Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29- -10- -2007 ESPAÑA 23 Miles de personas participaron en la ceremonia de beatificación en la plaza de San Pedro VICTOR SOKOLOWICZ Benedicto XVI saluda a los españoles desde sus estancias privadas en el Vaticano mó que los 498 mártires iluminan con su testimonio nuestro camino a la santidad y nos alientan a entregar nuestras vidas como ofrenda de amor a Dios y a los hermanos Implorando ya su ayuda, el Santo Padre invitó a pedir que intercedan por la Iglesia en España y en el mundo; que la fecundidad de su martirio produzca abundantes frutos de vida cristiana en los fieles y en las familias La plaza de San Pedro desbordaba de júbilo, después de los momentos de emoción durante la Eucaristía. pos de las diócesis en que se pusieron en marcha los 23 procesos de beatificación. La misa fue concelebrada por 71 obispos españoles así como los superiores generales de las diversas órdenes religiosas a las que pertenecían 462 de los 498 mártires. En su homilía, el cardenal Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, mencionó que REUTERS Defender la vida humana Estudiantes marianistas, con retratos de los beatificados REUTERS Al comienzo de la ceremonia, el cardenal Antonio María Rouco Varela pidió la declaración de beatos para los 498 mártires, algunos de cuyos nombres fueron leídos por los obis- La misa fue concelebrada por 71 obispos y por los superiores de las órdenes religiosas de 462 de los asesinados entre los mártires hay obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos, mujeres y hombres. Tres de ellos tenían 16 años y el mayor 78 años El delegado del Papa concluyó con un mensaje muy específico para los fieles españoles: Ser cristianos coherentes exige contribuir al bien común y moldear la sociedad siempre según justicia Ese objetivo se traduce, en la práctica, en defender la dignidad de la persona, la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, la familia fundada en la unión matrimonial una e indisoluble entre un hombre y una mujer, el derecho y deber primario de los padres en la educación de los hijos, y tantas otras cuestiones que surgen en la sociedad en que vivimos