Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29- -10- -2007 En vísperas de la sentencia del 11- M ESPAÑA 17 a los que apunta la Fiscalía: El Egipcio Youssef Belhadj y Hassan El Haski. La principal prueba de cargo que pesa sobre el primero son las conversaciones telefónicas y ambientales que la Policía italiana grabó en su domicilio de Milán. En ellas, El Egipcio aseguraba que los atentados de Madrid eran obra suya y que llevaba mucho tiempo planeándolos. Asimismo, confesaba a su interlocutor que los que murieron en Madrid eran sus amigos En el caso de Belhadj fueron sus sobrinos Brahim y Mohamed Moussatem (la Fiscalía retiró la acusación contra el primero) los que le delataron como miembro del Grupo Islámico Combatiente Marroquí. El huido Mohamed Afallah (quien un año después del 11- M moriría en un atentado suicida en Irak) visitó la casa de los Moussatem justo después de la explosión del 3 de abril en Leganés para que los sobrinos de Belhadj le dieran el teléfono de su tío en Bélgica, primer destino de Afallah en el extranjero durante su huida. El papel de Belhadj en el 11- M se habría limitado no sólo a haber dado la orden de atentar cuando vino a España un mes antes de la matanza, sino que también habría Se considerarán claves las reuniones en las que Jamal Ahmidan y Trashorras acordaron el trueque de hachís por explosivo prestado ayuda a los huidos. En principio, la acusación contra Hassan El Haski como instigador del 11- M parece ser la menos fundamentada, pues uno de los principales testimonios que le inculpaban, el del preso Atila Turk (que le situó en instrucción como el jefe del GICM en Europa y reveló el nerviosismo de este procesado justo después de los atentados) no fue ratificado en el juicio, en el que como estrategia de defensa los letrados de ambos acusados llegaron a negar la existencia de se grupo terrorista. Otro capítulo de las condenas será el relativo a los cooperadores necesarios de la matanza, en el que juegan un papel importante los protagonistas de la trama de los explosivos. Lideran este grupo Suárez Trashorras, quien habría proporcionado a los islamistas la dinamita utilizada en los atentados (en su condición de responsable de la trama asturia- Orden y ayuda na) y el confidente de la Guardia Civil Rafa Zouhier, quien puso en contacto a los islamistas con la red asturiana. La sentencia recogerá como claves las dos reuniones del McDonalds en las que se cerró el trato de hachís por explosivos. Lideraron estas citas, por la parte asturiana Trashorras y por la de Madrid Jamal Ahmidan, aunque también acudieron el enlace Rafa Zouhier, Rachid Aglif, Antonio Toro (a la segunda reunión) y Carmen Toro, hermana de este último y mujer del ex minero. La implicación de la única mujer puede haber sido mayor que la que su defensa ha querido hacer ver, pues si algo ha quedado claro es que estaba al corriente de las actividades delictivas de su marido (de ahí la ya célebre frase que pronunció en la comisaría de Avilés: Cariño, di lo que tengas que decir, pero a mí déjame al margen así como de los viajes que Trashorras propuso a los más jóvenes de la trama asturiana. Tanto Iván Reis como Sergio Álvarez aseguraron desconocer el contenido de las bolsas que trasladaron a Madrid a cambio de droga, ya que, dijeron, estaban cerradas con un candado. El primero creyó que contenía droga; el segundo, cedés piratas La sentencia recogerá que el explosivo procedía de Mina Conchita N. V. MADRID. El explosivo utilizado en la matanza salió de Mina Conchita, la explotación asturiana en la que trabajó el ex minero José Emilio Suárez Trashorras durante varios años. Las 57 sesiones de juicio oral no han hecho sino constatar las idas y venidas de Jamal Ahmidan El Chino a Avilés; las visitas de los miembros de la célula de Madrid a la explotación minera; las labores de vigilancia que llevaron a cabo los chicos de Suárez Trashorras cuando los terroristas se sumergían en plena madrugada en las profundidades de la mina con mochilas recién compradas en el Carrefour de Avilés, y sobre todo, los desajustes de las cifras del explosivo que cada mes entraba y salía de la explotación. Con independencia de que la sentencia cite la marca comercial de la Goma 2, no hay ninguna duda, señalan fuentes jurídicas, de que la sentencia de la Sección Segunda recogerá que la dinamita utilizada el 11- M y el 3 de abril (suicidio de Leganés) salió de Mina Conchita. Estas fuentes recuerdan que desde el momento en que los principales miembros de la trama asturiana, con José Emilio Suárez Trashorras a la cabeza, resulten condenados, es obvio que lo serán por su relación con la trama de explosivos y no con otra. Todo el mundo sabía en Asturias a lo que se dedicaba Suárez Trashorras aseguró un testigo durante el juicio. No ha habido un solo indicio en la vista que apunte a una dirección distinta a Asturias. Así, todas las elucubraciones sobre posibles contactos entre el ex minero Trashorras y la banda ETA quedaron durante el juicio fuera de lugar. Condena a Carmen Toro ABC. es Especial sobre el juicio del 11- M, con el sumario, los acusados y las claves, en www. abc. es nacional