Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA El mito del oasis catalán s Los alcaldes la emprenden contra Zapatero MARTES 30 s 10 s 2007 ABC Malestar en los ayuntamientos de Barcelona y El Prat por no haber sido informados de los planes de Adif Comienzan los trabajos de reparación de la vía de Cercanías, para la que no hay todavía fecha de apertura Obreros trabajando ayer por la mañana en la estación provisional de El Prat, ahora ya inútil JOB VERMEULEN Fomento renuncia a hacer la estación de El Prat sólo dos días después de anunciarla La presión de los alcaldes dobla el pulso a la ministra s El ministerio da la orden de retirar las vallas publicitarias que anunciaban la llegada de la Alta Velocidad ÀLEX GUBERN BARCELONA. El Ministerio de Fomento sigue dando bandazos en la gestión de la crisis ferroviaria en Cataluña. Después de improvisar una alternativa para intentar cumplir, más mal que bien, con los plazos de llegada del AVE dados por el Gobierno, la presión de la Generalitat y de los ayuntamientos de la zona obligó ayer a Fomento a abortar de plano la posibilidad de que en El Prat se abriese una estación provisional para la Alta Velocidad. Molestos por no conocer los detalles de la propuesta y por sentirse ignorados en la toma de decisiones, la Generalitat y la administración local en Barcelona y el Baix Llobregat- -feudo socialista- -han hecho oír su voz. Si la prioridad es reabrir Cercanías, vinieron a decir, nadie entendería ahora este empujón al AVE. En el inicio de la segunda semana con el servicio cortado- -ayer, otra jornada de colapso en las carreteras- los alcaldes no quieren oír hablar de Alta Velocidad. Sea como fuere, y al igual que sucedió con la amenaza contra la constructora OHL, Fomento tuvo que echar el freno, una situación parecida a la vivida con el nuevo túnel de Viella (Lérida) que finalmente, tal y como se anunció el domingo, abrirá con tres carriles de circulación y no dos, después de meses de empecinamiento del Ministerio. En el caso de la estación provisional de El Prat, la solución permitía hacer llegar el AVE al entorno de Barcelona- -a seis kilómetros de la estación de Sants- rentabilizando de inmediato los 80 kilómetros de vía ya concluidas desde Tarragona, y aliviando la presión para acometer con garantías el último tramo crítico hasta la capital catalana. Una solución sobre el papel razonable pero muy compleja desde el punto de vista logístico, en tanto que hasta que no se construya la futura gran estación de El Prat, la parada en esta localidad está concebida más como un apeadero que como una estación término de la línea. La marcha atrás de Fomento es otro sonado descarrilamiento en Cataluña del departamento de Magdalena Álvarez- -que ayer insistió en que no dimite- y que llega cuando en El Prat se llevaba ya una semana trabajando en la instalación de una marquesina provisional para la Alta Velocidad. La obra ni se había comunicado al enojado Consistorio pratense, que la calificó de ocurrencia y ahora tendrá ahora que ser previsiblemente desmontada. Como en otras iniciativas, la alternativa El Prat nació gafada. De entrada, ignorantes de la decisión, la oposición de los ayuntamientos de El Prat y de Barcelona fue rotunda- -y así se lo transmitieron a Rodríguez Zapatero en su viaje relámpago de anteayer- El día anterior, sábado, cuando el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, adelantaba los planes, el consistorio barcelonés emitía una nota denunciando una inauguración del AVE por etapas y exigiendo su llegada a la capital. Previamente, tanto el representante municipal como el consejero de la Generalitat Joaquim Nadal rehusaban comparecer en rueda de prensa conjunta, como es costumbre, jun- to a Morlán. El malestar entre estas dos administraciones es patente, una muestra de que, pese a la necesidad de no ensañarse con un Gobierno del mismo color político, el enfado de Generalitat y Ayuntamiento, también su desorientación, es muy grande. En Fomento la situación es parecida, aunque al menos ya trabajan con la certeza de que el AVE no llegará a Barcelona en las fechas prometidas. Así, el Ministerio confirmó ayer a ABC que ya ha dado la orden para que se retiren las vallas publicitarias que en las entradas a la ciudad anunciaban a bombo y platillo que el AVE llega a Barcelona en diciembre Viendo el cariz que están tomando los acontecimientos, los carteles eran vistos más bien como una mofa. Inyecciones de mortero Álvarez, erre que erre La Guardia Civil rescata a un topógrafo herido en las obras del AVE de Galicia Un trabajador resultó ayer herido de gravedad en las obras de la línea ferroviaria de Alta Velocidad en Galicia, al desprenderse tierra en la boca auxiliar del túnel de Albeiros, en el municipio orensano de Amoeiro. El accidente se registró sobre las 13.05 horas en el tramo del AVE que unirá Santiago con Orense. El herido, de 36 años de edad, es el ayudante del topógrafo de la obra y sufrió heridas graves como consecuencia de un desprendimiento de tierra que lo dejó atrapado una hora entre los escombros. Agentes de la Guardia Civil participaron en las labores de rescate del herido, que trabaja para la empresa Isolux Corsán. Este es el segundo accidente laboral que se produce en las obras del AVE en la provincia de Orense en menos de dos meses. El pasado día 7 de septiembre, un capataz perdió la vida y otros cuatro trabajadores resultaron heridos tras desprenderse un pilar en el viaducto de Arenteiro. En este ambiente, en el tajo de obra de L Hospitalet ayer comenzaron los trabajos de reparación que deben permitir reabrir Cercanías en un plazo que se espera sea como máximo de una semana. Tras la declaración de los trabajos como obras de emergencia- -según la ley de Contratos del Estado- la UTE formada por las empresas Rodio y Terratest comenzó ayer mismo las obras de impermeabilización de las pantallas del túnel. Por su parte, Covasa comenzó con el refuerzo del túnel de ferrocarriles catalanes dañado. Se ha decidido también que de manera sistemática cada tres metros se produzcan inyecciones de mortero. También se realiza lo que se conoce como un apeo de vía que consiste en montar una estructura bajo raíles y traviesas que garantice su sustento en caso de que se produzcan agujeros de hasta cinco metros. Todo el mundo cruza los dedos. Por el momento, sigue sin haber plazo de apertura. Cercanías Barcelona sigue KO. ABC. es ¿Fue electoralista la visita de Zapatero a las obras? Participe en abc. es