Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26- -10- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes Villarreal Fiorentina 91 Agüero salva los muebles El Atlético se durmió en la superioridad y su nefasta defensa permitió la remontada rusa Lokomotiv Moscú Atlético Lokomotiv (3- 4- 1- 2) Pelizzoli; Rodolfo, Spahic, Sennikov; Ivanovic, Samedov (Kocis, m. 80) Efimov (Yambaev, m. 60) Gurenko (Maminov, m. 84) Bilyaletdinov; Sychev y Odemwigie. Atlético (4- 4- 2) Abbiati; A. López, Pablo, Eller, Pernía; Jurado (Maniche. m. 74) Raúl García, Cléber (Maxi, m. 68) Simao (Luis García, m. 68) Agüero y Forlán. Árbitro Clattenburg (Ing. Amonestó a Ivanovic, Antonio López y Raúl García. Goles 0- 1, m. 16: Agüero. 1- 1, m. 27: Bilyaletdinov. 1- 2, m. 47: Forlán. 2- 2, m. 60: Odemwigie. 3- 2, m. 63: Odemwigie. 3- 3, m. 85: Agüero. 1 1 Villarreal (4- 4- 2) Diego López; Ángel, Godín, Fuentes, Capdevila; Cani (Nihat, min. 63) Josico (Cazorla, min. 63) Senna, M. Fernández; Rossi y Tomasson (Pirés, min. 79) Firentina (4- 3- 3) Frey; Ujfalusi, Kroldrup, Dainelli, Balzaretti; Pazienza, Liverani, Kuzmanovic (Donadel, min. 74) Jorgense (Vanden Borre, min. 58) Vieri (Osvaldo, min. 65) y Mutu. Árbitro: Lannoy (Fra. Amarilla a Vanden Borre, Pazienza, Ujfalusi y Capdevila. Goles: 0- 1, m. 48: Vieri. 1- 1, m. 86: Capdevila. 3 3 El Villarreal empata ante el Fiorentina y salva un partido muy complicado RAÚL COSÍN El Villarreal se encontró ayer en la Copa de la UEFA con un rival italiano poco común. El Fiorentina llegó a tierras castellonenses para jugar a fútbol, para tratar bien la pelota y presionar a lo largo y ancho del campo, aunque no supo rematar la faena, cediendo un empate en la recta final del partido. La superioridad de los italianos quedó patente, sobre todo, en la primera mitad en la que se contabilizaron hasta seis ocasiones claras de gol a su favor con el protagonismo de Vieri y Mutu. Con un 4- 3- 3 sobre el terreno de juego presionaron al Villarreal en su zona defensiva y aprovecharon cualquier error en el juego del equipo de Pellegrini. El peligro llegó ante todo por las bandas con dos extremos como Mutu y Jorgensen. Los de Pellegrini se mostraron imprecisos en su juego. Acostumbrados a hacer un buen fútbol, la presión de la squadra viola cortó los circuitos de un Villarreal que sólo sumó un lanzamiento a puerta en la primera parte. Tras el paso por vestuarios una nueva combinación entre el rumano Mutu y Vieri acabó con el gol del delantero italiano a los tres minutos de la reanudación. A partir de ahí, el Fiorentina se equivocó y se tiró unos metros atrás para salir a la contra, pero eso le dio vida a un Villarreal que se fue creciendo con el paso de los minutos y cercando la meta de Frey. A cuatro minutos para el final, una falta lateral que botó Rossi la remató en el área pequeña italiana Capdevila para conseguir el empate final. TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Es un punto importante, pero es una pena. El Atlético debió ganar este partido por calidad y su asignatura pendiente, la defensa, le puso contra las cuerdas. Es un empate valioso, pero es una pena. Agüero lució en Moscú y los fallos de Pernía, Antonio López, Eller y Pablo anularon el espectáculo de sus goles. Es un punto a domicilio, pero es una pena. Forlán brilló a contraluz del argentino y su preciosa diana quedó oscurecida por los remates del Lokomotiv, en acciones a balón parado, que dieron la vuelta al marcador en tres minutos. Es un buen resultado, pero es una pena. Toda la belleza del ataque rojiblanco, que rondó la goleada, fue equilibrada por el fútbol directo local, que tuteó al Atlético en ocasiones. Al final, Agüero, en una internada sensacional, aprovechó un magnífico pase de Maniche para evitar una debacle. Un desastre que nadie pudo calcular durante una hora de juego en la que el Atlético, con cinco cambios en el once titular, se paseó para imponer la ley del mejor a golpes de clase. Agüero enseñó pronto las credenciales de su aristocracia. Un control con la pierna derecha y un remate con la izquierda, a la media vuelta, descubrieron las armas que temía el entrenador ruso, Byshovets. Era la confirmación del temor que presagiaba el Lokomotiv, que jugaba con tres centrales para intentar frenar a Forlán y Agüero. Hasta que el once ruso perdió el miedo. Se hizo el Loko El Atlético tuvo que buscar el empate y Agüero marcó, así, el 3- 3 al comprobar que Pernía era un coladero. Cada vez que Samedov le encaraba, llegaba con un centro peligroso. La cuarta penetración de Sam engordó de ilusión a los locales. Bilyaletdinov cazó el pase y protagonizó un golazo por la escuadra. El empate confirmó a la Locomotora de Moscú que el fútbol de contragolpe competía con la superioridad técnica visitante. Si Jurado envió un trallazo al larguero, Abbiati sacó unas manos decisivas para eludir un gol de Sychev. En esas llegó Forlán para marcar de nuevo la diferencia, al consumar una pared con el Kun. Y el Atlético, incomprensiblemente, pa- AP Aguirre critica los despistes y Byshovets compara al Kun con el Prado Lo mejor de Javier Aguirre es que llama a las cosas por su nombre. El empate era un resultado inicialmente admisible, pero la forma de conseguirlo no camuflaba los errores: Un par de despistes en defensa nos han costado la victoria. Puntuar en el primer partido de la liguilla no está mal, pero recibir tres goles es malo Reconoció que sus jugadores perdieron el norte en tres minutos, en un córner y en una jugada aislada Su colega, Byshovets, adoró al Kun: Ver a Agüero es como visitar el Museo del Prado. Me recuerda a Romario, pero presiona más y participa más en el juego del equipo. Asombra que tenga sólo 19 años. Su manera de regatear no se aprende, es innata só a dormirse en los laureles. Tanto, que el cuadro ruso, de perdidos al Moscova, se la jugó con incursiones por las bandas, centros aéreos y el talento del nigeriano Odemwigie como contrapunto. Una falta lanzada por el incombustible Samedov la aprovechó Sychev para desbordar a Antonio López y Pablo y regalar el 2- 2 a Odemwigie. Y en tres minutos, bajo la anarquía defensiva del Atlético, el equipo de los ferrocarriles botó un córner y el nigeriano cabeceó el 3- 2 ante la pasividad de Eller, Pablo y compañía. Tan increíble como cierto. Aguirre tuvo que tirar de líderes para reaccionar. Entraron Maniche, Maxi y Luis García. Había que salvar un punto. En efecto, Maxi cogió las riendas del encuentro. Y Maniche inventó el pase que Agüero tradujo en la salvación del mobiliario. Tocó madera. El problema de Aguirre es que sus defensas son unos troncos.