Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 s 10 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 79 Detenido en Nueva Jersey el presunto ladrón de Niños del carretón de Goya EFE NUEVA YORK. El director del Museo de Arte de Toledo, en el estado estadounidense de Ohio, Don Bacigalupi, expresó ayer su satisfacción por el arresto del presunto autor del robo del cuadro Niños del carretón de Francisco de Goya. Es satisfactorio conocer que se ha producido un arresto y elogiamos al FBI y a la fiscalía por su diligente investigación La fiscalía federal en Nueva Jersey identificó al detenido como Steven Lee Olson, de 49 años, residente en Ohio, estado vecino de Nueva York. El fiscal Christopher Christie anunció ayer que Olson fue arrestado, la noche pasada, en su residencia de Carlstadt por agentes federales, acusado de robar esa valiosa obra el 8 de noviembre de 2006, durante su traslado desde el Museo de Arte de Toledo al Guggenheim de Nueva York. Olson, acusado de robo de un objeto de relevancia cultural de un museo, si es declarado culpable podría ser condenado hasta 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Jonathan Littell, en una imagen de archivo AFP Para escribir de verdad hay que ir más allá de la postura del testigo Jonathan Littell s Escritor El escritor norteamericano publica en España Las benévolas (RBA) premio Goncourt 2006. Una novela sobre el drama del Holocausto en forma de memorias del oficial de las SS Max Aue, sobre la que reflexiona junto a l autor Richard Millet POR RICHARD MILLET BEIRUT. Nos hallamos en Beirut, en el hotel Alexandre, en pleno centro de Achrafie, el sector cristiano, que fue cuartel general de Sharon durante la invasión israelí del Líbano, en 1982. Le he preguntado si se sentía perdido en el Líbano y me ha contestado que no, que no se sentía desplazado. -Es la primera vez que piso el Líbano. Pero hace mucho que me fascina este país. En la década de 1980 seguía de cerca la guerra civil. Y, como una consecuencia de la fascinación que sentía por el Vietnam, me apetecía mucho venir aquí. Pero, como era demasiado joven, nunca pude venir. campesinos de Corrèze hace 45 años también es Historia. Cada vez nos damos más cuenta de que la Historia tiene muchas facetas. Lo que aún no ha escrito nadie es la historia de los campesinos libaneses durante la guerra, por ejemplo. recta de las cosas que contaban. Recurrieron a su propia experiencia para infundir realidad a otra experiencia, mucho más alejada de ellos. Stendhal nunca estuvo en Austerlitz; hizo la campaña de Rusia y la de Italia, pero no estuvo en Austerlitz. Ahora bien, la escena magna que describe en sus novelas, y de una forma que volvió a inventar por completo la forma de contar la guerra por escrito, es la de Austerlitz. Usa todo cuanto conoce para inventar, o volver a inventar, esa escena bélica completamente alucinante en donde no está la guerra, esa batalla en donde no está la batalla. Tolstoi hace otro tanto en Guerra y paz; escribió acerca de una guerra que ya tenía cincuenta años cuando él la escribió. la simple transcripción de la realidad o más allá del reportaje cuando se acumulan dimensiones al tirar de cosas que proceden de diversos niveles: la infancia más remota y, al mismo tiempo, las cosas externas, y se pone todo en resonancia. Si en la infancia más remota está ya la guerra y queremos hablar de esa guerra, no habrá desfase, y por lo tanto no habrá resonancia, y por lo tanto no habrá arte. No podremos sacar las cosas de las gangas en que están encerradas. El juez decidirá en 20 días si se retira la pasarela o se indemniza a Calatrava EP BILBAO. El equipo del arquitecto valenciano Santiago Calatrava admitió ayer ante el juez que cuando se construyó el polémico puente Zubi- zuri de Bilbao conocían que este debía servir para unir urbanísticamente ambos lados de la ría, pero que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no precisaba cómo y por lo tanto, no se preveía que tenía que unirse con una pasarela A su juicio, el Ayuntamiento de Bilbao debía haber encargado las modificaciones del puente al propio autor, y no al arquitecto japonés Arata Isozaki ya que se ha roto absolutamente el equilibrio de la obra Desde el Consistorio insisten en que se trata de dos obras diferenciadas. El magistrado deberá decidir si Calatrava ha visto vulnerado su derecho moral a la integridad de su obra y ha de restituirse el puente a su estado original demoliendo la pasarela, o si se le debe indemnizar con tres millones de euros. -En su novela Las benévolas ¿hay una búsqueda en Maximilian Aue? -No lo sé. Negativa, quizá. En cualquier caso, está la búsqueda de la infancia perdida, del paraíso perdido. -Me parece que a los libaneses no les resulta nada fácil escribir en francés sobre esa guerra civil. ¿Escriben sobre ella en árabe? -En la década de 1980, cuanto estaba escribiendo mi primera novela, L Invention du corps de saint Marc sólo soñaba con venir aquí durante la guerra. Coincidimos en ese deseo, o esa necesidad, de hablar de algo que tiene que ver con la guerra. No me atrevo a decir con la Historia... -La Historia... La guerra es Historia, pero la vida de los ¿Quienes participan en las guerras son los más adecuados para escribir acerca de ellas? Yo opino que las mayores obras maestras sobre la guerra las escribieron personas que, incluso aunque hubieran tenido una experiencia de la guerra, no habían tenido una experiencia di- -Algunos. El asunto es tanto más candente cuanto que ahora mismo el lugar de los Mártires lo ocupan Hezbolá y los partidarios del general Aoun y que hoy se celebra una manifestación en conmemoración del primer aniversario del asesinato del periodista Gebran Tueni. Y me parece que todo esto nos lleva sin cesar al tema que nos obsesiona. -Eso plantea, en el fondo, la cuestión de la postura del escritor respecto a la realidad. -Estuve en el Líbano en 2006 y no me entraron ningunas ganas de contar lo que estaba viendo. -Podemos ser testigos. Podemos ser escritores. Y puede suceder que alguien sea escritor y testigo; pero no está claro si el escritor testigo es el más adecuado para escribir cosas que ha presenciado. Creo que para escribir de verdad hay que ir más allá de la postura del testigo. ¿No es lo que a todos nos toca vivir, esa búsqueda del lost paradise (paraíso perdido) -Eso es. Lo tiene tan ciego que no ve nada de lo que le rodea. Quiere recobrar el paraíso y se hunde en el infierno. -La única válida; e incluso diré que la única. -Sí, y no habría sido un trabajo de escritor. Hay una distancia entre ambas cosas. -La escritura va más allá de -Habría podido escribir un testimonio. ¿El escritor no es alguien a quien obsesiona la búsqueda de la infancia perdida? -Es posible. Podría ser uno de los motores. -Lo que caracteriza al personaje de Max es que está encerrado en esa obsesión de la infancia. Lo que permite que nos hagamos adultos, es decir, seres morales, abiertos al mundo y a los demás, es dejar eso atrás. Mientras que Aue se queda pillado en esa trampa.