Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTUROsSALUD www. abc. es salud afectados por la dolencia neurológica en sus fases iniciales. Conservan durante algún tiempo una capacidad cognitiva mayor de lo que la gente cree, mantienen su personalidad y retienen conocimientos prácticos para el día a día explica José Manuel Martínez Lage, profesor honorario de Neurología de la Universidad de Navarra. Y, lo más duro, es que son terriblemente conscientes de sus síntomas Este tipo de enfermos son un nuevo reto para los neurólogos. Hace años, la mayoría de los pacientes llegaba a las consultas de Neurología en estados avanzados. El camino que seguían la mayoría de los especialistas era el de engañar al paciente y dar el diagnóstico a los familiares. Ahora llegan pacientes informados y conscientes del problema. Saben que los despistes o las pérdidas de orientación son el aviso de que algo no funciona bien, aunque prefieren pensar que son fallos de memoria benignos, típicos del paso del tiempo. Por eso, en las consultas se opta por utilizar el término alzhéimer y facilitar la información, poco a poco. La palabra alzhéimer asusta. Reservamos el diagnóstico hasta una segunda o tercera visita. Hablamos de envejecimiento cerebral prematuro, para preparar al enfermo a su nueva situación cuenta José Luis Dobato, responsable de la consulta de demencias de la Unidad de Neurología de la Fundación Hospital Alcorcón, de Madrid. A los médicos les preocupa cómo manejar la carga emocional a la que se enfrentan este tipo de enfermos. La depresión SÁBADO 27- -10- -2007 ABC Alzhéimer, vivir con el diagnóstico Pasqual Maragall se ha incorporado a la creciente cifra de enfermos que se enfrentan a un diagnóstico precoz de alzhéimer. Tienen problemas de memoria, pero son conscientes de lo que les aguarda. Su baza: fármacos y rehabilitación cognitiva, a la espera de un avance N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El diagnóstico de alzhéimer cae como una losa en todas las familias. Pero cuando se detecta en sus fases iniciales, como ha sucedido con el ex alcalde de Barcelona, ese trago amargo lo paladea el propio enfermo. El impacto alcanza a personas que aún siguen siendo ellos mismos y deben asumir un diagnóstico que suena casi a condena. La imagen de un Maragall, sereno y seguro, con todas sus facultades en apariencia conservadas, podría ser la de cualquiera de los 200.000 españoles Envejecimiento cerebral es uno de los peores baches en los que pueden caer. Por el estado de tristeza en el que les sume y porque la depresión en sí misma consigue que el deterioro cognitivo del enfermo sea más evidente. En esa fase precoz del alzhéimer pueden quedarse durante años o tener una evolución más rápida. Cuando aparece en pacientes relativamente jóvenes, antes de los 55 años, la enfermedad es más agresiva. En tres o cuatro años, la persona puede estar totalmente anulada. Por encima de los 80 años suele tardar el doble en evolucionar detalla Dobato. A Maragall el diagnóstico le ha llegado con 66 años. Se ha convertido en un paciente de alzhéimer, relativamente joven. Aunque, en principio, no entra en el grupo de enfermos muy precoces, en los que la enfermedad evoluciona muy agresiva apunta este experto. Si fuera así, Maragall tendría todas las cartas en su mano para hacer frente al alzhéimer con las dos armas que hoy se tienen: la rehabilitación cognitiva y los fármacos que intentan ralentizar el avance del mal. Pero con esta enfermedad siempre es difícil establecer reglas. A Guadalupe, una de las pacientes de la unidad de demencias de la Fundación Alcorcón, la enfermedad se le presentó con 56 años, demasiado pronto para lo que es habitual en el alzhéimer. Dos años después, y pese a la medicación, la degeneración ha avanzado demasiado rápido. Era una madre de cinco hijos, muy trabajadora, muy activa. Hoy se le ha olvidado cocinar, ya no sabe coser y apenas se atreve con la limpieza de la casa. Le da miedo salir sola de casa, por si se pierde y sufre mucho. Hasta se enfada conmi- LA ENFERMEDAD DEL OLVIDO ¿Qué es? Es una enfermedad que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. La edad avanzada es el principal factor de riesgo, aunque en una minoría de casos se puede presentar antes de los 60 años. Entre el 2 y el 3 de los menores de 65 años muestran signos de la enfermedad, mientras sube hasta el 25 y el 50 en los mayores de 85 años. ¿Qué les ocurre a las neuronas? Las proteínas anormales y las placas impiden la transmisión de los impulsos eléctricos Estructuras protéicas anormales Placas degenerativas La evolución, una incógnita ¿Qué ocurre en el cerebro? Neurona sana Neurona enferma 1 El volumen cerebral se reduce a consecuencia de la muerte de las células nerviosas, dañando las áreas del cerebro que se utilizan para pensar, planear y recordar los surcos Las células que 2 Laslahendiduras ydel cerebro 3 subsisten pierden de superficie se hacen más pronunciados Superficie cerebral la capacidad de reaccionar a los estímulos nerviosos La señal eléctrica no se transmite NORMAL CON ALZHÉIMER La combinación de terapia cognitiva y fármacos específicos puede ralentizar la evolución de la enfermedad en un año La investigación avanza. Puede que en cinco años haya nuevas opciones farmacológicas que mejoren la situación actual CEREBRO CEREBRO CON ALZHÉIMER NORMAL La atrofia es especialmente severa en el hipocampo, que juega un papel clave en la formación de nuevos recuerdos CEREBRO CEREBELO ETAPAS DE LA ENFERMEDAD FASE TEMPRANA- Puede empezar 20 años antes del diagnóstico- Olvido de acontecimientos recientes- Cambios de la personalidad- Impulsos incontrolables- Dificultad para realizar y expresar pensamientos complejos- Dificultad para realizar tareas cotidianas (tareas de la casa, papeleos etc... FASE INTERMEDIA- Puede durar de 2 a 10 años- Dificultad en la toma de decisiones simples- Descuido de la higiene personal y del aspecto- Dificultad para comer sin ayuda- Ansiedad, insomnio- No se reconoce a algunos familiares- Se pierde al salir a la calle- Conducta agresiva Zona del cerebro afectada FASE AVANZADA- Puede durar de 1 a 5 años- Pérdida completa de memoria e imposibilidad de valerse por sí mismo- Conducta agresiva y hostil muy pronunciada ABC CARLOS AGUILERA