Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MARTES 30- -10- -2007 ABC EL MAÍZ TRANSGÉNICO EN EUROPA Principales países cultivadores En hectáreas Polonia Incremento de las plantaciones transgénicas Datos hectáreas 2007- Incremento 2006 2007 100 320 Alemania 400 950 2.885 Francia Rep. Checa 150 1.290 5.000 Eslovaquia España 75.148+ 40 492 5.000 21.174 30 900 Francia 21.174+ 323 Portugal España País 160 1.250 4.500 53.225 63.667 75.148 2005 2006 2007 Rep. Checa 5.000+ 288 Portugal 4.500+ 260 Alemania 2.885+ 183 Eslovaquia 900+ 2.900 Polonia 320+ 220 ABC Pedro Sánchez Cultivos en Europa y Estados Unidos En millones de hectáreas EU EE. UU. 2006 0,062 54,6 2007 0,062 54,9 Incremento +77 +0,5 España apuesta por el maíz transgénico y aumenta su producción un 40 El cultivo de maíz genéticamente modificado crece un 77 en toda la Unión Europea LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. Productores y consumidores parecen haber superado la barrera del miedo a los productos genéticamente modificados. Prueba de ello es que la producción del maíz transgénico, o maíz BT, ha aumentado en el último año un 77 en toda la UE y un 40 en España, mientras que países como Francia, donde el Gobierno de Sarkozy amenaza su cultivo, el crecimiento en el último año ha sido del 323 Cifras como éstas, publicadas ayer por la Asociación Europea de Bioindustrias, dan a simple vista la impresión de que el uso de la biotecnología y la producción de vegetales genéticamente modificados, que han sido tradicionalmente motivo de polémica en Europa mientras en EE. UU. América Latina o Canadá se utilizan de forma entusiasta, empiezan a encontrar sus sitio en los campos europeos. Sin embargo, la producción de vegetales modificados genéticamente no deja de ser todavía un tema tabú en la UE, donde el maíz transgénico es el único organismo genéticamente modificado (OGM) autorizado hoy en día para el cultivo, mientras en otros 46 países se producen y desarrollan ya hasta 206 tipos de OGM. En este sentido, la Asociación Europea de Bioindustrias, conocida también como Europabio, llamó ayer la atención en Bruselas sobre la necesidad de que los Gobiernos y las autoridades europeas den a los productores la libertad de elegir los productos que consideran más aptos para proteger sus plantaciones y ser más competitivos La resistencia del maíz transgénico a las plagas de gusano barrenador o taladro, que cada año era causante de la pérdida de millones de toneladas de maíz, fue entre otras razones lo que empujó a la UE a aprobar en 1998 la producción del maíz BT, y en el último año se han plantado 110.077 hectáreas de este OGM en sólo ocho países de la UE. España destaca como el país de la UE donde más hectáreas son dedicadas al cultivo de maíz transgénico (hasta 75,148 en 2007, frente a las 53,667 del año pasado) seguido de Francia (21.174) y según Europabio es un ejemplo de productividad ya que el cultivo de maíz gracias a la biotecnología ha aumentado la producción de este cereal en un 15 Sin embargo, la clara apuesta de los productores españoles por el maíz transgénico ha sido superada por la de los productores de otros siete países de la UE, donde el crecimiento del cultivo de este cereal ha alcanzado en último año cifras record de hasta el 2.900 en el caso de Eslovaquia, 288 en república Checa, 22 en Portugal o 220 en Polonia. Quizás uno de los casos más llamativos sea el de Francia, donde se ha registrado un aumento del 323 con respecto al año anterior mientras el Gobierno de Sarkozy está estudiando la suspensión de los OGM. Europabio advirtió de que la intención del Gobierno francés conlleva un precio muy alto que pagar y destacó que Francia, en sus 21.174 hectáreas de OGM, ahorra 29.000 litros de carburante, evita la emisión de 86.500 kilogramos de CO 2 y reduce en 8.800 litros el volumen de pesticidas empleados. La industria de la biotecnología destacó ayer en Bruselas que los productores han demostrado con el incremento de los cultivos de OGM su interés en la biotecnología y tachó de injusto que en la UE sólo se permita cultivar maíz BT mientras en países como EE. UU. Argentina o Brasil, los organismo genéticamente modificados se extienden al algodón, la alfalfa o la soja. Entre las ventajas de los OGM destacaron la posibilidad que estos ofrecen a los productores para evitar y luchar contra las plagas, aumentar la producción y reducir los costes y el uso de energía durante su producción, siendo por ello Sarkozy, contra los OGM España destaca como el país de la UE donde más hectáreas se dedican al cultivo de maíz transgénico Francia, donde la producción ha crecido un 323 desde 2006, amenaza con prohibir los cultivos de OGM