Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA SÁBADO 27 s 10 s 2007 ABC Carlos Rodríguez Braun Los usuarios no pagarán la sustitución de los contadores de la luz, según Clos Por primera vez en meses, Industria asume un informe de la Comisión Nacional de Energía J. G. N. MADRID. En el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio siguen tirando la casa por la ventana Después de congelar las tarifas eléctricas para los consumidores domésticos en julio y octubre y de anunciar que en 2008 y parte de 2009 esos precios subirán en línea con el IPC, ayer, cuando faltan menos de cinco meses para las elecciones generales, el ministro Joan Clos dijo que el Gobierno nunca ha pretendido que los consumidores paguen el cambio de los contadores de electricidad. Añadió que, en este aspecto su Departamento está de acuerdo con la recomendación- -que no es vinculante- -de la Comisión Nacional de Energía, informa Ep. Este organismo considera que el plan de sustitución de los viejos contadores por otros más modernos electrónicos no debe repercutir en la tarifa de los consumidores Esta ha sido la primera vez en más de un año que Clos se ha manifestado sobre quién debe pagar el cambio de 27,2 millones de contadores, operación que puede costar unos 4.000 millones de euros, cantidad que las compañías eléctricas, propietarias de la mitad del parque de contadores, no están dispuestas a sufragar ellas solas. De momento, Industria les ha echado un cable al aumentar el precio del alquiler de los nuevos aparatos electrónicos, de 0,54 euros al mes a 0,74 euros. Por otra parte, el Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto por el que se incrementan los derechos de emisión de gases de efecto invernadero a los sectores de generación eléctrica, cogeneración, combustión siderúrgica, cal, ladrillos y tejas, azulejos y baldosas, y papel. Al mismo tiempo, se reduce el número de derechos de emisión de reserva, de forma que el volumen total se mantiene constante. De esta forma, el Gobierno asume las reivindicaciones de estos sectores, que se habían quejado de los derechos asignados en el Plan Nacional para el periodo 2008- 2012. El grupo Unión Fenosa fue ayer noticia por dos cuestiones. Una, porque presentó sus resultados hasta septiembre, que ofrecen un beneficio neto de 704 millones de euros, casi un 40 más que en el mismo periodo de 2006. Otra, por las críti- SMILEY, POR FAVOR L a semana empezó con la subida del salario mínimo, siguió con la promesa de bajar impuestos, y ayer leí que el sonriente José Luis Rodríguez Zapatero aumentará el gasto público en la ayuda al desarrollo hasta el 0,7 del PIB. ¿Cómo hacer justicia a todos estos disparates en una escueta columna? Inútil o perjudicial. No me refiero al señor presidente del Gobierno, a quien en ningún caso me atrevería a calificar de inútil. Me refiero a la subida del salario mínimo a 800 euros. Es tal el camelo de este salario que no creen en él ni sus defensores. Es absurdo pensar que Smiley firma un papel y ello mágicamente enriquece a los humildes. En realidad, si el salario mínimo está por debajo del salario de mercado, es inútil. Y si está por encima, es perjudicial, porque conspira contra el empleo de los más jóvenes y menos preparados. Todos lo saben, y por eso el salario mínimo, a pesar de la demagogia, no es muy elevado. Lo de la bajada de impuestos es una muestra más del nerviosismo de los socialistas, que se aferran a cualquier cosa para conseguir apoyos ante la perspectiva de que el sensato barbudo les gane las elecciones. Dada la expansión irresponsable del gasto público, es imposible que Smiley baje los impuestos, salvo que el crecimiento aumente y con él la recaudación, o caiga el superávit o aumente la deuda, es decir, que suban los impuestos en el futuro. Y lo del 0,7 es despilfarro y engaño. Ningún país ha salido de la pobreza mediante transferencias de dinero de los contribuyentes, y una larga experiencia teórica y práctica respalda más las medidas liberalizadoras e institucionales, y no la onerosa burocracia de la ONU y las ONGs, grandes partidarias del pensamiento único y del dinero ajeno. Por suerte, hay gente sensata. Leí esta interesante conjetura de Samuel Bentolila en Sociedad Abierta: La próxima recesión en España podría no ser corta, como la de principios de los años 90, sino larga, como la de 1975 a 1985 crb thinkingheads. com El ministro de Industria, en una reciente comparecencia en el Senado EFE La Sepi compra el 4,15 de Enagás cuando más caras estaban las acciones La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) dependiente del Ministerio de Economía, comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha adquirido 9,9 millones de acciones de Enagás, equivalentes al 4,15 de su capital. Esta operación responde al acuerdo del Consejo de Ministros de 20 de julio pasado, que autorizó a la SEPI a comprar hasta un 5 de Enagás, lo que se interpretó en los mercados como una renacionalización de la compañía, privatizada totalmente por el PP. Llama la atención que la adquisición de esos 9,9 millones de acciones, que al cierre de ayer tienen un valor de 196 millones de euros, se haya realizado, según fuentes consultadas, en las últimas semanas, cuando los títulos de Enagás estaban en su nivel más alto en los últimos diez meses. En agosto, por ejemplo, las acciones de esa compañía cayeron hasta los 16,41 euros y, ayer, cerraron a 19,78 euros. cas vertidas por su vicepresidente y consejero delegado, Honorato López Isla, en una presentación con analistas. Por un lado, consideró un despropósito que se reduzcan los incentivos por garantía de potencia a las eléctricas en casos como las plantas de fuel situadas cerca de grandes centros de consumo y zonas estratégicas para el sistema. Por otro, se mostró de acuerdo con la voluntad del Gobierno de eliminar la tarifa eléctrica y transitar hacia el mercado liberalizado, pero discrepó del principio de responsabilidad política invocado para congelar las tarifas. Discrepancias de Fenosa Más derechos de emisión Monti no descarta fracasar en la mediación de la interconexión entre España y Francia M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Mario Monti, ex comisario europeo de Competencia y coordinador de la línea de muy alta tensión (MAT) entre España y Francia, aseguró ayer en Bruselas que no descarta que su misión de mediación en este proyecto, estancado desde hace 20 años, acabe en fracaso. Estas declaraciones se produjeron a la salida de su primer encuentro con el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, a quien presentó su programa de trabajo para los próximos meses, en el que se incluyen reuniones con todas las partes para intentar un acuerdo y visitas a la zona. Monti, con amplia experiencia en resolver situaciones conflictivas en los años de comisario europeo, explicó que el proyecto aumentará la seguridad en el suministro energético para ambos países, contribuirá a la lucha contra el cambio climático, ya que Francia se podrá beneficiar de la energía eólica que produce España y, sobre todo, ayudará a que no se produzcan cortes en el suministro en ambos países. En cuanto al daño medioambiental de esta nueva línea de muy alta tensión, Monti aseguró que los avances tecnológicos de los últimos años pueden contribuir a reducir el negativo impacto ecológico del proyecto.