Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 27- -10- -2007 ABC Putin compara el escudo antimisiles de EE. UU. con la crisis de Cuba de los años 60 Ahora no somos enemigos, sino cooperadores, pero el problema sigue una evolución similar BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL MAFRA (PORTUGAL) El presidente ruso Vladímir Putin comparó ayer en Mafra la intención norteamericana de crear un escudo militar cerca de las fronteras de Rusia con los misiles que en los años 60 la Unión Soviética instaló en Cuba. Una crisis que dice ser diferente porque la relación entre ambos países ha cambiado- ya no somos enemigos sino cooperadores pero cuya evolución sigue un trayecto similar. Durante la conferencia de prensa que puso término a la cumbre UE- Rusia, el líder del Kremlin insistió en que no ha sido su país el que ha abandonado la política de acuerdos sobre los armamentos, sino Washington, con su intención de crear el escudo antimisiles en la República Checa y Polonia. Para superar las diferencias, el pasado junio Putin propuso a Bush un plan alternativo que desarrollara conjuntamente un escudo antimisiles. La idea consistía en compartir el uso del radar de Qabala, situado en Azerbaiyán pero controlado por Moscú, para crear un escudo que cubra a toda Europa. Todavía no hemos recibido respuestas a nuestras sugerencias resaltó ayer el presidente ruso, aunque reconoció que entienden que sus preocupaciones han sido escuchadas y EE. UU. está pensando cómo neutralizar la amenaza que consideramos es emergente Hace dos semanas, el presidente ruso amenazó con retirarse del tratado sobre las Fuerzas Nucleares Intermedias (FNI) firmado en 1987, que exige a ambas potencias la destrucción de todos los misiles de corto y medio alcance. Para Benita Ferrero- Waldner, la comisaria europea para las Relaciones Externas, de las palabras de ayer de Putin se desprende que se trata de una cuestión muy seria que tendría que continuar debatiéndose para encontrar una solución pero insiste en que Rusia no va a salir del tratado, sino que hay que suspenderlo Como es sabido, la iniciativa de EE. UU. responde a la amenaza potencial de Irán, país al que los norteamericanos acaban de imponer nuevas sanciones. Precisamente, Rusia está construyendo una central nuclear en el sur de Irán, y, según su presidente, las sanciones no sirven para nada Insiste, además, en que no hay pruebas de que Irán busque obtener el arma nuclear, tal y como sostitene EE. UU. convencido de que lo que ese país desea es tener la capacidad de producir bombas atómicas. Fue en un ambiente distendido y mucho menos tenso que el vivido el pasado mes de mayo en Samara en el que el presidente Putin dialogó con los representantes europeos. Todos ellos resaltaron el hecho de que fuese la última cumbre entre ambas potencias con Putin como líder del Kremlin, a quien agradecieron el esfuerzo realizado durante los últimos años para reforzar las relaciones entre Rusia y Europa. Putin dio a conocer a los líderes europeos que observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) podrán estar presentes en las elecciones legislativas rusas del próximo mes de diciembre y en las presidenciales en marzo del 2008. Fueron muchos los asuntos abordados, y, según los allí presentes, el diálogo fue abierto, amigable y fructífero aunque la firma del acuerdo de cooperación estratégica entre ambos deberá esperar para un futuro encuentro. Sí fueron firmados acuerdos en materia de comercio de acero y de intercambio de información para la lucha contra el narcotráfico. La entrada de Rusia en la Organización Mundial del Comercio (OMC) fue también abordada en esta cumbre, una adhesión apoyada por la Unión Europea reiteró el primer ministro luso, José Sócrates, a pesar de las divergencias que siguen existiendo, como puntualizó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. Diálogo fructífero Suspender el Tratado Putin se dirige a la prensa, ayer en el Palacio Mafra lisboeta EFE Un instituto compartido en pro de los derechos humanos Una de las noticias más aplaudidas de la cumbre fue la propuesta rusa de la creación de un instituto eurorruso para la promoción y el acompañamiento de los derechos humanos y la democracia. Una propuesta muy bien recibida por el primer ministro luso y actual presidente del Consejo Europeo, José Sócrates, quien considera que se trata de un paso en la dirección cierta Según explicó el propio Putin, este instituto tendrá como objetivo activar el diálogo entre las autoridades y estructuras no gubernamentales sobre cuestiones electorales, libertad de expresión, minorías étnicas e inmigrantes que se encuentren en territorio ruso y europeo El proyecto presentado por Rusia va a ser analizado por la UE y, de llevarse a cabo, tendría como sede Bruselas u otra capital europea. El jefe del Kremlin se mostró disponible para conceder los recursos financieros que fuesen necesarios para su creación remitiendo otros pormenores a posteriores negociaciones. Más información sobre la presidencia portuguesa de la UE en www. eu 2007. pt