Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 s 10 s 2007 ESPAÑA 25 El Ejército no sancionará a la soldado que ha posado desnuda Argumenta que el reportaje pertenece a su vida privada J. A. MADRID. El Ejército de Tierra estudia y analiza el posado de una soldado desnuda en la revista Interviú aunque, en principio, no parece que haya motivos para tomar medidas disciplinarias en su contra, informaron ayer fuentes militares. Los servicios jurídicos del Ejército de Tierra valoran, como protocolo habitual ante cualquier acontecimiento relacionado con sus efectivos la nueva situación creada por la aparición de la soldado Pilar Pacheco, desnuda en un reportaje de esa revista. Las mismas fuentes señalaron que, en principio, no parece que haya motivos para tomar ninguna medida disciplinaria ni sancionadora, ya que se trata de su vida privada. El reportaje no reproduce ningún emblema ni insignia del Ejército cuya aparición fuera susceptible de ser considerada falta según las ordenanzas militares, aunque la joven aparece en institución militar, por lo que posa sin insignias ni distintivos. Pilar Pacheco, de 26 años, realiza trabajos de administrativa en un cuartel de Infantería Ligera de Ceuta. Por su parte, la Asociación Unificada de Militares dijo que la soldado no puede ser merecedora de ningún tipo de reproche disciplinario El secretario general de AUME, Mariano Casado, declaró que este reportaje pertenece a la esfera privada de la militar y apuntó que no puede ser castigada porque, incluso, lo publicado en la citada revista tiene un componente de creación artística fotográfica A su juicio, el reportaje respeta a la institución militar y no vulnera ningún principio de las Reales Ordenanzas que regulan los derechos y deberes de los militares, al tiempo que se preguntó si, por ser militar, se está absolutamente vetado a todo Lo primero es la libertad señaló la AUME. Antonio García Barbeito ROMANCE A LA SOLDADO N La soldado Pacheco INTERVIÚ alguna instantánea vestida con uniforme militar. Bajo el titular Por primera vez una soldado se desnuda. Pilar Pacheco, un paso al frente la militar afirma que el Ejército es un sentimiento, una pasión y su vida. Expresa su respeto por los símbolos y por la o es por ruido de sables ni runrún de cartucheras, ni porque haya maniobras o marejadilla bélica, pero todas las portadas hablan de la soldadesca: una soldado española que está en un cuartel deCeuta, ha decidido posar escasa de vestimenta, o sea, casi en pelota, sólo con bragas y medias, bien tocada de boina- -boina verde, en la cabeza, por si tengo que aclarar que la boina no es negra ni es lo que ya están algunos pensando por la entrepierna- con cantimplora en el vientre y con botas de faena. Además, un cordoncillo que le circunda una teta que, para ser más exacto, se trata de la derecha. Bajo la boina luce una larga cabellera ligeramente rizada y tocadita de mechas... La soldado es ella sola todas las unidas fuerzas... armadas, si están delante, rendidas, si van tras ella. Y los servicios Jurídicos del Ejército de Tierra están a ver si le co- gen una falta a la artillera. ¿Falta? Pues, señores míos, me resulta a mí perfecta. Miren qué ojos, qué pelo, qué trasero, qué dos piernas, qué bragas tan ajustadas en la bocacalle estrecha... Si no va prietas las filas bien que son sus carnes prietas, que la muchachita está para saltar desde tierra, cruzar a nado el Estrecho hasta dar con ella en Ceuta. Qué pena no ser soldado de su reemplazo, colega. Ay, lo que será una guardia- -de guardia la noche entera- -con ella en una garita pasando el peligro a medias... ¿Falta? Si está que se sale, si se rebosa la menda, si no hay por donde tacharla, aunque sí por do cogerla... Si Rodríguez Zapatero quiere ya la paz que sueña, que se lleve a esta soldado a negociar: la presenta y dice que sus razones para la paz sólo es ella, y no habrá quien no se rinda, y no habrá a quien no convenza. Otra cosa es que el desarme sea fácil como la entrega, que mirando a esta muchacha tal como nos la presentan, todos son Fuerzas Armadas deseosas de contienda. Haya paz entre nosotros, pero si avisan a guerra, que me pongan en el frente donde la pongan a ella. Que siempre está la esperanza que al ver malas y no buenas, de noche, con bombardeo, juntitos, en la trinchera, hable y diga: ¡Compañero, a liarnos, cuerpo a tierra! gbarbeito telefonica. net