Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 30 s 10 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero LOS MÁRTIRES Y LA MEMORIA A más grande de las ceremonias de beatificación de toda la historia de la Iglesia católica ha sido analizada como un acontecimiento de primera relevancia internacional. En California, Los Ángeles Times la comenta en el marco de la compleja relación de España con su historia íntima. En Alemania, Frankfurter Allgemeine Zeitung prefiere subrayar la dimensión internacional de la tragedia de la fe mártir En Italia, en Milán, el Corriere della Sera le consagra dos grandes páginas, intentando desmenuzar sus distintas dimensiones, religiosa, diplomática y puramente moral, con declaraciones de Moratinos y el novelista Javier Cercas. En Roma, La Repubblica hace una presentación más polémica. En París, Le Monde considera significativo que, a su modo de ver, el Papa se haya esforzado en despolitizar la beatificación Le Monde destaca esta frase del cardenal Saraiva Martins: Los mártires no son el patrimonio exclusivo de un país. Pertenecen al mundo entero y a la Iglesia universal En Londres, la BBC cree posible discernir mensajes de conciliación entre el Vaticano y el Gobierno español. Por su parte, el Times londinense incluso ha abierto un hilo para que sus lectores europeos y americanos comenten desde distintos puntos de vista las informaciones del periódico. Más allá del acontecimiento de la ceremonia de beatificación de los mártires de la Iglesia, Financial Times publica, por su parte, un grave editorial intentando analizar con equilibrio los problemas que plantea, en toda Europa, la politización gubernamental de la memoria histórica. En paralelo a los problemas desenterrados por el Gobierno Zapatero, Financial Times recuerda los problemas del pasado nazi y comunista en Polonia, los problemas desenterrados de trágica manera en la difunta Yugoslavia, e incluso el problema de inmenso calado de la memoria histórica en Turquía, cuando Washington y París han intentado legislar sobre una trágica página de la historia turca y el genocidio o exterminio masivo de armenios. El cortometraje y los premios Goya Mientras la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas daba a los cortometrajistas un beso en la mejilla, dando a conocer los nominados a los premios Goya 2008 en las tres categorías (corto de ficción, corto de animación y corto documental) por la espalda nos clavaban un puñal anunciando que la entrega de dichos galardones se retira de la gala oficial (que emite TVE) para ser entregados durante la cena que anuncia a los nominados del resto de categorías. Es indudable que al cortometraje se le está haciendo mucho daño durante estos últimos años. A saber: primero nos quitan de las salas de cine, en beneficio de la publicidad de grandes empresas y de trailers de superproducciones de otros países. Después, como ocurrió el pasado año, dan los premios Goya de las tres categorías de cortometraje a la vez para agilizar la ceremonia. No quiero pensar qué ocurriría si dieran a la vez los premios de mejor actor, actriz, actor de reparto, actriz de reparto y actor revelación? O de director y director novel juntos. O mejor película y mejor película extranjera ¿No pertenecen estos a la misma categoría del sector? Ahora nos quitan de la ceremonia oficial para agilizarla, pretendiendo dar los premios durante una cena en la que todo el mundo va a estar pendiente de cuántas nominaciones se llevará cada película y nadie hará caso a los pobres cortometrajes, relegados como en un cumpleaños a la mesa de los niños pequeños para no molestar a los mayores. Le pese a quien le pese, somos una parte importante del sector cinematográfico español, no sólo como cantera de futuros actores, directores, guionistas, técnicos, etcétera, sino porque representamos el cine español en festivales internacionales como Sundance, Clairmont- Ferrand o los mismísimos Oscar de Hollywood (véase el ejemplo del pasado año, con dos cortos españoles nominados) También nos gastamos dinero en las casas de alquiler de material, en los rollos de película, en revelarla, en carísimas salas de postproducción y demás gastos que tiene una película (sea larga o corta) antes de poder ser vista por los espectadores. Tan sólo queremos que se nos trate como a uno más de la familia. En casi todas las bodas se invita a ese pariente pesado aunque sólo sea por Las lenguas como arma política Como es sabido, poco después de que ERC saliese a la palestra política, Carod Rovira pregonó, sin