Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30- -10- -2007 El brasileño del Barcelona sólo ha jugado dos partidos enteros de los 12 disputados El valor de Ronaldinho cae un 50 por ciento en cinco meses por su bajo rendimiento 91 Quique reclamó a los jugadores honestidad y profesionalidad un cargo, pero recupero una vida El laboratorio blanco quema a los jugadores zos en los partidos, el cuerpo técnico o el director del TEC? ¿Quién planifica las sesiones diarias de trabajo? A las medallas se apunta todo el mundo, pero cuando llegan los problemas hay estampida general. Y ha llegado el primer contratiempo. Una plaga de lesiones musculares cuando no se ha cumplido el primer tercio del campeonato. La enfermería ha estado a tope con inquilinos como Pepe, Diarrá, Van Nistelrooy, Higuaín, Cannavaro, Robben, Metzelder o Heinze. ¿Las causas? De momento todo el mundo guarda silencio, pero echando un vistazo a los números y a la exigencia, se detectan las primeras fisuras en el laboratorio. La ecuación es sencilla. Muchos minutos y muchos viajes es igual a cansancio. El cansancio acaba en fatiga y la fatiga desemboca en la lesión muscular. Así de simple. Basta con echar un vistazo a los números de algunos futbolistas. Fabio Cannavaro jugó sin descanso hasta que la rodilla izquierda se quejó. Disputó doce partidos consecutivos completos (salvo uno, que jugó 45 minutos) porque Pepe y Metzelder se han lesionado, cuando su DNI aconseja un reparto de esfuerzos y de jornadas en un calendario tan denso y comprimido entre club y selección. Pepe: lesión muscular en un entrenamiento. Cuando reanudó el trabajo con el equipo sintió molestias. Se le detectó una cicatriz sin cerrar en la herida, que le provocaba dolor. Parón y volver a empezar. Como Metzelder tuvo un problema en el tendón rotuliano (cuatro partidos sin jugar) el más perjudicado ha sido Sergio Ramos. Ha disputado los 14 oficiales y tres con España. Diarrá es otro caso similar al de Cannavaro. Metido en mil batallas, ha terminado por caer después de 11 partidos de pelea- -en medio se perdió uno por sanción- Y los que han parado como Guti y Raúl (14 encuentros) corren el riesgo de caer porque la fatiga acumulada rebasa los niveles aconsejables a estas alturas. Mientras, jugadores como Salgado, Soldado, Baptista, Balboa o Saviola están casi vírgenes. La carga física acumulada y los minutos de juego han desembocado en El técnico se despidió diciendo que pierdo una fatiga que se traduce en lesiones cia agradeció a la directiva la oportunidad que se le había brindado para dar un salto en mi carrera como entrenador pero puntualizó que tengan mucha convicción en sus ideas para que puedan armar un equipo que esté a la altura de las expectativas de la afición Me voy con el convencimiento de que estábamos preparados para conseguir los objetivos que se marcaron a principio de temporada, pero asumiendo la decisión de buen grado. Me voy con una ligera sensación de dolor, pero también de alivio. A día de hoy tengo la sensación de que pierdo un cargo, pero recupero una vida afirmó Quique. El madrileño confesó que tengo por una parte la sensación de decepción, pero por otra también la de alivio. En ciertos momentos he sentido algo de soledad pero eso es lógico por la exigencia que supone entrenar al Valencia R. C. VALENCIA. Quique Sánchez Flores se despidió ayer de la afición valencianista, de los directivos y de los jugadores, después de 26 meses como entrenador del conjunto de Mestalla en una conferencia de prensa con recados directos hacia los futbolistas y el Consejo. Y es que su tiempo en el club de la capital del Turia no ha sido nada fácil ni con los jugadores, sobre todo, en la presente campaña; ni con la afición, que pidió su destitución en varias ocasiones; ni con el anterior director deportivo, Amedeo Carboni, con quien tuvo diversas disputas la pasada temporada. A los jugadores les he deseado profesionalidad, honestidad, intensidad y ayuda a su nuevo entrenador para que en el futuro puedan rendir a la altura de la historia del club y a la exigencia de los aficionados dijo Sánchez Flores. El ex entrenador del Valen- JULIÁN ÁVILA MADRID. El regreso del preparador físico Walter di Salvo al Real Madrid supuso el aterrizaje en el club blanco de uno de lo más modernos laboratorios científicos vinculados al fútbol, un taller que estuviese capacitado para prevenir lesiones en los futbolistas y que permitiese optimizar su rendimiento. En definitiva, una copia del Milan LAB, creado en el año 2000. En el club blanco ha sido bautizado como el Madrid TEC Y su padre es Di Salvo, el director del centro de alto rendimiento. El cargo es dependiente de la dirección deportiva y aparece a la misma altura que el cuerpo técnico (en el organigrama del club publicado por ABC fechas atrás) En definitiva, Di Salvo no depende de Schuster ni Schuster trajo a Di Salvo en su equipo de trabajo. Explicaremos primero en qué consiste el TEC. Mediante un sistema informático se controlará al futbolista y el objetivo final es el perfeccionamien- to individual sirviéndose de la ciencia y de la tecnología aplicada al deporte. Cada jugador cuenta con una llave con microchip con todo su historial y el programa permite saber cómo y cuándo puede sobrevenir una lesión atendiendo a los distintos niveles que presente el cuerpo. El proyecto también incluye el control alimentario diario. De hecho en Valdebebas se han hecho pruebas con varios cocineros para que coman después del trabajo. Asimismo, se trata la parcela mental y existe un espacio reservado para trabajar la psicología, con el objetivo de liberar tensiones. Ubicados en el espacio, las competencias de Schuster y de Di Salvo son diferentes, pero confluyen cuando se toca la parcela de los jugadores. Es decir, la planificación de la pretemporada, el manual diario de entrenamientos o las rotaciones. Pero, ¿quién decide o aconseja el reparto de esfuer- Di Salvo no depende de Schuster Óscar Fernández, de Játiva a enfrentarse al Madrid R. C. VALENCIA. A la espera de que llegue un nuevo entrenador para hacerse cargo del banquillo valenciano, el club decidió, en la misma reunión en la que se decidió prescindir de los servicios de Quique Sánchez Flores, que el hasta ahora preparador del Valencia- Mestalla, que milita en Tercera División, Óscar Fernández, dirija a la primera plantilla blanquinegra. Fernández, de 33 años, debutará, pues, en Primera División mañana ante el líder de la Liga, el Real Madrid. Esto supondrá que en sólo 72 horas, el entrenador valenciano pase de ganar con el filial blanquinegro el pasado domingo por 0- 3 en el campo de La Murta ante el Olímpico de Játiva a enfrentarse al vigente campeón de la máxima categoría del fútbol español, que saca una diferencia de 4 puntos al Valencia. Óscar Fernández es un técnico de club. Muy bien considerado en la dirección deportiva y con el que se cuenta seriamente para el futuro de la entidad levantina, pero que de momento será provisional en el cargo. El preparador se inició en el club valenciano Torrelevante, donde, además de entrenar, dirigió su escuela, antes de pasar a entrenar al Burjassot, en Tercera División. Posteriormente llegó al equipo juvenil del Valencia CF, con el que conquistó la Liga de su grupo, la Copa de Campeones y el subcampeonato de Copa del Rey. Otros jugadores, vírgenes Di Salvo, en su etapa anterior en el Real Madrid ABC