Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE www. abc. es gente VIERNES 26- -10- -2007 ABC El joven Connery: sólo para tus ojos Un retrato del actor escocés desnudo pintado cuando tenía veintipocos años se muestra en el Edinburgh College of Art con motivo de su centenario. Del centenario de la escuela de Arte, no del más reconocido Bond, que sólo tiene 77 estupendos años POR ROSA BELMONTE MADRID. El Edinburgh College of Art cumple cien años y para celebrarlo ha colgado a Sir Sean Connery. Casi desnudo. Con tupé (a veces es mejor ser calvo) y un taparrabos como el que hace un par de veranos lucía Flavio Briatore en la cubierta de su barco. El cuerpo de Connery es más vistoso. Al menos lo era con veintipocos años. Finales de los 40, principios de los 50. En esa época en la que el actor escocés había vuelto de la Armada (convenientemente tatuado y licenciado por padecer úlcera de estómago) y cuando se dedicaba a esculpirse el body en el gimnasio, vivero donde la academia de Bellas Artes de Edimburgo reclutaba a sus modelos. La obra es del fallecido Al Fairweather (más conocido como músico de jazz) y comparte paredes en la exposición conmemorativa con las de reconocidos artistas internacionales como Alan Davie, Eduardo Paolozzi y John Bellany. John Houston, uno de los estudiantes de entonces, como su mujer, Elisabeth Blackadder (llamarse víbora negra es muy televisivo) ha contado a The Times que los modelos solían posar dos veces a la semana, desde las nueve y media hasta la cuatro de la tarde. Con la misma pose. Y que recuerda vagamente haber pintado a Connery pero también que no le causó una gran impresión. No hay que olvidar esa verdad de que las apariencias y el cine engañan. Poco después, en 1953, Connery (que tiene más de una cosa en común con Arnold Schwarzenegger) fue a Londres a participar en el concurso de Míster Universo, donde quedó en tercer lugar. Estando en la capital inglesa se enteró de una audición para el musical South Pacific tomó un curso intensivo de canto y baile y fue seleccionado como chico del coro. Aunque entonces dudaba si convertirse en futbolista profesional o en actor, su vida artística había empezado. Primero fue el teatro (el musical) y más tarde, en 1957, la televisión. Nada menos que con una obra de Rod Serling, la versión británica de Réquiem por un peso pesado donde el escocés interpretaba al protagonista y Michael Caine un pequeño papel. Tras el éxito televisivo, hizo películas de serie B, entre ellas Action of the tiger (1957) gracias a la que conoció a Terence Young, que iba a ser el director de las películas que consagrarían al actor. Cuatro años después, Connery seguiría con películas de serie B. De serie Bond. La primera, 007 contra el Dr. No El biquini ya no lo llevaba él sino la suiza Ursula Andress. Los productores Broccoli y Salzman estaban encantados con el tipo duro y masculino que habían encontrado (Broccoli lo había visto en Darby O Gill and the Little People una película de Disney) Pero el tipo duro y cachas era un poco bruto y necesitaba una mano de barniz. Para refinarlo estaba Terence Young, el director (amigo de Noel Coward, como Ian Fleming) un finolis más cercano al estirado Bond de lo que parecía que Connery iba a estar nunca. Lo mandé a mi sastre y le obligaba a salir con la ropa que le hacía porque para él una noche de juerga significaba una chaqueta de cuadros recordaba Young. El chico entonces estaba mejor desnudo que vestido. Pero el cachas aprendió rápidamente (igual que durante sus inicios, mientras hacía teatro, se pasaba las mañanas en las bibliotecas leyendo) Tras triunfar como Bond empezó a considerársele un sex symbol (se inauguraba la imagen característica del macizo con esmoquin blanco y haciendo martinis) cosa que a Sean Connery no le hacía gracia. Él era un actor. En 1989, con casi 60 años, fue elegido por People el hombre vivo más sexy. Bueno, no hay muchos hombres muertos sexies soltó. Ahora, a los 77, le recuerdan lo sexy que también era de joven. Aunque no se parezca. Un tipo duro y cachas Chico del coro El cuadro muestra al actor en sus tiempos mozos y bastante ligero de ropa REUTERS