Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28- -10- -2007 Veinticinco años del primer triunfo socialista ESPAÑA 19 yos, es una cuestión psicoanalítica Zapatero no tuvo que matar al padre- -prosigue Torres- El padre (González) ya no estaba. Lo que hicimos fue ganar el XXXV Congreso, ser conscientes de que toda la responsabilidad era nuestra, y a partir de ahí, ganar unas elecciones. La gran diferencia con el PP es que a Zapatero no lo pone González. Somos autónomos, cosa que no puede decir Rajoy, a quien le persigue la sombra de quien le nombró El gurú de Zapatero coincide en este punto con un dirigente a caballo entre la generación Z y la vieja guardia, Álvaro Cuesta. Afiliado al PSOE en la clandestinidad de 1974, varias veces diputado y ahora secretario de Política Municipal y Autonómica de la Ejecutiva. Cuesta se siente parte de un pacto de generaciones y no de un proyecto ex novo. Fuimos absolutamente leales con el proyecto de González recalca Torres Mora. No se nos podría entender sin lo que hizo la generación de González pero Cuesta va más allá y piensa que gran parte de eso que De la Vega llama ruido y que otros definen crispación, proviene de lo integrador que es Zapatero. Explica que representa un proyecto socialdemócrata que, de tanta integración que hace- -los inmigrantes excluidos, homosexuales, etc- -irrita al PP que, de tan inmovilista, resulta excluyente Una de los jóvenes diputados del socialismo vasco, Eduardo Madina, sostiene que lo que ocurre es que Zapatero se ha atrevido a tocar zonas calientes que ni González ni Guerra, se atrevieron porque había prioridades como evitar otro 23- F y meter a España en Europa. González, preocupado por los ataques al Rey S. E. MADRID. El ex presidente del Gobierno mostró ayer, en una entrevista al programa de TVE Informe Semanal, su inquietud por los ataques que sufre la Monarquía. Me preocupa mucho menos- -dice González- -que la cuestionen unos muchachos que por ahí queman una foto y que alguien sobreactúa... mucho menos que el que hay una corriente de fondo de cuestionamiento de ese elemento que forma parte de la institucionalidad que nos hemos dado para vivir en libertad y en paz Acerca de la memoria histórica, el ex presidente del Gobierno expresó sus dudas en relación con que el instrumento sea una ley, porque no me parece que se pueda someter a ley esas cosas, o lo veo con dificultad, pero no dudo de que eso es bueno y necesario hacerlo Al interrogarle sobre la victoria electoral del PSOE en 1982, Felipe González respondió que vivió aquel momento muy abrumado porque sentía mucho el peso de la responsabilidad Al referirse al actual Gobierno, aseguró que no quiere interferir. Soy muy cuidadoso para no interferir y estoy disponible. Y comprendo además que el que toma las decisiones tiene que tomarlas con plena autonomía Sobre la Guerra de Irak, considera que fue un error dramático El franquista inverso Lamo de Espinosa, Varela Ortega y Wert coinciden en resaltar el perfil integrador de González, mientras que, para ellos, Zapatero ha reproducido los peores demonios de nuestra historia, reabriendo el debate sobre la Guerra Civil y la unidad de España G. SANZ MADRID. Felipe González cerró los consensos básicos de la Transición: el del pasado, el de la Monarquía, el de la Iglesia, el territorial, el que expulsa a la violencia de la política, incluso el de la política exterior. Zapatero los ha abierto todos González trató de cerrar la democracia para cerrar el Estado y Zapatero ha abierto la democracia para refundar el Estado, aunque todavía no sabemos bien cuanto. Dependerá del Tribunal Constitucional Este diagnóstico rotundo lo realiza a petición de ABC el catedrático de sociología de la Universidad Complutense Emilio Lamo de Espinosa, para quien el sucesor de González ha acabado siendo el negativo del estereotipo que él mismo se hizo de Aznar: Si Aznar era hipernacionalista español, Zapatero