reparos, un ambicioso proyecto que consistía en contabilizar como catalán las lenguas diversas que se hablan en el antiguo Reino de Valencia, en Baleares y en la parte oriental de Aragón. Una vez logrado esto y disponer de diez millones de catalanoparlantes reivindicar la consecución de una euroregión en la Unión Europea y anexionar a Cataluña las regiones indicadas, amén del Rosellón francés, este ambicioso- -y a todas luces anticonstitucional plan- -parece estar actualmente en hibernación, pero no el maquiavélico objetivo de transformar en catalán las lenguas que se hablan, desde hace cientos de años, en la zona oriental de Aragón, mediante su fagocitación y transformación. Para este objetivo, la Generalitat de Cataluña está dedicando cuantiosos recursos que se invierten en libros infantiles que regalan a los niños de nuestra zona oriental, con ocasión de lo que denominan correllenguas la creación de Casals Jaume I (centros de proselitismo del catalán) y otros actos y jornadas con el mismo objetivo. En las zonas orientales de las provincias de Teruel, Zaragoza y Huesca, en un gran número de municipios- -más o menos próximos a las lindes con Castellón y Tarragona- -se hablan unas lenguas parecidas al valenciano, y menos parecidas al catalán, que han sido denominadas durante siglos como chapurriau Esta denominación popular constituye precisamente un hecho diferencial, o diferenciador, que los aragoneses de estas zonas utilizamos para reafirmar que no hablamos catalán, y esta denominación tiene un cierto tinte de orgullo personal. En una encuesta realizada por la Universidad de Zaragoza en 1995 en las zonas bilingües de Aragón, un 90 por ciento de los encuestados se manifestaron en el sentido de que no hablaban catalán, sino chapurriau es decir, una lengua autóctona y ancestral aprendida de nuestros padres y abuelos, que quizá no sea muy académica y tenga escasa literatura publicada, pero que es nuestra entrañable lengua materna. Raúl Vallés Labanda, presidente de la Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental L compromiso. Lo mejor sería, en lugar de acortar la tortura de una infumable gala, amenizar la misma con ingenio, humor y buen gusto. Claro que esto ya es más difícil. Carlos Hernández Espinosa Técnico de iluminación de cine y TV Tecnología de futuro España es el país avanzado de mayor dependencia energética del exterior, del orden del 85 por ciento. Los ocho reactores nucleares actuales producen el 20 por ciento de la electricidad y evitan la emisión de cuarenta millones de toneladas de CO 2. La central nuclear de Almaraz, por sus factores de carga y operación, se encuentra en primeras posi- ciones del ranking mundial. No podemos parar estas instalaciones, y cualquier decisión estará basada en argumentos ideológicos sin base técnica. Según el presidente del Foro Nuclear, se necesita construir hasta 2030 diez nuevas centrales nucleares para hacer frente al suministro eléctrico, evitar la emisión de gases contaminantes y plantar cara al encarecimiento del petróleo y del gas. Es insensato renunciar a una tecnología de futuro que es un bien para España. Además es una energía limpia, segura y económica. El precio es de 17 euros menos en el mercado eléctrico mayorista. Adolfo Amorós Valderas, director de Proyecto honorario de C. N. Almaraz España, un paraíso para delinquir Durante estos días hemos sido testigos desde la TV del salón de nuestras casas de unos lamentables sucesos que los medios nos han mostrado con crudeza una y otra vez; me refiero a las imágenes de un desgraciado agrediendo a una chica en el Metro y las no menos duras secuencias de la batalla campal en Cañada Real, en la que un menor ha lesionado gravemente a un policía. Ambos autores han sido puestos en libertad, y a uno de ellos irá a visitarle periódicamente la Policía para salvaguarda de su intimidad. Hemos oído las primeras conclusiones tras tales sucesos, en las que se ha dicho que la alarma social generada ha sido ocasionada por la crudeza de las imágenes. No lo creo; más bien se ha generado por la inseguridad creada al saber que ambos individuos andan sueltos por ahí, ya que nos se ha aplicado de forma inmediata y contundente el principio de acción- reacción para tranquilidad de todos y escarmiento de algunos. Pero no, esta España nuestra es un paraíso para delinquir. ¿Qué quieren que les digamos a nuestros hijos, que han sido testigos (en diferido) de estos hechos? Quizás en el manual zetapetiense de Educación para la Ciudadanía venga la explicación. Ignacio González Valls Madrid