MARTÍN ligros por los que, sin duFERRAND da, atravesamos. Lo razonable, si Mariano Rajoy y su dispersa tripulación tuvieran certeza del riesgo que nos vaticinan, sería que, tras enfundarse los chalecos salvavidas que marca el reglamento, hicieran lo imposible por ganar las próximas elecciones y relevar en el timón del Estado a José Luis Rodríguez Zapatero y su equipo. Eso de instalarse, calentitos, en la cubierta de estribor y esperar resignados a que la suerte, o el destino, hagan cambiar las posibilidades de nuestro futuro colectivo es una gran frivolidad. Eso no es ejercer la oposición, es dormir la siesta. Algo que no estaba ni previsto ni incluido en el pacto electoral que vincula al PP con casi diez millones de votantes. Si, como dicen, Zapatero ha cogido un berbiquí y se dedica a taladrar el casco de la nave nacional habrá que hacer algo para quitarle la herramienta y eso, aunque sea en una democracia tan imperfecta como la nuestra, en la que los poderes del Estado tienden a ser uno solo, se consigue únicamente en unas elecciones. Como se sabe, las de marzo no se ganan en febrero ni en enero. Hay que llegar a ellas con la victoria apuntalada por los méritos pasados, las torpezas del adversario y la fuerza de las ideas nuevas y las soluciones posibles. Los errores de Zapatero y su equipo se suceden en tropel y algunos, como Magdalena Álvarez- -toda una calamidad con DNI- resultan tan esperpénticos que parece increíble que una oposición consciente, y con la debida ambición de poder, no los tome y avente para subrayarlos ante los electores. Aquellos de los que, por analíticos, depende el resultado de los comicios. Que sepan cómo se están gastando sus cuartos. Lejos de obrar en esa dirección, la única sensata desde las artes de la navegación democrática, el PP, tras de una legislatura empapada con sus llantos por haber perdido el poder en el tiempo que va del 11- M al 14- M- -cosa discutible- se empeña ahora en predicar que ni ha hecho, ni hace, ni quiere hacer un uso político de aquellos días y de los que le siguieron en la peripecia judicial que culminará hoy mismo con la proclamación de una sentencia. Sería bueno, a estas alturas, echar por la borda las hamacas y las mantitas de cuadros. VISTO Y NO VISTO SOBRE SI RAJOY SEA MÁS TONTO QUE AL GORE menos plausibles de los fenómenos. Científicamente, la propósito del cambio climático, Al Gore declahipótesis del cambio climático tiene el mismo valor que ra: Estamos alterando el equilibrio de energías la hipótesis del efecto 2000, razón por la cual un juez inentre nuestro planeta y el resto del universo. glés, el juez Burton, educado en el rigor del positivismo Y, en vez de pedirle que lo demuestre, todos los prológico, en vista de que el apocalipsis con que el Nobel de gres, que llaman cambio climático al nuevo clima de esla Paz acojona a los escolares no está en línea con el conpera milenarista, se apuntan a un movimiento de autosenso científico ha mandado a Al Gore a hacer gárgaflagelantes como el que recorrió la Europa medieval en ras. Como diría un filósofo alemán, ¿de qué le sirve a la la creencia de la inminente llegada del fin del mundo. opinión pública un ganso solista que grazna un Preguntado sobre el mismo asunto, Mariano aria demencial cuando es imposible ver un solo Rajoy contesta: Si no me saben decir qué tiemmoro en toda la costa? po hará mañana en Sevilla, ¿cómo me van a deEl problema es que en la costa de Al Gore se cir el tiempo que hará en el mundo dentro de esconde mucho dinero: películas, libros, artícutrescientos años? los y conferencias de los progres de izquierdas En la lógica de la inducción, el razonamiento para consumo de los progres de derechas, que de Rajoy es irreprochable, pero a los progres de en este timo hacen de listos que resultan ser los derechas les parece un chascarrillo de casino, y tontos, oponiéndose con grandes aspavientos a a los progres de izquierdas, una blasfemia. Laica, I. RUIZ la refutación de Al Gore a cargo de un Rajoy pero blasfemia, con lo que eso supone: especie de QUINTANO simplón y fascista ¿Saben esos borricos fatwa contra Rajoy, poniendo tras de él a todos borrico se llamó a sí mismo Kepler por no haberse dalos muyaidines mediáticos del calentamiento global. do cuenta antes de que sus leyes no eran de carácter inGore no es Malaquías ni Nostradamus. Tampoco es ductivo) cómo refutó Samuel Johnson al obispo Berketonto. Si lo fuera, habría dimitido del Gobierno cuando ley, que rechazaba la existencia de la materia? Dando su país se negó a firmar el protocolo de Kyoto. Pero, hauna patada a una piedra. biendo fracasado como gobernante en la salvación de los Gore ni siquiera es novedoso. Bertrand Russell admipobres (después de haberlos creado) es natural que ahoró especialmente a cierta profetisa que vivió junto a un ra, como conferenciante, aspire a la salvación del planelago en el Estado de Nueva York alrededor de 1820. Esta ta con su teoría del cambio climático, que carece de cualmujer anunció a sus seguidores que poseía el poder de quier consenso científico, hasta el punto de que sus lamcaminar sobre el agua, y propuso hacerlo así a las once biscones, para defenderla, apelan, no a las pruebas, sino en punto de una mañana determinada. A la hora anuna la palabra de honor de Al Gore como ex vicepresidente ciada, los fieles se reunieron a millares junto al lago. La de los Estados Unidos, cosa que también es Dan Quayle, mujer se dirigió a ellos: y Nobel de la Paz, cosa que también fue Arafat. ¿Estáis totalmente persuadidos de que puedo camiEn el mundo de la ciencia, la verdad de hoy sólo es la nar sobre el agua? -les preguntó. mentira de mañana. Ayer se creía que el campo de la me- ¡Sí, lo estamos! -respondieron los fieles al unísocánica de Newton había de englobar el dominio de toda no. la ciencia, y hoy una correligionaria feminista de nues- -En ese caso no hay necesidad de que lo haga- -dijo tras ministras más feas, Sandra Harding, sostiene que la profetisa. los principios mecánicos de Newton constituyen un maY todos regresaron a sus casas tan edificados como los nual de violación. El cerebro, pues, no es más que una seguidores de Al Gore en el Teatro Campoamor de Oviedo. teoría que produce teorías, es decir, explicaciones más o D A -A lo mejor yo obtuve 202 escaños, porque hace 25 años los españoles aún no nos habían calado a los socialistas.