ha sido hiponacionalista; si Aznar era fieramente antiterrorista, él lo ha sido con notable desgana; si Aznar era ciegamente proamericano él ha sido antiamericano más ciegamente aún... explica. Por todo ello, Lamo se muestra seguro de que, igual que González pasó a la historia como un gran estadista como alguien que supo proyectar hacia delante energías y capacidades remansadas su sucesor será visto siempre como un equilibrista o un visionario Zapatero ha querido colocarse como heredero de uno de los lados de esa guerra. Por ello es un franquista inverso (aunque no lo sabe) que, más que proyectar fuerza hacia el futuro, nos ha devuelto la mirada al pasado concluye. Similar diagnóstico realiza el catedrático de Historia Contemporánea, José Varela Ortega. Piensa que Zapatero ha desbaratado en gran medida la obra política de su predecesor y considera reveladora la respuesta que le dio al lendakari, Juan José Ibarretxe, tras su órdago de consulta soberanista, cuando le dijo que busque un acuerdo entre vascos. Del futuro de un territorio español como es el País Vasco opinan todos los españoles, no sólo los vascos argumenta. Y, lo contrario, advierte, es romper el principio de soberanía del pueblo español. torios. Por no hablar de esa opereta carlista- -que diría Clarín- -de los derechos históricos asegura el historiador. El profesor Varela opina que este período de gobierno del PSOE va a tener un costo considerable para la izquierda en su conjunto porque, en contra de lo que mucha gente cree, el troceamiento de la soberanía, degenera siempre en pérdida de derechos individuales. Al final, se discute si un ciudadano tiene más derechos que otro por vivir en distinto territorio. José Ignacio Wert, sociólogo, concluye que Felipe González fue un reformista integrador, que sopesa las consecuencias de sus políticas, y Zapatero es un ayudador hiperactivo, es decir, alguien que se embarca en la solución de causas que le parecen importantes sin reparar en sus costes, oportunidad o daños colaterales Estas características- -prosigue Wert- -le han llevado a malbaratar la presente legislatura en dos proyectos fallidos (la reforma territorial y la negociación con ETA) y a realizar a toda prisa una corrección de rumbo a toda prisa al final. El presidente de Inspire Consultores cree que, pese a estos esfuerzos de última hora, a Zapatero le va a ser imposible ocultar la percepción de la mayoría de que estos años se han dedicado a cuestiones distintas de las que preocupan a la gente Cuestiones innecesarias como la Ley de Memoria Histórica; arriesgadas como el Estatuto de Cataluña; o, lisa y llanamente, equivocadas, como la negociación política con ETA Atentado a la izquierda Aquí se ha atentado contra principios centrales de la izquierda: la ciudadanía, la idea de soberanía nacional, bandera de izquierdas durante casi doscientos años, el principio de igualdad y redistribución, que no pueden subsistir si se cambian ciudadanos por terri- ¿Quien es mejor, González o Zapatero? En este momento la fluidez de los discursos se quiebra. Álvaro Cuesta piensa que no son comparables los momentos históricos y resultaría engañoso pensar que el mismo PP que derribó a González ahora lo ensalza por convicción. Lo hace para hacer de menos a su sucesor recalca. Además, la lejanía dulcifica recuerdo y, según Madina, Felipe instauró el sistema universal sanitario y educativo, sí pero ahora se ha hecho una Ley de Dependencia porque se puede, porque estamos en un Estado económicamente más solvente que el de hace 25 años. Eso ha hecho que el PSOE asuma nuevos derechos de ciudadanía que es por lo que va a ser recordado Zapatero, advierte. Así que, en cierta medida, comenta Alvaro Cuesta, incluso podría decirse el cambio de Zapatero es casi superior al de su antecesor. Cambio casi superior Un jovencísimo Rodríguez Zapatero, junto a otros militantes socialistas, en un acto electoral en 1982 DIARIO DE LEÓN