Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA En vísperas de la sentencia del 11- M LUNES 29 s 10 s 2007 ABC Datos clave del juicio El Tribunal está formado por Javier Gómez Bermúdez, Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás Además de Fiscalía y Abogacía del Estado, la causa ha contado con 49 abogados: 26 en la defensa y 23 en la acusación Hay 28 procesados: 18 en prisión preventiva y 10 en libertad El juicio ha durado cuatro meses y 17 días; se han celebrado 57 sesiones, un total de 310 horas Han comparecido 309 testigos, 117 de ellos miembros las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y 71 peritos, todo policías salvo 16 forenses y 13 particulares El Egipcio El Haski y Belhadj serán condenados como integrantes en organización terrorista y puede que por ideólogos La condena a Trashorras parece clara por ser el jefe de la red de explosivos pero la falta de prueba llevó a la Fiscalía a considerarle simple integrante de organización terrorista) La principal prueba contra Zougam (en lo que a la autoría material se refiere) es que fue reconocido por cuatro personas en los trenes, si bien es cierto que en dos casos se antoja difícil que pudiera estar en dos sitios a la vez. Paralelamente, Bouchar fue identificado por un testigo que durante el juicio se desdijo y señaló a Daoud Ouhnane (huido) como la persona que vio en el andén. Sin embargo, lo que sí parece claro es que Bouchar era un miembro más de la célula, hasta el punto de que si no hubiera escapado a la carrera del piso de la calle Martín Gaite cuando vio que éste estaba acordonado por la Policía, probablemente se habría suicidado como sus siete compañeros. Prueba de que estaba en la casa es que su ADN aparece en un hueso de dátil en el interior de una bolsa de basura que Bouchar arrojó a un contenedor. Su ADN aparece también en uno de los escenarios clave de la preparación de las bombas, en concreto, en una maquinilla de afeitar recuperada en la casa de Morata de Tajuña. No está claro que al margen de una posible condena por integración en organización terrorista, el Tribunal atribuya la autoría intelectual de los atentados a los tres individuos Parte de los acusados durante una de las sesiones del juicio, celebrado en el Pabellón de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo ABC Una veintena de los acusados del 11- M serán condenados el miércoles El Tribunal impondrá más de siete años de cárcel a los 18 procesados que están en prisión preventiva NATI VILLANUEVA MADRID. El próximo miércoles a las once de la mañana, la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, compuesta por Javier Gómez Bermúdez, Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás, escribirá una página de la historia del siglo XXI con la sentencia de los atentados de Madrid. Tres años y siete meses después de la mayor matanza que se ha sufrido España, la Justicia pondrá por fin los puntos sobre las íes en la preparación y ejecución de estos atentados. Y lo hará con la previsible condena de una veintena de los 28 procesados como integrantes, colaboradores o cooperadores necesarios de la matanza de los trenes. Al menos 18 de los procesados- -los que están en prisión- -serán condenados a penas mayores de siete años de cárcel, pues en caso contrario, si la condena fuera menor, ya estarían en libertad, al haber cumplido en prisión preventiva tres años y medio. Legalmente, el tiempo de prisión preventiva no puede prolongarse más allá de la mitad de la pena impuesta (artículo 504 de Ley de Enjuiciamiento Criminal) Y dado que la sentencia no es firme hasta que que el Tribunal Supremo resuelva los posibles recursos de casación que presenten los acusados, éstos tendrían que ser puestos en libertad entre la resolución de la Audiencia Nacional y la futura ratificación, en su caso, del Supremo, un riesgo que no se va a correr. La sentencia, cuya lectura será pública y en presencia de cientos de víctimas que se acercarán al pabellón de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo (el mismo en el que se celebró el juicio) no devolverá a los 191 fallecidos (192 con el geo Francisco Javier Torronteras) a sus familiares, pero al menos podrá mitigar el dolor de los que llevan esperando cuatro años a que se haga justicia. Más de 600 folios (unos 200 de antecedentes, de los que entre 70 y 80 serán de hechos probados; 200 de fundamentos jurídicos y otros 200 sobre los heridos) despejarán el camino sobre la autoría de la matanza (en el juicio quedó claro que fue la respuesta de los islamistas a la presencia de España en Irak) y encuadrarán cada conducta delictiva en el tipo penal correspondiente, de forma que junto a los ideólogos de los atentados, los magistrados situarán también a los autores materiales, cooperadores necesarios y colaboradores. Una de las mayores decepciones para las víctimas va a ser, sin duda, el número de personas condenadas como ejecutores directos de los atentados de los trenes, pues el núcleo de la célula que perpetró la matanza (siete terroristas) se suicidó en Leganés. Queda ya al arbitrio del Tribunal la valoración de la prueba en lo que respecta al marroquí Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar, los dos únicos individuos que, en su caso, podrían ser condenados como autores materiales de la matanza. (En un principio también lo estaba Basel Ghalyoun, Autoría material Ley de Enjuiciamiento Criminal Prisión provisional Artículo 504. La situación de prisión provisional no durará más de tres meses cuando se trate de causa por delito al que corresponda pena de arresto mayor, ni más de un año cuando la pena sea de prisión menor o de dos años cuando la pena sea superior. En estos dos últimos casos, concurriendo circunstancias que hagan prever que la causa no podrá ser juzgada en estos plazos y que el inculpado pudiera sustraerse a la acción de la justicia, la prisión podrá prolongarse hasta dos y cuatro años, respectivamente. La prolongación de la prisión provisional se acordará mediante auto, con audiencia del inculpado y del Ministerio Fiscal. Una vez condenado el inculpado, la prisión provisional podrá prolongarse hasta el límite de la mitad de la pena impuesta en la sentencia cuando ésta hubiere sido recurrida