Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28- -10- -2007 Duro reproche de Erdogán a Europa por no actuar contra los exiliados del PKK 35 Cristina Fernández de Kirchner, la candidata por el Frente para la Victoria, saludaba a sus seguidores al final de la campaña electoral, en La Matanza obligada a pasar el segundo examen de una segunda vuelta para llegar a la Casa Rosada. En ese caso- -explica el consultor Jorge Giacobbe- las consecuencias para ella tampoco serían gravísimas. Según nuestras mediciones, volvería a ganar La gente- -continúa- -deja aparte el voto emotivo y opta por el racional. Cabeza, corazón y bolsillo son los tres elementos que priman para elegir a Cristina Fernández de Kirchner Como prueba de la abulia que generan estos comicios presidenciales, un dato ha hecho saltar la alarma esta semana: el 92 por ciento de las mesas electorales de Capital Federal tendrá que cubrirse con personal del Poder Judicial. Si los argentinos no tienen interés en las elecciones, la capital del país, directamente, les da la espalda. AFP EL SUICIDIO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS La oposición agoniza. Ni el peronista Partido Justicialista (PJ) ni la centenaria Unión Cívica Radical (UCR) concurren a las urnas con papeletas propias C. DE CARLOS BUENOS AIRES. Nunca en la historia de Argentina la oposición ha llegado a unas elecciones tan dividida como en éstas La opinión de Rosendo Fraga, al frente de la consultora Nueva Mayoría, es compartida por los candidatos y analistas consultados. Ni el peronista Partido Justicialista (PJ) ni la centenaria Unión Cívica Radical (UCR) concurren a las elecciones de hoy con siglas propias. Es el fin del viejo sistema de partidos políticos clama Elisa Carrió, candidata de la Coalición Cívica y antigua compañera de viaje en la UCR del ex presidente Raúl Alfonsín, aunque hoy reniegan el uno de la otra. Kirchner quiere terminar con la UCR y el PJ y crear un sistema bipartidista al estilo mexicano: uno de derechas y otro de izquierda, pero que ambos respondan al Gobierno remata el peronista Roberto Lavagna, ministro de Economía en la primera etapa de la actual Administración. La opinión de ambos, aunque con distintas explicaciones, no está muy alejada de los que piensan los peronistas tradicionales como Alberto Rodríguez Saá. El gobernador de San Luis, cuarto en intención de voto, luchó a brazo partido para poder usar los símbolos y las iniciales del PJ, una litur- gia peronista que comenzó a perder su razón de ser en la era Kirchner. Pese a un primer fallo judicial favorable al caudillo puntano como se conoce al gobernador, los hilos del poder se revolvieron en su contra y tuvo que conformarse con presentarse por el Frejuli (Frente Justicia, Unión y Libertad) ABC. es Vídeo del cierre de la campaña electoral en Argentina en abc. es internacional De los 14 candidatos que optan a suceder a Néstor Kirchner en la Casa Rosada, media docena tiene orígenes en el peronismo y la inmensa mayoría ha proclamado en algún momento sus simpatías o admiración por la figura de Perón o, como en caso de Carrió, la de Evita, pero ni Cristina ni Néstor tienen capacidad para enamorar como tuvieron ellos apunta la socióloga Graciela Romer. Sin pasiones, ayer y muchos menos hoy, lo cierto es que, finalmente, el primer Kirchner llegó al poder en mayo del 2003 tras una de esas carambolas de la política argentina. Con el bastón de mando en sus manos, el actual presidente co- Peronismo sin Perón menzó desde el primer día a poner en práctica lo que bautizó como transversalismo Según el matrimonio presidencial, la expresión responde a la creación de una concertación plural con incorporaciones de elementos de todos los partidos políticos. Según Elisa Carió, el azote de la lucha contra la corrupción de ese Gobierno, su estrategia se resume en un término: cooptación Kirchner ha seducido a golpe de cargos o talonario a referentes de una oposición que hoy está atomizada y anulada. De este modo, la mayoría de los gobernadores e intendentes (alcaldes) radicales están con él. Su apoyo les ha garantizado la financiación necesaria para poder desarrollar sus gestiones sin sobresaltos reflexiona Rosendo Fraga. La tentación de cargo también surtió efecto en las filas del Ari de Elisa Carrió, y hasta en las de Maurico Macri, cuyo máximo exponente de chaquetero fue el doctor Borocotó, nombre transformado por el gracejo popular en verbo para explicar el transfuguismo.